Matthew McConaughey vuelve al drama en "White Boy Rick" | Cine O'culto

Matthew McConaughey vuelve al drama en «White Boy Rick»

- Por

Rick Wershe Jr. no era un chico cualquiera. Siendo aún adolescente se convirtió en un informante encubierto de la FBI y después en “el estafador más joven de Estados Unidos”. En 1987 fue condenado a cadena perpetua, a la edad de 17 años, por posesión de cocaína en Detroit. White Boy Rick, del francés Yann Demange, está basada en esta historia real y marca el regreso a la gran pantalla Matthew McConaughey. El ganador del Oscar interpreta al padre soltero de Rick.

Aunque ya se estrenó en Estados Unidos, la película aún no llega a cines de España ni Latinoamérica. Las primeras impresiones no han sido demasiado alentadoras. Por ejemplo en páginas como Filmaffinity e IMDb, ostenta una modesta valoración de 5,8 y 6.5 sobre 10, respectivamente.

“Deja mucho que desear (…) Intenta sacar drama de las circunstancias sin conseguir que empaticemos con los personajes», refirió la revista especializada IndieWire y la crítica de Variety no fue nada mejor: «Parece una película de TV, sólo que con un mejor reparto y una buena banda sonora (…) Nunca deja claro cuáles son sus intenciones, lo que impide que la película tenga algún tipo de suspense».

MacConaughey y Merritt personifican padre e hijo en una relación compleja Crédito: Daily Trojan

El elenco de este thriller criminal incluye además, al debutante (y aplaudido) Richie Merritt, que encarna a Rick; la inglesa Bel Poweley; Jennifer Jason Leigh y Brian Tyree Henry. Sobre MacConaughey, además de su mostacho ochentero y su peculiar acento, hay que decir que tiene tras sus hombros la interpretación de un padre que se encuentra entre la culpa y el dolor de ver a su hijo caminar hacia el vacío. Es él quien lo condujo hacia aquel mundo oscuro en el que se desempeñaba como traficante de armas, pero también quien se preocupó por él cuando ya quedó tras las rejas sin nada más.

El mensaje que está detrás de toda la producción, sin embargo, trasciende al film y es aleccionar cómo las estructuras policiales y judiciales de Estados Unidos pueden ser un remedio demasiado crudo para la enfermedad criminal. Demange no duda al demostrar cómo el final trágico y la vida perdida de un joven, pudo ser arrastrada por la decisión del FBI de abandonar a un adolescente a la suerte de un juez despiadado.

Curioso es, además, que la película se estrene justo en el momento en el que se discute la posibilidad de que el verdadero Rick Wershe salga libre. El ahora hombre de 49 años, deberá primero pasar por las decisiones de la justicia del estado de Florida. En los últimos dos años han aparecido una serie de documentales -uno de ellos dirigido por el cineasta Shawn Rech que debutó con White Boy en el Festival de Cine de Freep de 2017- logrando que saliera a relucir la complicada cadena de cargos y la compleja dinámica familiar que condujo a Rick a ser un presidiario.