73 años del primer Festival de Cannes: un invaluable legado cinematográfico | Cine O'culto

73 años del primer Festival de Cannes: un invaluable legado cinematográfico

- Por

Somos una generación privilegiada que goza de un gigantesco abanico de opciones en cuanto a festivales de cine en todo el mundo y de todo tipo: de cine independiente, de cine comercial, de películas de autor, de cortometrajes, de terror y varios que combinan opciones para todos los gustos.

Además, actualmente es más fácil que cualquier cinta de cualquier curaduría del país que sea, llegue a distintas regiones del mundo.

Pero situémonos a mitad del Siglo XX, antes de que estallara la Segunda Guerra Mundial, cuando la industria cinematográfica se utilizaba como “arma” para rivalidades nacionalistas, más que como un medio para divulgar el Séptimo Arte, lo cual, irónicamente, sirvió para que se inventara el concepto de Festival de Cine como lo conocemos hoy en día, ya que fue en septiembre de 1938 que se organizó el Festival de Venecia, lugar donde comenzó a favorecerse a las producciones alemanas e italianas.

Cuenta la leyenda que varios realizadores franceses hicieron berrinche en el evento porque esperaban que ‘La gran ilusión’ de Jean Renoir se llevara el máximo galardón del festival, pero no fue así, y entonces, junto con cineastas ingleses y estadounidenses decidieron que harían su propio evento de cine, en el que no se mezclara la política con el arte

Fue así como surgió un comité organizador que se dio a la tarea de armar una curaduría con varias ciudades  francesas como candidatas para sede: Aix-les-Bains, Argel, Biarritz, Lucerna, Ostende, Vichy y Cannes.

Esta última, se comprometió a aumentar su contribución financiera con respecto al de lo ofrecido por las otras ciudades y hasta construir un palacio especialmente dedicado a la realización del festival.

Para junio de 1939, nada menos que Louis Lumière aceptó presidir el evento, que tendría lugar del 1 al 20 de septiembre, y declaró que quería «alentar el desarrollo del arte cinematográfico en todas sus formas y crear un espíritu de colaboración entre los países productores de películas». 

La selección francesa incluía ‘Ángeles del infierno’ (Christian-Jaque), ‘Carros fantasma’ (Julien Duvivier), ‘La Loi du Nord’ (Jacques Feyder) y ‘Hombre de Níger’ (Baroncelli Jacques).

En cuanto a los filmes extranjeros, estaban ‘El mago de Oz’ de Victor Fleming, ’Unión Pacífico’ de Cecil B. DeMille, ‘Adiós Mr. Chips’ de Sam Wood y ‘Cuatro plumas blancas’ de Zoltan Korda .

A un mes de que iniciara el festival, Metro-Goldwyn-Mayer alquiló un trasatlántico para transporte de varias celebridades, pero el 1 de septiembre, como ya se mencionó, el día que iba a ser la inauguración del evento, las tropas alemanas entran a Polonia para iniciar la guerra y el festival es cancelado.

Pero un 20 de septiembre de 1946, pocos meses después de haber terminado el conflicto bélico, se logró concretar la primera edición del Festival Internacional de Cine de Cannes, el cual tuvo lugar hasta el 5 de octubre.

Luego de varias ediciones, el festival francés logró consolidarse como un prestigioso espacio de cine independiente a nivel mundial, por lo que se decidió que el evento debía realizarse entre abril y mayo, para tener su propio espacio y no empalmarse con otras curadurías, entre ellas la mencionada Mostra de Venecia.

El director norteamericano Michael Moore con su Palme d’Or por su documental «Fahrenheit 9/11», premiado en la edición 57 del Festival de Cannes. Fuente: AP Photo/Laurent Rebours.

Cada edición de Cannes, representantes de la industria cinematográfica y miles de periodistas se mudan a la ciudad francesa para atender el evento.

Además, es un espacio en el que productores y distribuidores encuentran socios para financiar sus proyectos y vender las obras ya producidas a los distribuidores y televisoras de todo el mundo. Las proyecciones principales tienen lugar en el Palais des Festivals et Congresses, ubicado en el paseo de La Croisette.

De los galardones de Cannes, la Palma de Oro (Palme d’Or) es el máximo premio que se entrega en la sección de competencia, el cual hasta 1955 llevó el nombre de ”Grand Prix du Festival”. 

En conclusión, junto con la mostra de Venecia, el Festival de Cannes es pionero en materia de curadurías cinematográficas, que ha permanecido vigente y continúa siendo referente para descubrir cine internacional de alta calidad.

Las películas más famosas que han ganado la Palma de Oro

1. ‘María Candelaria’ (Emilio “el Indio” Fernández/México/1944)

Es una película mexicana  que el director hizo como regalo de cumpleaños a la actriz Dolores del Río, quien también fue protagonista junto con Pedro Armendáriz.

Inicia cuando una reportera le pregunta a un artista sobre el retrato del que nunca ha querido hablar, que muestra a una hermosa mujer desnuda.

En ese momento, el artista le narra la historia de María Candelaria, una joven indígena de Xochimilco que vivió a principios del siglo XX. 

La joven es rechazada por su propia gente debido a que es hija de una prostituta. Y el único que se la acepta es Lorenzo Rafael, también joven indígena que está enamorado de ella, pero su romance está a merced de varias bromas del destino.

La película ocupa el lugar 37 de la lista “Las 100 mejores películas del cine mexicano”,  publicada en julio de 1994 por la extinta revista Somos, basada en la opinión de 25 críticos y especialistas del Séptimo Arte.

2. ‘La dolce vita’ (Federico Fellini/Italia/1960)

Ambientada en Roma, cuenta la historia de un periodista que persigue a las grandes celebridades de la élite italiana para sacar la mejor nota antes que nadie más. 

Fue censurada en varios países al ser considerada “obscena”. Por ejemplo, llegó a España hasta 1980, es decir, 20 años después de su estreno.

3. ‘Viridiana’ (Luis Buñuel/España-México/1961)

Narra la historia de Viridiana (Silvia Pinal), una novicia a punto de tomar los hábitos que vive varias desventuras cuando visita a su tío don Jaume (Fernando Rey). 

Fue la primera película de un cineasta español que ganó la Palma de Oro.

4. ‘El gatopardo’ (Luchino Visconti/Italia/1963)

Es una adaptación de la novela homónima de Giuseppe Tomasi di Lampedusa.

Está ambientada en la época de la unificación de Italia en torno al Piamonte, cuya trama se centra en Palermo. 

Es una de las películas referentes del cine europeo de la década de los sesentas, ya que también se llevó varios premios del Sindicato Nacional Italiano de Periodistas cinematográficos.

5. ‘Taxi Driver’ (Martin Scorsese/Estados Unidos/1976)

Robert De Niro interpreta a Travis Bickle, un excombatiente de Vietnam que vive en Nueva York.

El personaje padece, entre otros trastornos psicológicos, insomnio crónico, por lo que decide ganarse la vida como taxista durante la noche. 

Una fascinante historia que siempre está presente en cualquier lista que incluya a las mejores películas de todos los tiempos, que volvió la escena del espejo de De Niro un ícono cinematográfico y a la brillante actuación de Jodie Foster como niña prostituta un trampolín de su carrera actoral.

6. ‘Pulp Fiction’ (Quentin Tarantino/Estados Unidos/1994)

Es considerada por muchos como la obra maestra de Tarantino, gracias a sus entretenidos diálogos, sus juegos con la narrativa, su violencia y humor negro.

Asimismo, es una cinta que funciona como punto de partida para acercarse al mundo del cine independiente.

7. ‘El pianista’ (Roman Polanski/Francia/2002)

Adrien Brody protagoniza este drama en el que encarna al músico polaco de origen judío, Władysław Szpilman, quien se encuentra en la cumbre de su carrera cuando de pronto  estalla la Segunda Guerra Mundial, con la invasión a Polonia de los nazis.

En ese momento, su familia es llevada a un campo de concentración y él se ve obligado a sobrellevar una serie de interminables desgracias.

8. ‘El árbol de la vida’ (Terrence Malick/Estados Unidos/2011)

Cuenta la historia de una familia estadounidense en los años cincuentas, que es protagonizada por  el hijo mayor, Jack (Hunter McCracken). 

Durante su crecimiento, se distancía emocionalmente de su padre (Brad Pitt), quien lo adiestra para un mundo hostil; un caso totalmente contrario con su madre (Jessica Chastain), que es bondadosa y cariñosa con él.

Ya cuando Jack es adulto (interpretado por Sean Penn), se convierte en un sujeto lleno de cuestionamientos sobre el significado de la vida y en un estado de crisis existencial permanente.