‘The great hack’, de cómo Facebook ayudó a Donald Trump | Cine O'culto

‘The great hack’, de cómo Facebook ayudó a Donald Trump

- Por

El discurso racista hacia inmigrantes por parte del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, siempre ha sido blanco de críticas, pero en los últimos días se han intensificado debido a la matanza de mexicanos en El Paso Texas, efectuada por un joven que comulga con la ideología anti inmigrante del mandatario estadounidense.

En ese sentido, toda la campaña presidencial de Trump se centró en la promesa de construir un muro fronterizo para impedir el paso de inmigrantes desde México a Estados Unidos.

El proselitismo resultó exitoso, entre otros factores, gracias a una voraz estrategia de marketing político que llevó a varios ciudadanos estadounidenses a comulgar (sin siquiera darse cuenta) con el mensaje del candidato republicano y, finalmente, votar por él. ¿Cómo? Gracias a la alianza entre Cambridge Analytica (creadora de la estrategia) y Facebook (que no opuso resistencia para salvaguardar la información privada de sus usuarios), lo cual es plasmado en el documental ‘The great hack’, estrenado durante Sundance y disponible en Netflix desde el 24 de julio.

“Nada es privado”, como fue bautizado en México, se centra en la historia de Brittany Kaiser, quien desde muy joven inició en la política trabajando con el ex presidente Obama, para luego irse al bando contrario y como empleada de Cambridge Analytica, escribir con sus propias manos el contrato de la estrategia mediática para llevar a Trump a la presidencia.

Desde un escondite en Tailandia, dentro de una gran piscina con un bello océano de fondo, la autoproclamada “informante” revela los tramposos métodos propagandísticos (incluyendo la desinformación con mentiras sobre otros candidatos) en la campaña de Trump, con lujo de detalle sobre qué hizo ella, cómo, cuándo, dónde y quiénes más participaron.

También el documental narra el caso del profesor David Carroll, quien demandó a Cambridge Analytica por apoderarse de sus datos personales vía redes sociales y utilizarlos con fines desconocidos, por lo que exige le digan qué datos de él usaron, para qué y a partir de ello tomar las acciones legales correspondientes.

Carole Cadwalladr, periodista de The Guardian, es otra de las voces que aparecen en el documental, ya que fue ella quien escribió en 2018 el polémico artículo sobre la complicidad entre Cambridge Analytica y Facebook.

Es así como se forma una crónica algo perturbadora, ya que se evidencia lo redituable que puede ser el uso de datos personales si son manejados a través de mañosas técnicas de “lavado de cerebro”, disfrazadas de marketing.

El filme es una inteligente selección de testimonios y pruebas de los sucesos que denuncia, contiene moraleja para la audiencia y es imparcial: a partir de argumentos fundamentados, no deja a Facebook y Cambridge Analytica como los únicos responsables del mal uso de datos.

Es decir, el documental no es de esos que solo retoma un controversial acontecimiento basado en habladas sin pruebas que solo dividen opiniones, al contrario, es un trabajo informativo útil para la sociedad.

Por si fuera poco, está bien musicalizado, con excelentes y muy oportunos efectos especiales que lo vuelven más atractivo y envolvente.

De este modo, la mancuerna entre Karim Amer y Jehane Noujaim suma otro éxito a su filmografía, luego de trabajar juntos en ‘The square’ (2013), un aclamado documental nominado al Óscar que trata sobre las protestas de varios revolucionarios que se levantaron en contra del régimen opresor en Egipto.

Si bien Cambridge Analytica ya no existe y Facebook perdió millones de dólares en minutos por este conflicto, ‘The great hack’ quizá tenga el poder de influir en que se acabe de una vez por todas con las nocivas “estrategias de marketing digital” para la imposición de presidentes, y al mismo tiempo, combatir el fenómeno de la desinformación.