La eterna lucha por el Trono de Hierro: el episodio 4 de la última temporada de GOT | Cine O'culto

La eterna lucha por el Trono de Hierro: el episodio 4 de la última temporada de GOT

- Por

Tras la muerte del Rey de la noche a manos de Arya Stark parecía difícil volver a tener un conflicto importante en la última temporada de Game of Thrones, sin embargo, los guionistas nos recordaron que el conflicto central del épico drama de HBO es el Trono de Hierro.

El cuarto capítulo de nombre “Last of the Stark”, inicia con la ineludible despedida e incineración de los caídos en la defensa de Winterfell, sin duda un momento emotivo y nostálgico, ya que vemos a los personajes centrales encender las piras funerarias y despedir por última vez a sus amigos.

Tras la incineración es tiempo para la fiesta y celebración, la cual cobra importancia cuando Daenerys nombra Lord de Bastión de Tormentas a Gendry reconociéndolo como legítimo Baratheon. La fiesta también sirve para demostrarle a Daenerys la importancia de Jon para la gente del Norte, digamos que por un momento se da cuenta que el verdadero origen de Jon es un problema para su reclamo al trono.

La fiesta también cobra importancia porque tras unas buenas copas de vino, Jaime Lannister decide ir tras Brienne y lo que tantas temporadas habían deseado los fans se cumple: los dos personajes se van a la cama y tienen sexo. La frase que enmarca este encuentro es la del mayor de los Lannister, quien dice: “Nunca me he acostado con un caballero”.

Tras este primer momento distendido, el verdadero conflicto nos es presentado, Daenerys se siente amenazada por la verdadera identidad de Jon, y se lo hace saber, le indica que la única forma que estén bien es que él guarde el secreto, a lo que Jon se niega, ya que como buen norteño debe contárselo a su familia, sin embargo, promete guardar el secreto, lo que tampoco sucederá después de todo.

Tras la noche de celebración la guerra vuelve a la vida de los sobrevivientes, quienes planean el ataque a Kings Landing, en este momento es cuando la discordia entre Sansa y Daenerys vuelve a aparecer debido a que la mayor de las Stark desea que los hombres descansen antes de volver a la guerra, a lo que la Reina de dragones se niega, es ahí cuando Jon termina la discusión diciendo que los norteños mantendrán su promesa y harán lo que pida la reina.

luego de esto esto Arya, Sansa y Bran deciden hablar con Jon para manifestarle que no confían en Daenerys, es ahí cuando Jon le pide a Bran que les diga la verdad, faltando a la promesa que le había hecho a Daenerys y sentenciando la futura estabilidad de los Siete Reinos.

Después de las confesiones el destino de los personajes sigue su curso y tenemos que Arya viaja al sur junto al Perro, presumiblemente para intentar asesinar la primera a Cersei y el segundo a su hermano.

También vemos la despedida de entre Jon, Samwell Tarly y su esposa, quien está embarazada y decide que nombrará a su hijo Jon, en honor al Guardian del norte. Al mismo tiempo vemos la despedida de Jon y Dortmund, a quien Jon decide regalar a Ghost, su lobo huargo.

Es justo en esta secuencia de despedidas cuando Sansa decide revelarle a Tyrion que Jon es un Targaryen y que puede ser una mejor opción para gobernar los Siete Reinos.

Luego de esto el capítulo da un giro impresionante, ya que los planes de tomar Kings Landing y derrotar a Cersei comienzan a quedar en segundo plano, ya que Tyrion y Varys comienzan a hablar de las consecuencias que podría tener que el secreto de Jon se supiera.

Daenerys decide volver a Dragonstone y en el trayecto la flota de Euron Greyjoy asesina a Rhaegal, el segundo dragón de Daenerys, dándolo un giro vertiginoso a los planes de la Reina de Dragones, en la embestida, la flota de inmaculados se ve atacada y gracias a ello logran capturar a Missandei.

Con el giro de acontecimientos Daenerys está convencida de atacar directamente Kings Landing aunque esto signifique asesinar a miles de inocentes. Sus consejeros le advierten que es un error y esta decide ignorarlos, aumentando las dudas de Varys respecto a si Daenerys sigue siendo la indicada para gobernar.

Tomadas las decisiones, Daenerys ofrece a Cersei la paz a cambio de la rendición absoluta, la negociación se da en los muros de Kings Landing, donde Cersei muestra a Missandei capturada, en un último intento de evitar la guerra Tyron arriesga su vida para convencer a su hermana a que se rinda, pero ésta responde asesinando a Missandei, quien grita “Dracarys”, como última palabra antes de caer decapitada por La Montaña.

De esta manera concluye el cuarto episodio de la última temporada de GOT, dejando claro que mientras existan dos personas que deseen el Trono de Hierro, la guerra no terminará.


Etiquetas: