“3 from Hell”, violencia extrema e injustificada al estilo Rob Zombie

“3 from Hell”, violencia extrema e injustificada al estilo Rob Zombie

- Por

Aunque las cintas del músico y cineasta Rob Zombie no son del agrado de muchos, no se puede negar que House of 1000 Corpses y The Devil’s Rejects son sus dos más grandes obras, pues mientras la primera nos introdujo a un mundo insano y retorcido de locura, la segunda nos entregó un moderno y brutal slasher. Ahora, casi 15 años después por fin llega la tercera parte de la saga: 3 from Hell, una cinta que al igual que la filmografía de su director cuenta con grandes altibajos.

Luego de que los renegados del diablo conocidos como Spaulding (Sid Haig), Otis (Bill Moseley) y Baby (Sheri Moon Zombie) sobrevivieran al brutal tiroteo que los acribilló años atrás, sólo esperan a ser liberados de sus celdas para desatar una vez más el infierno sobre la tierra, aunque fuera de su prisión los esperan tanto sádicos aliados como brutales enemigos que sólo desean ver rodar sus cabezas.

3 from Hell. Fuente: Louder Sound

En 3 from Hell, Zombi nos entrega una violentísima pero también insípida conclusión para una trilogía que ya contaba con un final épico visto en The Devil’s Rejects, por lo cual era difícil superar las expectativas. Aunque por otro lado, gracias a sus altas dosis de sangre y sadismo, pero sobre todo por sus tres protagonistas, entrega un producto que si bien no supera a sus dos antecesoras, al menos lo hace entretenido.

El inicio de la cinta es impactante, pues además de mostrarnos con nostalgia nuevamente a los tres psicópatas en pantalla (mención especial a la memoria de Sid Haig), también lo hace mediante una cruda y certera crítica social, ya que demuestra la manera en que muchas veces se enaltece y se romantiza a los asesinos seriales, en quienes encontramos una increíble fascinación a pesar de ser seres ruines y despiadados. En pocas palabras, son los monstruos que convertimos en héroes.

3 from Hell. Fuente: Otros Cines Europa

Tras estos momentos la película entra en un terreno lleno de desniveles, pues mientras por una parte vemos a los protagonistas y a otros nuevos personajes en secuencias extremadamente violentas y haciendo uso de un lenguaje soez y sucio, por la otra, esas mismas escenas llegan a tornarse chocantes porque terminan por ser un mero pretexto para demostrar el sadismo y la falta de humanidad de la que es capaz el trío psicópata.

Esto provoca que por momentos 3 from Hell llegue a sentirse bastante floja, incluso un poco aburrida, sobre todo porque a diferencia de The Devil´s Rejects, ya no se aporta nada nuevo a la personalidad y la historia individual de los protagonistas. Tan así, podría decirse que el lazo de psicopatía y sangre que unía a algunos de ellos ya no está tan presente, pues aunque continúan siendo los mismos locos, su locura compartida ya no se percibe tan potente.

3 from Hell. Fuente: DU HD

Por fortuna también cuenta con pequeños guiños a sus antecesoras e incluso con algunas conexiones que la unen directamente con éstas, ya sea mediante la aparición de nuevos villanos que le dan un nuevo y coherente rumbo a la secuela, o a través de ciertas referencias a las mismas.

Y aunque el final del metraje no es ni la mitad de emocionante como lo fue la masacre con “Free Bird” de fondo en The Devil’s Rejects, al menos 3 from Hell cuenta con un desenlace lleno de acción, peleas, balazos, machetes, sangre y sesos explotando, que sirven más como un pretexto para mostrar grandes dosis de violencia que para crear una buena historia… pero que aún así entretendrá a los paladares más ávidos de locura.