Xavier Dolan, el joven prodigio quebequés | Cine O'culto

Xavier Dolan, el joven prodigio quebequés

- Por

El día de hoy, Xavier Dolan, el joven prodigio del cine qebequés, cumple 29 años; y si una palabra pudiera definirlo sería: pasión. Desde que se inició en la actuación haciendo pequeños comerciales para una cadena farmacéutica en su natal Quebec, Canadá, hasta la creación de su más reciente largometraje, Its just the end of the world (2016), su carrera ha estado llena precisamente de eso, de pasión.

Iniciado en la actuación desde los cuatro años, fue gracias a su tía, una asistente de mánager en la televisión, la que alertó a su madre de que el precoz jovencito Dolan, que todo el tiempo interpretaba papeles en sus juegos infantiles con sus primos y hermanos, tenía que audicionar para un drama televisivo.

El encanto natural del niño le valió una aparición en 21 comerciales de una franquicia farmacéutica en Quebec. Dolan se convirtió en una estrella local. En entrevistas ha relatado cómo lo reconocían en la calle: “las señoras me apretaban los cachetes y me decían lindo… no puedo decir que lo odiara”.

A pesar de ello, Dolan tenía un miedo paralizante a actuar en público, y por eso durante el resto de su educación no se unió a compañías teatrales escolares, ni se afilió a ningún trabajo que le obligara a actuar en vivo, frente a una audiencia. Este terror, sin embargo, le abrió otra puerta, la del actor de voz.

Y así fue como consumó otra de sus facetas: en los países francófonos, Dolan es conocido por ser la voz de Ron Weasley, en las series fílmicas de Harry Potter; también ha doblado a Taylor Lautner para las series Crepúsculo, y a Aaron Taylor-Johnson, Eddie Redmayne, Dylan O’Brien y Nicholas Hoult.

Para mí es una pasión actuar es una pasión. De hecho, cuando miro hacia adelante, pienso que empecé como actor, y terminaré como uno; no haré películas toda mi vida, es simplemente demasiado”, ha confesado ante reporteros.

Desempeñándose como actor de doblaje, se embarcó en la creación de filmes. En agosto de 2008 sacó del banco todo el dinero que tenía ahorrado, unos 150,000 dólares, a los que añadió otros 25,000 gracias a donaciones de amigos y conocidos. Todo lo invirtió en su primera película I Killed My Mother (2009), que ganó tres premios en el certamen Director’s Fortnight, del Festival Internacional de Cine de Cannes, en 2009, por encima de Denis Villeneuve y su Polytechnique.

Además de escribir sus películas, y filmarlas, las protagonizaba. Esta película es además, en parte, autobiográfica. Gracias a esta importante pulsión de su trabajo, ha sido de pronto catalogado por la crítica como «narcisista». Por esta razón ha dejado de aparecer en sus filmes. Conozcámoslo más a fondo con en esta lista de sus películas.

 I Killed My Mother (2009)

Recibió una ovación de ocho minutos en el Festival Internacional de Cine de Cannes en su programa Directors Fortnight, además de tres premios en este certamen. Se trata de un drama autobiográfico en el que Hubert, un joven homosexual, lucha entre el odio que le tiene a su madre y el amor hacia su novio François. Hubert está interpretado por el propio Dolan.

Este sería el inicio de una precoz y muy afortunada carrera como director. En su momento, el Hollywood Reporter describió su debut como una “una comedia adolescente audaz y portentosa, cargada de talento”.

Heartbeats (Les amours imaginaires, 2010)

Con una premisa clara: dos amigos que se enamoran del mismo hombre, Dolan urde una historia que revela con igual claridad las emociones que entretejen la amistad y el amor. Como su predecesora, la película parte de un principio autobiográfico que es la condición homosexual del propio Dolan.

Una vez más, él interpreta el papel de Francis, un muchacho gay que se enamora de Nicolas en una fiesta, al igual que Marie (interpretados por Monia Chokri y Niels Schneider, respectivamente). Tanto Francis como Marie, caerán en una rivalidad importante al tratar de conquistar el amor de Nicolas, aunque con pobres resultados ambos. Ganó el premio del jurado del Festival Internacional de Cine de Sydney.

Laurence Anyways (2012)

Con la sólida base de las películas anteriores, el espectro visual y narrativo de Dolan se ve muy enriquecido para su tercer largometraje, que narra el amor entre una mujer de nombre Frédérique, y un hombre llamado Laurence, que después se transforma en mujer.

El estilo de este filme ha sido comparado con el de Stanley Kubrick. Debutó en el Festival Internacional de Cine de Toronto 2012, donde ganó el premio a Mejor Película Canadiense. Tuvo múltiples nominaciones y una aclamada recepción ante la crítica.

Tom at the Farm (2013)

Sería la última película protagonizada por Dolan. Sus constantes recursos autobiográficos le habían valido ante la crítica el mote de narcisista. La relación entre Dolan y los periodistas de cine desde entonces ha sido por decir lo menos, ríspida. Aunque este filme fue una vez más elogiado por los expertos. Incluso ganó el Premio FIPRESCI en el Festival de Venecia, y fue nominada a ocho premios de la industria canadiense.

Un joven homosexual de nombre Tom enfrenta la muerte de su novio de 25 años, Guillaume. Con el afán de leer una carta en su funeral, viaja hasta la granja familiar Guillaume en donde quedará profundamente anclado a su familia, sus recuerdos, y sus terrores. «Un thriller psicosexual hitchoquiano demasiado bueno para ignorar».

Mommy (2014)

Este film tiene la peculiaridad de estar filmado en 1:1 de proporción de aspecto. Peter Bradshaw, para The Guardian, describió su este detalle como: «completamente asfixiante, como grabar una película con la cámara frontal del teléfono, al estilo de una selfie».

Incluso Xavier Dolan entró en una controversia recientemente con Netflix UK, por haberla modificado en su aspect ratio para la transmisión en su plataforma. Dolan, a través de redes sociales, publicó una feroz carta abierta contra Netflix, en donde alegaba que se estaban traspasando sus decisiones narrativas, y que ni Netflix ni nadie podía hacer eso.

«Ustedes no dirigieron esta película, no produjeron esta película. Así que no pueden tomarse ninguna libertad con ella. Hasta que otra cosa no les sea instruida, ustedes se mantienen como una plataforma que hemos contratado estrictamente por sus capacidades de transmisión. Pueden cortar y torcer sus propias producciones, pero no toquen mi trabajo. La gente es más lista de lo que piensan. Xavier Dolan», afirmó contundente el cineasta.

Mommy debutó en el Festival de Cannes, donde ganó el premio del jurado; se convirtió también en una de las más taquilleras en toda la filmografía del canadiense, y en un éxito de la crítica. Narra la problemática relación de Diane con su hijo Steve, en una hipotética Canadá que ha aprobado una ley que permite a los padres de jóvenes problemáticos, instalarlos en instituciones médicas o psiquiátricas.

It’s Only the End of the World (2016)

Quizá la pieza de mayor altura en todo el trabajo fílmico de Dolan; además, aquella con la paleta de actores más completa: Vincent Cassel, Marion Cotillard, y Léa Seydoux, que no necesitan presentación, y Gaspard Ulliel, a quien recordamos por su interpretación de Hannibal Lecter, en Origin of evil (2007).

Narra la historia de Louis, un hombre de 34 años, homosexual, que después de 12 años de ausencia, regresa a su seno familiar sólo para intentar comunicarle que está muriendo. Debutó en el Festival de Cannes 2016, en donde ganó el premio Grand Prix, que convirtió a Dolan en el segundo director canadiense en lograrlo.

Los críticos la han calificado como un alucinante, alucinógeno, viaje a través de la locura, la muerte y la disfunción familiar. “De todos los personajes de esta película, con el que más me identifico es con Antoine. Si yo no pudiera hacer filmes, sería un hombre profundamente enojado, como Antonie”, ha dicho Dolan al respecto.

The Death and Life of John F. Donovan (2018)

Será la primera incursión de Dolan en el cine de habla inglesa. Narrará la historia de Rupert Turner, un joven que cuando tenía once años mantuvo una correspondencia secreta con John F. Donovan, una estrella de la televisión. La naturaleza de esas cartas fue revelada a los medios de comunicación en su momento por un periodista de espectáculos, Moira. La tormenta que se dasata después, acaba con la carrera y con la vida de Donovan. El impacto de cartas, en ambas vidas, es rememorado por Rupert en la película.

La espectativa es que se estrene este mismo año; y tendrá las actuaciones de Natalie Portman, Susan Sarandon y Kit Harnington.