Empieza el Festival de Cannes 2019, un duelo masculino | Cine O'culto

Empieza el Festival de Cannes 2019, un duelo masculino

- Por

Uno de los más prestigiosos eventos del cine mundial, Festival de Cannes 2019, empieza este 14 de mayo. A la primera convocatoria de 19 películas se le unieron dos más: Once upon a time in Hollywood de Quentin Tarantino –que llega 25 años después de llevarse la Palma de Oro por Pulp Fiction– y Mektoub, My Love: Intermezzo del franco-tunecino Abdellatif Kechiche, conocido por La vida de Adele (2013). Esto ha generado importantes expectativas para el público cinéfilo, ya que ellos engrosan la lista de grandes referentes que aspiran a la palma dorada este año.

Tarantino y Kechiche, ambos con palmas en su haber, se enfrentan en la Competencia Oficial con otros asiduos al certamen: Pedro Almodovar (Dolor y Gloria) , Terrence Malick (A Hidden Life), Ken Loach (Sorry, we missed you) y los hermanos Jean-Pierre y Luc Dardenne (Le jeune Ahmed ). El mexicano Alejandro González Iñárritu presidirá un jurado que no la tendrá fácil.

Pedro Almodóvar y Quentin Tarantino en los Oscar de 2010 (EFE)

Sin embargo, tras bambalinas aún se discute esta selección marcada por trascendentes nombres masculinos. Maty Diop, por ejemplo, es la primera mujer afrodescendiente que dirige una película de la selección oficial del certamen y llega con su ópera prima Atlantique. Ella y tres más logran la cifra récord (sí, récord) de participación femenina en la competencia oficial: 4 directoras de 21 candidatos.

No es nada nuevo en Cannes. De hecho, la crítica que hacen algunos es que siguen anclados en el pasado. «En 71 años, solo una mujer, Jane Campion, ha ganado la Palme d’Or y solo 82 mujeres han sido nominadas, en comparación a los 1,645 hombres.», señala la revista Vogue España en un crítico artículo sobre el certamen.

¿Inclusivo?

Cuando se hizo público el afiche oficial del festival, con hermosos tonos naranjas y una foto antigua de la usual visitante y ganadora de una Palma de Oro honoraria en 2015, Agnes Varda, los elogios se hicieron presentes. Parecía como si de repente, tal y como lo han venido haciendo otros certámenes, la fiesta francesa iba a hacer esfuerzos por la inclusión.

Hay que recordar la protesta pública que la misma Varda y la presidenta del jurado del Festival de Cannes 2018, Cate Blanchett, encabezaron el año pasado. 82 mujeres – representando a las directoras que habían sido nominadas hasta el momento- posaron en contra de la desigualdad de género en las escaleras del Palais durante la alfombra roja.

82 mujeres en Cannes Foto: La Razón de México

Posteriormente Blanchett se pronunció en un discurso en el que exigía una industria menos excluyente y más justa para con las mujeres. Este año, 13 de los 47 filmes en la selección oficial son dirigidos por ellas.

La polémica sexista no cierra allí: la decisión de dar al ícono francés, Alain Delon, una Palma de Oro honoraria también ha causado revuelo. El intérprete ya ha sido criticado por su simpatía con el partido de extrema derecha galo, por sus penosas declaraciones sobre los homosexuales y por haber admitido que ha abofeteado a mujeres en el pasado. El festival se blindó antes las críticas diciendo que no premiaba valores o ideologías, sino una carrera brillante. 

Otros llamativos personajes

Al margen de tantísimas figuras que asistirán para conversar sobre sus filmes, este año la alfombra roja de Cannes espera a tres no tan asiduos visitantes: el cantante Elton John, el futbolista Diego Armando Maradona y el actor Sylvester Stallone. El primero llega para la presentación, fuera de concurso, de su biopic Rocketman, dirigido por Dexter Fletcher e interpretado por Taron Egerton. El exdeportista, por su parte, va a compartir el documental biográfico Diego Maradona, del especialista Asif Kapadia y Stallone, finalmente, mostrará imágenes de la nueva Rambo V.

Sir Elton John Foto: Matt Crossick/PA

El Festival de Cannes 2019 concluye el 25 de mayo y vuelve a ser noticia la exclusión de las propuestas de Netflix. Al más tradicional de los certámenes no parece importarle quedarse en el pasado.