“Night of the Creeps”, una divertida comedia de terror y ciencia ficción

“Night of the Creeps”, una divertida comedia de terror y ciencia ficción

- Por

Hablar de Night of the Creeps (El terror llama a su puerta, 1986) es hablar, con toda seguridad, de una de las mejores comedias del cine de terror, pues con una disparatada historia, un toque humorístico y sarcástico, aunado a buenas dosis de gore y ciencia ficción, se ha convertido en una obra de culto entre los amantes del género.

Un par de adolescentes debe unirse a un trastornado policía para salvar a su pueblo de una invasión de terribles y asquerosas criaturas, las cuales, se depositan en la cabeza de sus víctimas transformándolas en zombies. Sin embargo, para triunfar también deberán hacer frente a sus propios demonios del pasado y del presente.

Night of the Creeps. Fuente: Horror Freak News

Fred Dekker dirige esta comedia donde el ícono del género, Tom Atkins, interpreta al irreverente policía Ray, quien junto con Chirs y J.C. (Jason Lively y Steve Marshall, respectivamente) aportan a la película los elementos necesarios de miedo y risas, ya que mientras el primero es un hombre malhumorado y sarcástico, los dos últimos son un par de adolescentes que sólo buscan divertirse y conseguir alguna aventura amorosa, todo sin olvidar la amistad entre ambos.

Gracias a estos tres sujetos Night of the Creeps resulta totalmente divertida, pues aunque la primera mitad de la película pareciera ser una historia donde sólo se verán los infortunios de dos amigos (que obviamente son los típicos inadaptados y “nerds” de la escuela), la segunda parte se convierte en una total locura donde el terror, la risas y la ciencia ficción brotan por cada poro de esta cinta.

Night of the Creeps. Fuente: Bloody Disgusting

Así, la película comienza explicándonos que las horribles criaturas (parecidas a enormes y negras babosas) se tratan de extraterrestres que no tienen ningún propósito más que el sobrevivir y reproducirse, encontrando en la tierra y los humanos el ambiente idóneo. Y por supuesto, el lugar elegido para comenzar con la invasión no es otro sino el pueblo donde los pubertos Chris y J.C., junto el oficial Ray, habitan.

Sin embargo el terror no llega desde el inicio en esta comedia, sino que como dijimos, la primera mitad se enfoca en demostrarnos que Chris y J.C.  son dos chicos que harían lo que sea uno por el otro gracias a su amistad, hasta pasar las peores vergüenzas con tal de ayudarse a conseguir una novia.

Night of the Creeps. Fuente: Bloody Disgusting

Ahora, curiosamente es una de estas “verguenzas” la que desata todo el miedo y destrucción en el pueblo, pues sin quererlo el par de amigos dejan libres a las babosas extraterrestres. Aquí es cuando entra en acción el oficial Ray, a quien es imposible no amarlo no sólo por su valentía, sino por ser un hombre cuyo mal humor lo orilla a ser sarcástico, pedante y rudo; características que lejos de volverlo odioso lo hacen entrañable.

Además, conforme avanza la trama de esta comedia de terror se exponen las razones por las cuales Ray es un hombre inestable y enojado con la vida, lo que resulta más increíble al saber que todo está relacionado con dichas criaturas extraterrestres. Por ello no es raro ver el ímpetu, la decisión y el coraje con la cual este personaje actúa frente a los monstruos y las personas infectados por ellos.

Night of the Creeps. Fuente: Comic Book

Todo esto, es decir, el enojo y sarcasmo de Ray, junto con la mala suerte de los dos adolescentes, culminan en una épica batalla contra una horda de zombies y babosas extraterrestres; pelea que resulta todavía más memorable tomando en cuenta los increíbles efectos especiales al más puro estilo de los años 80.

Es por ello que Night of the Creeps ha pasado a ser una de las películas clásicas del género al ser una obra con una historia divertida y aterradora, además de regalarnos a tres de los personajes más entrañables del cine de terror, demostrando que la comedia dentro del género puede ser tanto hilarante como aterradora.