“1994”, testimonios sobre el año que lo cambió todo | Cine O'culto

“1994”, testimonios sobre el año que lo cambió todo

- Por

Luis Donaldo Colosio Murrieta fue un político que se mantuvo con un discurso de “ya basta” a la pobreza, marginación, descontento y otros problemas sociales en México que eran causados por la corrupción del partido hegemónico de aquel entonces (PRI).

“1994” es un documental en formato de miniserie que refleja la tensión de la brutal crisis que se vivía en aquellos días, centrándose en uno de los acontecimientos más escandalosos en México: el asesinato de Colosio, abatido a balazos un 23 de marzo de 1994 durante un evento de campaña en Lomas Taurinas, Tijuana.

El documental, con tan sólo cinco capítulos de menos de una hora de duración, que se estrenó el pasado viernes 17 de mayo en Netflix, sintetiza de forma cronológica todo lo ocurrido en torno al asesinato del ex candidato a la presidencia.

En ese sentido, vale la pena comentar sobre los dos entrevistados que construyen el eje conductor del documental: Carlos Salinas de Gortari (ex presidente de México durante el periodo 1988 – 1994) y el subcomandante Galeano (antes Marcos, vocero del Ejército Zapatista de Liberación Nacional).

Resulta hilarante ver a Salinas en su atuendo como de líder supremo de algún culto secreto, ideal para dar identidad a su gran astucia. Como siempre se muestra sereno, listo a responder cualquier pregunta incómoda o comprometedora. Además, el ex presidente se da la oportunidad de compartir cómo ocurrieron algunos acontecimientos de los que se sabía poco o nada, en un contexto en el que ha sido señalado por la vox populi como el principal orquestador del asesinato de Colosio. Casi como un «secreto a voces».

El subcomandante Galeano aparece con unos cuantos kilos extras y algunas “patas de gallo” (por mencionar las únicas señas visibles e inequívocas de un envejecimiento poco favorecedor), contando sus historias de forma golpeada, metido en su papel de descontento con el sistema, el cual ha perdido credibilidad con el pasar de los años y hasta ha surgido la teoría conspiratoria de que solo es un “títere” de Salinas y el EZLN fue una invención del gobierno salinista para manipular a las masas. Una «leyenda urbana» que ha tomado fuerza ahora que la hermana de Galeano, Mercedes Guillén, es senadora del PRI.

Por otro lado, hay que reconocer al periodista y director del documental, Diego Enrique Osorno, por conseguir tan buenas entrevistas con semejantes personajes, desarrolladas con una gran calidad técnica: Música dramática para cada escena impactante, sin caer en falta de respeto o sensacionalismo, y una narrativa ágil que hace que cada episodio de la crónica atrape la atención del espectador.

1994 resulta muy útil para quien esté ávido de aprender más sobre la historia moderna de México y sea apasionado de los “tejemanejes” de la política nacional, ya que hasta antes del estreno de la miniserie, gran parte del material estaba en calidad de “clasificado”.

La incógnita de quién ordenó el asesinato de Colosio (en manos de Mario Abuerto) quizá no será resuelta en otros 25 años, pero ese no es el objetivo del documental, mucho menos lograr que el verdadero artífice del crimen sea aprendido, pero sí funciona para generar un criterio propio sustentado en valiosa información, y más cuando las impactantes imágenes son mostradas en voz de quienes protagonizaron los acontecimientos en torno al magnicidio. Sin duda, un “must see” para conocer los porqués del México moderno.