Dune, el nuevo proyecto de Denis Villeneuve podría ser trilogía | Cine O'culto

Dune, el nuevo proyecto de Denis Villeneuve podría ser trilogía

- Por

El 31 de enero de 2017 se hizo oficial, por la propia voz de Brian Herbert, el autor de la serie de novelas Dune, que Denis Villeneuve sería el director encargado de dirigir la nueva adaptación fílmica; y gracias a las propias palabras de éste último, sabemos que la adaptación tendrá al menos dos películas “tal vez más” y que el 2020 podría ser la fecha de su estreno.

La noticia vino poco antes de que se estrenará Blade Runner 2049 en las salas mundiales; acaso por eso no trascendió mucho en los medios, pero una vez que el director franco francés se probó ante las críticas como uno de los grandes directores contemporáneos por la secuela de la historia escrita por Philip K. Dick; aun después de que Villeneuve rechazara dirigir la próxima película de James Bond, la noticia de que Dune sería su nuevo proyecto trascendió realmente.

Y no es poca cosa: la saga Dune es frecuentemente citada como la saga más vendida de toda la historia de la ciencia ficción. Hablamos de las novelas escritas por Frank Herbert, primero, y después por su hijo Brian y por Kevin J. Anderson, cuya última entrega se publicó en 2016.

Incluso Children of Dune (1976), la tercera novela de las seis que escribió Frank Herbert en vida, se convirtió en la edición de tapa dura más vendida de la ciencia ficción. Este alcance llevó a la saga y a todo el universo a una importante carrera de adaptaciones, que, aunque no todas fueron exitosas, crearon una base para filmes posteriores, quizá los más entrañables del género.

La primera oferta para adaptar Dune se hizo de la mano del productor Arthur P. Jacobs, que compró los derechos y le ofreció a David Lean dirigirla. La propuesta fue rechazada y Jacobs murió en el 73 sin haber encontrado su director.

Después, Jean Paul Gibon volvió a comprar los derechos y le encargó al chileno Alejandro Jodorowsky que realizara el proyecto. Quizá esta es la historia que mejor conocemos alrededor del film. Jodorowsky pretendió hacer de Dune un proyecto titánico de 10 horas de duración, con diseños de H.G Giger, música de Pink Floyd y diseño de producción de Salvador Dalí.

El proyecto se fue alargando, estancando, hasta que la productora retiró el dinero y todo el trabajo se fue al garete. La tragedia de Dune de Jodorowsky quedó retratada en el documental Jodorowsky’s Dune (2013) de Frank Pavich, que se presentó en Cannes.

El guión de esta versión de Dune estaba encargado a Dan O’Bannon, quien después de reescribirlo trece veces terminó por cambiarle el nombre y darle un giro de terror: terminó siendo el guión de Alien, el octavo pasajero (1973).

Dino de Laurentiis se quedó con los derechos, y después de casi una década, barajeó los nombres de Ridley Scott y David Lynch para la nueva adaptación. Scott declinó la oferta para dedicarse a Blade Runner (1982), y David Lynch finalmente aceptó dirigir el proyecto.

El joven Lynch, con apenas un par de filmes a su espalda, Eraserhead (1977) y The Elephant man (1980), se embarcó una de las adaptaciones más complicadas, y finalmente en 1984 se estrenó la película. Fue un fracaso de taquilla y de crítica. Lynch incluso quiso quitar su crédito como director.

Desde entonces, adaptar Dune suena a proyecto maldito, o imposible. Sin embargo, con dos portentosas piezas de ciencia ficción a sus espaldas, Arrival (2016) y Blade Runner 2049, Villeneuve se convirtió en una decisión lógica; él aceptó la oferta, ya que se trataba de “una pasión”.

“David Lynch la adaptó en los ochenta, y tiene cualidades muy positivas. Él es uno de los grandes directores vivos. Jodorowsky también lo intentó, y aunque nunca se estrenó, sobrevivieron imágenes increíbles. Yo jamás tendría la osadía de adaptarla como él lo quiso. De ninguna manera voy a revivir su proyecto, porque la de él es una visión muy particular. Yo soy una persona diferente. Dune es una historia que me ha cautivado por años. Fueron novelas que leí en la niñez y juventud, y sus imágenes todavía me asaltan en sueños, después de 35 años. Esa es la adaptación que quiero hacer, la de mis sueños. Para ello, me iré directamente al libro y a todo su imaginario”, dijo en un primer momento el director.

Después, ya en febrero de este año, declaró que el poder de Dune está todavía muy vivo: “es una historia que todavía resuena con mucha potencia dentro de mí. y retrata con mucha precisión el mundo de hoy: la intrincada relación entre la religión y el poder, las formas en que manejamos nuestra información genética, todo eso resuena con mucha fuerza en esta historia que tanto amo, y así es como yo la quiero dirigir, es una pasión”.

Este compromiso puede ser constatado después de que declinara el nuevo filme de James Bond. No cualquiera le dice a Barbara Brocoli: “no puedo, estoy comprometido. Soy una persona que cuando se compromete, no falla. Así me pasó con mis otros filmes. Me hubiera encantado trabajar con Daniel Craig, pero tengo que hacer Dune”.

Aunque después de estas entrevistas iniciales, Villeneuve ha estado renuente a hablar sobre el tema, y muchos detalles se desconocen, afirmó recientemente que la adaptación tendrá al menos dos películas, tal vez más, como ya dijimos arriba.

“Tomará unos dos años su realización, calculamos que para el 2020 esté lista. Estamos hasta ahora concentrados en la primera novela, es una adaptación directa de la novela; y serán muy seguramente dos partes, dos películas, tal vez más”.