Destrucción y muertes inesperadas: el capítulo tres de la última temporada de GOT | Cine O'culto

Destrucción y muertes inesperadas: el capítulo tres de la última temporada de GOT

- Por

Fueron 82 minutos que dieron un giro en la historia de Game of Thrones (GOT) y además, acabaron por fin la historia de los caminantes blancos y el Rey de la noche, tirando todas las especulaciones y finales alternos que inundaron las redes durante todos estos años, así fue el episodio tres de la octava y última temporada de GOT, que llevó por título: “La batalla contra los caminantes blancos”.

Sin duda alguna el suceso que marca este capítulo es la muerte del Rey de la noche a manos de Arya Stark, justo en el momento en el cual todo parece perdido y todos los personajes importantes están a punto de morir; con un movimiento certero, que engañó al villano más temido de la serie, Arya Stark, logra sellar su destino y el de todos los reinos de poniente.

Información aparte, la daga con la que Arya asesina al Rey de la noche es la misma con la que en su momento, en la primera temporada de la serie, intentan matar a Bran mientras convalecía luego de ser lanzado por Jaime Lannister desde una torre.

Como segundo suceso importante tenemos la muerte de varios de los personajes más entrañables, sin embargo, hay que decirlo, murieron menos de los que se esperaban, ya que la batalla nunca pintó bien para el bando de los vivos.

La lista de muertos inicia con Edd Tollett, uno de los mejores amigos de Snow e integrante de la Guardia de la Noche, quien muere por salvar la vida de Sam; sin duda una de las muertes más dolorosas e impactantes fue la de Lyanna Mormont, quien muere a manos de un gigante, sin antes asesinarlo incrustando una daga de vidriagón en su ojo.

Otro de los personajes que muere es Beric Dondarrion, quien cumple su destino al salvar milagrosamente a Arya, cerrando así su destino y comprobando aquello que tanto profería: “El Días de la luz tiene un destino para mí”.

Si se trata de hablar de una muerte digna, esta tendría que ser la de Theon Greyjoy, quien muere defendiendo el lugar que siempre sintió como su casa y lo hizo redimiéndose frente a Bran Stark, la muerte de Theon representa el fin de la casa Greyjoy, ya que su hermana no tendrá descendencia.

Las más dolorosa de todas las muertes sin duda fue la de Jorah Mormont, que de paso significó el fin de su casa y el sacrificio necesario para salvar a Daenerys, quien estuvo a punto de morir de no haberse encontrado ahí Jorah.

El personaje menos esperado y que tuvo un peso importante en el desarrollo de la guerra fue Melisandre, la bruja roja dota de fuego al ejército de los vivos y en el preciso momento incendia las trincheras para evitar el inmediato asedio de los muertos, al mismo tiempo, su encuentro con Arya es fundamental, ya que tras su diálogo con la menor de las Stark, esta trama su plan para acabar con el Rey de la noche. Luego de la victoria de los vivos, Melisandre se aleja de Winterfell y se deja morir.

Momentos destacables

Por su puesto que cada una de las muertes fueron los sucesos más impactantes de la tercera entrega de la última temporada de GOT, sin embargo hubieron otros momentos que serán igualmente recordados.

Comencemos con la gran pelea de dragones entre Jon Snow y el Rey de la noche, sin duda las partes del combate aéreo entre estos dos antagonistas fue deslumbrante, ya que el enfrentamiento entre ambos era esperado por todos, sin embargo, cuando ambos jinetes caen de sus dragones el rey de la noche decide levantar a más muertos y con ello la lucha contra Snow no sucede.

Dentro de estos momentos también se encuentra el ataque del ejército de los muertos a Drogon, lo que provoca que Daenerys caiga y este a punto de morir, de no ser por la llegada oportuna de Jorah, quien termina muriendo por defender a su reina.

Momento especial también sucede en las criptas, cuando Sansa y Tyrion se encuentran y se dan el tiempo de bromear: Tyrion le dice a Sansa que debieron seguir casados, a lo que la mayor de las Stark responde que fue el mejor de todos sus esposos, pero que lo suyo era imposible. Tras la entrada de los muertos a las criptas, los dos tienen otra escena, donde escondidos se miran como dispuestos a morir.

Mención especial es Samwell Tarly, el más rechoncho de los combatientes de la batalla contra los caminantes blancos será recordado por salvarse al menos tres veces de morir a manos del ejército de los muertos. El último varón de la casa Tarly vivió para contarlo, aunque debido a sus descuidos otros mueren por salvarlo.

Con la derrota del Rey de la noche ahora únicamente restan tres capítulos más para el final de GOT, por lo que el próximo domingo sabremos qué deciden hacer los sobrevivientes luego de la milagrosa victoria contra el ejército de los muertos.


Etiquetas: