11 cosas que no sabías sobre la Naranja Mecánica | Cine O'culto

11 cosas que no sabías sobre la Naranja Mecánica

- Por

Los casi 50 años que nos separan del estreno de la icónica Naranja Mecánica de Stanley Kubrick, todavía no son suficientes para explicar cómo una obra que narra la historia de un carismático psicópata apasionado a Beethoven, la ultraviolencia, el sexo y su pandilla: los Drugos, ha tenido tanto éxito a nivel mundial y sobre todo ha marcado a todo aquel que se considere un buen amante del cine.

Con la aparición del guion que da continuidad a la película de Kubrick y escrita por el novelista británico Anthony Burguess, es un buen momento para repasar aquellos datos menos conocidos respecto a la película y a quienes estuvieron implicados en su realización.

La malinterpretación

Hay que decirlo con todas sus letras: al escritor y creador de la Naranja Mecánica nunca le gustó la interpretación que hizo Kubrick de su obra. Anthony Burguess llegó a decir abiertamente que no debió escribir el libro a causa de la malinterpretación del cineasta, algo que revela.

Las diferencias

La obra en que se basó Kubrick fue la editada en Estados Unidos, por lo que el último capítulo, en el que el protagonista se arrepiente de su vida de violencia, fue suprimido. Sin saber de la existencia de este final, Kubrick adaptó el guion de esta última edición. Fue hasta después de un tiempo que se enteraría de esto, no obstante, nunca pensó añadirlo a la película.

El novelista británico Anthony Burguess.

Cuestión de Slang

El título original nunca se menciona en la película, por el contrario, en el libro, el autor lo menciona en dos ocasiones. Burguess comentó que éste provenía de una expresión cockney (slang del sur de Londres) “as queer as a clockwork orange”, que significa “tan raro como una naranja mecánica”.

Buenas ganancias

El trabajo de Kubrick para realizar la película tuvo un costo de dos millones de dólares; el lanzamiento de la película recaudó más de 40. El 40 por ciento de las ganancias fueron para el director, así lo aseguró en un acuerdo con Warner: él tendría el control total sobre sus filmes.

Fue porno

Al estrenarse en Estados Unidos, en 1971, La Naranja Mecánica fue calificada como película X. Después de esto el director cortó 30 segundos y en 1973 fue reestrenada con una calificación R. El filme de Kubrick pronto estuvo nominado al Oscar como mejor película.

Prohibida en Inglaterra

En 1972 tuvo su polémico estreno en Inglaterra. El contenido violento tuvo consecuencias en los espectadores y algunos delincuentes cometieron delitos y asesinatos recreando escenas de la película; incluso, algunos vestían como los personajes. Al director esto no le pareció y presionó a Warner Bros para que cancelara la exhibición de la cinta en el Reino Unido, y aseguró que sólo se reestrenaría después de su muerte (1999). Así fue que en 2000 La Naranja Mecánica volvió a Inglaterra, y ese mismo año fue lanzada en video y DVD.

La verdadera violencia

La historia está basada en un suceso de la vida real sufrido por Burguess, en 1944, su esposa, quien estaba embarazada, fue violada por cuatro soldados americanos. Debido a la paliza la mujer perdió al bebé. Esta tragedia en la vida de Burguess lo inspiró para escribir su obra maestra, y más en específico a recrear la escena de la violación de una mujer a manos de una pandilla.

La impactante escena.

Demasiado para las actrices

Una de las escenas más fuertes de la cinta es cuando la pandilla enemiga viola a una chica. Al principio, ésta tuvo muchas tomas así que fue muy duro para la actriz seguir interpretando a la mujer vejada, por lo que renunció a las filmaciones; el equipo de Kubrick tuvo que conseguir a otra joven.

Repetir hasta el cansancio

De Kubrick, se sabía, siempre se caracterizó por ser un perfeccionista: la escena final de La Naranja Mecánica en la que los periodistas visitan a Alex en el hospital, fue grabada 74 veces. Kubrick diría en alguna ocasión: “Planeo las escena todas las veces posibles, todas las horas del día, todos los días de la semana y hago tantas tomas como sean necesarias”.

Perdió la vista

Durante la inolvidable escena en la que Alex es sometido a ver películas violentas con los ojos abiertos sostenidos por ganchos, su córnea sufrió una lesión y perdió la visión durante algún tiempo.

Esto le costó la vista.

No fue la mejor

En 1971 la Naranja Mecánica obtuvo siete nominaciones a los premios BAFTA, tres a los Golden Globes y cuatro a los Premios de la Academia. Sin embargo, el Oscar para mejor película en ese año fue para The French Connection.