“Criaturas fronterizas”, una cinta entre el terror, el amor y lo mitológico

“Criaturas fronterizas”, una cinta entre el terror, el amor y lo mitológico

- Por

La realidad, el terror y el amor muchas veces se unen para contar una historia maravillosa, pero cuando todos estos elementos se mezclan con lo mitológico, entonces estamos hablando de un producto que, aunque oscuro, termina por ser fantástico e increíble, como bien lo demuestra Criaturas fronterizas (Border, 2018), del director Ali Abbasi.

Tina (Eva Melander), una mujer con grotescos rasgos faciales, trabaja como una agente de aduanas gracias a su sobrenatural olfato, el cual le permite detectar cosas que los demás no pueden, como productos ilegales y hasta emociones y sentimientos. En su trabajo conoce a Vore (Eero Milonoff), un hombre físicamente similar a ella, quienes pronto descubrirán que tienen mucho más en común que sólo su apariencia.

Border. Fuente: Screen Queens

Ali Abbasi nos trae la adaptación del relato corto escrito por John Ajvide Lindqvist (mismo responsable de Déjame entrar), el cual se presenta mediante una historia con un ritmo lento pero cautivador que, a su vez, es una trama casi retorcida pero impactante gracias a sus diversos e impredecibles giros de trama, todo lo cual la posiciona como una hermosa obra que podría catalogarse dentro de la llamada “estética de lo grotesco”.

¿Por qué? Porque la película es sumamente bella en su trasfondo, pero horrible en cuanto a la apariencia de sus dos protagonistas, más cercanos a bestias que a humanos. Por otro lado y aunque luzca como algo cliché, también se trata de una historia de amor y de aceptación.

Border. Fuente: Nordisk film ogtv fond

Así y hablando de lo más sencillo y obvio de la película, Criaturas fronterizas es la travesía de Tina, una mujer que desde niña ha sido apartada por la sociedad debido a su aspecto físico, por lo que tras encontrarse con Vore, un hombre igual de “monstruoso” que ella, se adentra en un viaje de autodescubrimiento y aceptación, aprendiendo de su belleza interior y a sacar provecho de sus fortalezas.

Por otro lado la relación que surge entre ambos protagonistas es la que da paso a la inclusión de algunos elementos de terror; aunque en este caso por terror nos referimos a lo visual y no a lo sustancial, ya que de terrorífica la cinta no tiene nada; sino que mejor dicho, es el comportamiento casi salvaje de Tina y Vore, además de otras situaciones bastante extrañas –entre las que se incluye una secuencia sexual muy poco común- las que podrían incomodar un poco a algunos espectadores.

Border. Fuente: Finnkino

Además y como su nombre lo dice, Criaturas fronterizas es otra de esas películas que critican el miedo a la otredad, a lo extraño, a lo diferente que aún persiste hoy en día en aquellas sociedades que no pueden aceptar lo ajeno a ellas. Sin embargo, la diferencia es que esta cinta lo hace mediante la inclusión de un hermoso toque mitológico, tan mitológico que en cierto momento se convierte en toda una historia de fantasía.

Ahora, no diremos precisamente cuál es ese “toque”, pero sí recomendaremos ampliamente adentrarse un poco en la mitología nórdica y las criaturas que en ella existen, pues si se conoce algo de esto, entonces se podrá apreciar (y hasta entender) mejor la hermosa historia que se alberga dentro de esta cinta.