Estas leyendo: 10 películas venezolanas que deberías ver

10 películas venezolanas que deberías ver

El cine venezolano, tímidamente, se ha colado en festivales internacionales desde hace unos años. En la última década, es usual que algunas obras del país caribeño aparezcan y se repitan en los certámentes de todo el continente americano, pero también los más importantes de Europa como los de San Sebastián o Cannes. Paso a paso, las películas venezolanas se abren las puertas al reconocimiento internacional y los ojos del mundo, por momentos, voltean a ver las historias que reflejan un país tan diverso.

Hay, dentro de los largometrajes venezolanos, algunos que han marcado pauta. No solo por su presencia en festivales, sino también por lo que han generado en los espectadores. Es por ello que, si te interesa conocer más sobre la filmografía contemporánea de este país, extendemos un listado de diez películas venezolanas que deberías ver, estrenadas en los últimos 15 años

La distancia más larga (2013)

Un milenario e impresionante paisaje es el que rodea a los protagonistas de este largometraje, dirigido por Claudia Pinto Emperador y protagonizado por la española Carme Elías. La película cuenta la historia de un niño de 10 años que espera encontrarse con su abuela, quien ha decido viajar a la Gran Sabana venezolana para rememorar tiempos pasados. El filme contrasta la muerte violenta, con la muerte natural y lo aborda desde las relaciones familiares. La libertad y la voluntad, son dos aspectos fundamentales de la película.  La distancia más larga se llevó el Premio Platino a la mejor ópera prima en 2015 y también la mejor película latinoamericana en el festival de Montreal.

Pelo malo (2013)

Junior desea alisar su cabello para tomarse la foto de la escuela y lucir como un cantante de moda. Esto le causa problemas con su madre porque a ella rechaza la posibilidad de que su hijo sea afeminado u homosexual. Él intenta por todos los medios verse más bello y deshacerse de su “pelo malo”, pero su mamá harta de la situación, lo envía con su abuela quien no solo lo acepta sino lo ayuda. Pronto el niño se dará cuenta que esas atenciones tienen un interés oculto: que él la cuide durante su vejez y preferirá volver a casa. Pelo Malo tuvo al menos 46 nominaciones dentro y fuera de Venezuela. En 2013 se llevó la Concha de Oro como la mejor película en el festival de San Sebastián.

Reveron (2011)

Basada en la vida de uno de los principales exponentes de las Artes Plásticas venezolanas, Reveron, revive una historia de amor que transcurre entre 1924 y 1954 a la orilla del Mar Caribe. Se trata de la relación entre Armando Reverón y Juanita, su musa e inseparable compañera. A lo largo del camino se observa no solo el desarrollo de su enfermedad mental, sino cómo el artista transforma su dolor y sentir en un universo lúdico en el que la luz es protagonista. Diego Rísquez, dirige el film protagonizado por Luigi Sciamanna y Sheila Monterola. Dentro de los reconocimientos que obtuvo el film se encuentra la candidatura a mejor película iberoamericana en los Goya 2012.

La casa del fin de los tiempos (2013)

Dulce habita en una casa antigua junto a sus dos hijos y su esposo Juan José. Allí experimenta aterradores encuentros con apariciones y fantasmas que le advierten de una profecía que está por desatarse. La mujer va a la cárcel por un crimen que no cometió y regresa a la casa treinta años después, luego de que le dieran arresto domiciliario. Como una mujer ya envejecida, Dulce luchará por descifrar el misterio y la tragedia que tanto la han atormentado hasta descubrir el fenómeno que lo cambiará todo. El filme se posicionó no sólo como la película de suspenso-terror más taquillera de todos los tiempos estrenada en Venezuela (superando a títulos internacionales), sino como la película venezolana más vista en el mundo, tras su distribución en más de 33 países. En 2016 se anunció que Hollywood hará un remake de la cinta.

Secuestro Express (2005)

En la peligrosa ciudad de Caracas Carla y su novio Martín son repentinamente secuestrados por tres delincuentes, quienes se ganan la vida secuestrando a adultos jóvenes para obtener dinero rápido de sus padres ricos. Durante un par de horas, los malhechores les dan vueltas por la capital mientras esperan que el padre de Carla entregue el rescate. En ese tiempo una serie de imprevistos sucederán y Carla se dará cuenta de lo enferma de la sociedad en la que vive no solo por la delincuencia sino la falta de valores que ella misma impone. Ésta fue la primera película venezolana estrenada mundialmente. La dirigió Jonathan Jakubowic y fue nominada para la mejor película del idioma extranjero para los British Independent Film Awards.

Libertador (2013)

Libertador aparece en pantalla como la epopeya de lucha de Simón Bolívar. Narra la infancia de Bolívar y los momentos que sembraron su determinación para defender los derechos de los pueblos indígenas y esclavos. También, su posterior matrimonio con María Teresa Rodríguez del Toro y la cicatriz que dejó su prematura muerte. Pero además, el director venezolano Alberto Arvelo la sugiere como una lección de historia: revel el descenso del mártir a una Europa en decadencia, en donde redescubre la conciencia social, que lo impide regresar al nuevo continente a liderar campañas militares para lograr la Independencia de los pueblos. La película es protagonizada por Edgar Ramírez.

El Amparo (2016)

En la frontera entre Venezuela y Colombia, al final de la década de los 80’s, dos hombres sobreviven a un sorpresivo ataque armado que se lleva a cabo en los caños del Río Arauca. 14 de sus compañeros mueren en el acto. El Ejército venezolano acusa a los sobrevivientes de guerrilleros y busca intimidarlos y sacarlos de la celda donde son custodiados por un policía. Pero la gente del pueblo que impide que se los lleven. Ellos dicen que son simples pescadores, pero las presiones para ceder ante la versión oficial parecen la única opción.

Desde Allá (2015)

Cuenta la historia de un hombre solitario, de mediana edad, que trabaja haciendo prótesis dentales. Para distraerse contrata chicos pobres a los que le pide  que se desnuden en su apartamento mientras se masturba. No los toca. En una de esas acaba obsesionado con uno de ellos, un pandillero llamado Élder, que pasará de rechazarlo a buscarlo. La cinta fue la primera venezolana en obtener el León de Oro en el festival de Venecia (2015) y muchos otros reconocimientos internacionales.

Azul y no tan rosa (2012)

Diego es un fotógrafo inmerso en el mundo de la moda, lleno de superficialidad y excesos, pero una mala experiencia altera su estilo de vida: su pareja, Fabrizio, es golpeado por un grupo de radicales homófobos dejándolo en coma.  Armando, su hijo adolescente producto de una relación fugaz que tuvo cuando apenas tenía 15 años, llega a su vida justo en ese momento. Ambos tienen que adaptarse el uno al otro y será un proceso difícil. Fue la primera película venezolana en ganar el Premio Goya a la mejor película hispanoamericana de 2013, dirigida por Miguel Ferrari.

Hermano (2012)

Dos hermanos de crianza viven en un barrio pobre caraqueño junto a su madre y son fanáticos del fútbol. Aunque Daniel desea con todas sus fuerzas jugar a nivel profesional, Julio mantiene a la familia con dinero sucio y no tiene tiempo de soñar. La oportunidad de sus vidas llega cuando un cazatalentos los invita a unas pruebas en el famoso equipo de la ciudad: el Caracas Fútbol Club. El film de Marcel Rásquin, es considerado por muchos como la mejor película venezolana de todos los tiempos. En 2010 ganó 10 premios internacionales dentro de los que se destacan los la mejor película de los festivales  de La Habana, Viña del Mar y Los Ángeles.

Discusión