"Bombshell", un llamado a no guardar silencio | Cine O'culto

«Bombshell», un llamado a no guardar silencio

- Por

La película está basada en una historia verídica sobre acoso sexual en Fox News.

En 2016, Roger Ailes, fundador y presidente de la cadena televisiva estadounidense, fue señalado como acosador por un grupo de mujeres que trabajaban con él.

Una vez que se ventilaron las bochornosas acciones del ejecutivo, comenzó una investigación en su contra, sin embargo, falleció de una caída que se complicó por hemofilia unos días antes de que se le enjuiciara. Si bien sus delitos quedaron impunes, las porquerías del acosador son reconstruidas en Bombshell (El escándalo, en algunos países de habla hispana).

¿Qué ocurrió?

La presentadora de noticias Gretchen Carlson, interpretada por Nicole Kidman, presentó una demanda por acoso sexual contra Ailes (John Lithgow). Tanto él como la compañía negaron las acusaciones, pero poco después, Megyn Kelly, otra estrella de la cadena televisiva encarnada por Charlize Theron, junto con 20 mujeres más –representadas en Kayla Pospisil, personaje ficticio interpretado por Margot Robbie–, también acusaron públicamente al ejecutivo por mala conducta sexual.

La película tiene dos grandes méritos: la caracterización de los protagonistas y la narrativa ágil, que si bien está construida como drama, no contiene secuencias que cometan el error de revictimizar a las denunciantes. No obstante, el personaje ficticio de Margot Robbie representa la faceta de ingenuidad y fragilidad que lleva a las malas decisiones en pos de conseguir una “buena oportunidad” de trabajo.

Las actuaciones son notables, pero nada extraordinario. En tanto, la intriga de los acontecimientos que giran alrededor del exejecutivo de Fox lo muestran como un personaje repulsivo, con cierto toque bufonesco. Esto se logró gracias a que el director Jay Roach ostenta una prolífica carrera en películas de humor pastelero y de comedia negra: Meet The parents (2000), Meet The Fuckers (2004) y Little Fuckers (2010), así como Brüno (2009), protagonizada por el siempre polémico Sacha Baron Cohen, son algunas cintas en las que el cineasta estuvo al frente de la cámara.

El guion fue escrito por Charles Randolph, quien se llevó 17 premios (incluyendo el Óscar y el BAFTA) por su trabajo en La gran apuesta (2015), adaptación del libro homónimo sobre la crisis financiera global de 2008.

Es decir, ambos realizadores tienen experiencia en el buen manejo de temas polémicos y de interés para la opinión pública, y lo demuestran también en Bombshell al exhibir el lado más vil de la televisora, como brazo derecho de la ultraderecha conservadora estadounidense que ya no tiene cabida en el mundo.

La película tuvo un estreno limitado en Estados Unidos el 13 de diciembre de 2019 y llegó a salas mexicanas el pasado 31 de enero.

Ha tenido un buen recibimiento por parte de la crítica, y estuvo nominada a 50 premios, incluyendo mejor actriz (Charlize Teron) y mejor actriz de reparto (Margot Robbie) en los Óscar, donde ganó la estatuilla de mejor maquillaje. Asimismo, se llevó el BAFTA y el premio del Círculo de Críticos Independientes de Chicago en esa misma categoría.

Parteaguas

Esta película llega cuando se han dado a conocer las reprobables prácticas de quienes dominan los medios de comunicación y el mundo del espectáculo en Estados Unidos, quienes protegidos detrás de su poder –sobre todo económico–, han abusado mujeres.

Además, se exhibe en pantalla grande a poco años de que se lanzara en Estados Unidos la iniciativa #Metoo, un espacio en redes sociales dedicado a denunciar el acoso sexual.

En conclusión, El escándalo es una prueba fehaciente de que no hay magnate o funcionario acosador que logre salir impune. Además, retrata uno de los precedentes que incentivan a más mujeres a denunciar cualquier comportamiento inadecuado. Sea quien sea.