“Red Christmas” llega a Netflix, la Navidad es más divertida con sangre

“Red Christmas” llega a Netflix, la Navidad es más divertida con sangre

- Por

La cinta australiana de terror navideña Red Christmas, del director Craig Anderson, llegará a la plataforma de Netflix está Navidad, la época perfecta para disfrutar de un poco de sangre, torturas, regalos y galletas horneadas.

En Red Christmas podemos ver la travesía de una madre que, como cada año, gusta de reunir a su familia en Nochevieja para pasar juntos la Navidad, sin embargo, en esta ocasión recibirán la visita de un extraño, quien además de sufrir severas deformidades en su cuerpo tiene un oscuro secreto que revelar a la familia…un secreto con muchas risas, sangre y torturas de por medio.

Esta película de terror independiente del año 2016 fue presentada como función de clausura en la edición de este año del festival Feratum, donde los asistentes pudieron disfrutar de una cinta que hace recordar (y homenajea de gran forma) a los viejos filmes slashers de los años 80. Asimismo, la obra del director Anderson cuenta con la ventaja de tener como protagonista a Dee Wallace, un ícono del cine de género a quien se recuerda por sus participaciones en E.T., el extraterrestre (1982) de Steven Spielberg y Aullidos (1982), de Joe Dante.

Red Christmas. Fuente: Artsploitation films

Red Christmas. Fuente: Artsploitation films

Pero, ¿de qué trata Red Christmas? ¿Vale la pena mirarla? Comencemos por decir que la historia que presenta esta película es por demás interesante, pues no sólo muestra la terrible y sangrienta noche de Navidad a la que deberán sobrevivir los miembros de una “familia modelo” cuando un hombre trastornado llegue a la puerta de su hogar; sino que aborda de una manera muy peculiar el siempre controversial tema del aborto en la sociedad y, además, los casos con niños que padecen síndrome de Down.

Sin embargo, a diferencia de otras obras más grotescas y explícitas como la ya clásica À l’intérieur (2007) que aborda este tema desde la premisa de querer extirpar a un bebé desde el vientre de su madre, Red Christmas retoma la controversia del aborto con una mezcla casi perfecta entre el uso del gore y la comedia; pues luego de que el intruso llegue a la casa de Diana (Dee Wallace) y dé inicio a una Navidad llena de sangre y dolor, el final de la película hará preguntarse al espectador quién es el verdadero “monstruo” en la familia.

Red Christmas. Fuente: TTF13

Red Christmas. Fuente: TTF13

No obstante y a pesar de que Red Christmas cuenta con una trama interesante, la manera en que el director Anderson lleva la historia de la película la convierten en un producto bastante divertido pero además digno de un slasher de los años 80 ¿Por qué? Fácil, pues aparte de que se agradece el hecho de que no se haga uso de CGI para las escenas explícitas, el elemento gore y la sangre no es desmedido, sino al contrario, tiene las proporciones correctas para que los fans de este tipo de películas se deleiten visualmente, pero no sólo eso, pues la manera tan ingeniosa en que se da cada una de las muertes que se presentan en la película ocurren en situaciones que le otorgan al filme cierto grado de comedia.

Sin embargo, cabe mencionar que es una comedia ligera pero no absurda, pues a fin de cuentas el final de la cinta –aunque exagerado- es por demás serio y abre la premisa a la discusión sobre este tipo de situaciones tan controversiales sobre si la mujer es libre para decidir si abortar o no.