James Cameron se echó a media industria encima con estas 5 frases | Cine O'culto

James Cameron se echó a media industria encima con estas 5 frases

- Por

“Espero que pronto la audiencia se fatigue de los Avengers: quiero decir, hay mejores historias en el género de la ciencia ficción que un montón de hombres con enormes gónadas destruyendo ciudades”.

Durante las últimas semanas el director James Cameron ha sido objeto de una verdadera andanada de Tweets debido a sus recientes comentarios sobre filmes como Avenger’s Infinity War y Wonder Woman.

Y es que el carácter megalómano de Cameron es bien conocido en Hollywood; después de todo se trata del tipo que ha dirigido las dos películas más taquilleras en la historia: Avatar y Titanic, que cada una recaudó unos 2000 millones de dólares.

En una entrevista con IndieWire, el director dijo espera que los films de Marvel, específicamente los de Avengers, causen una fatiga en el público. Aunque reiteró que las películas son de su agrado, dijo que hay más historias originales que no se están contando en el género de la ciencia ficción, y que deberían estarse contando. Dijo que Avengers ha creado una especie de monopolio.

Para los críticos y la audiencia, la respuesta de Cameron viene de su amarga sensación de quedar fuera en uno de los grandes sucesos en la industria del cine: las series fílmicas de Marvel que han recaudado millones y millones de dólares, sin que el apellido Cameron figure entre sus créditos.

Le critican que no haya sido capaz de hablar de otros filmes como Annihilation, o la propia Blade Runner 2049. Eri Khon, editor de IndieWire, defiende, no obstante, la calidad de Cameron como un creador de universos: “quizá sí está nervioso por el gran éxito de Marvel; pero estamos hablando del creador de Terminator, la franquicia que inyectó una originalidad sin precedentes en el género. Quizá sí está demasiado inmerso en su mundito azul, pero él lo creo y eso es algo que debe reconocerse y respetarse”.

“Mi nueva Avatar podría ser un drama familiar, al estilo de El Padrino

En esa misma entrevista, Cameron aprovechó para adelantar algunos detalles de la nueva película de Avatar. Dijo que ha buscado darle un giro importante a la historia: “empecé a pensar qué pasaría si tratáramos la nueva Avatar como un drama familiar, un drama sobre todas las generaciones de ese planeta: sería como El Padrino. Como una saga familiar…”.

Los medios informativos americanos se lanzaron contra el director y lo acusaron de comparar Avatar con El Padrino; aunque en estricto sentido eso no fue lo que dijo el director, le valió una paliza en las redes sociales. Admitió, no obstante, que se siente algo inseguro en cuanto a los gustos que la gente tiene en el género.

“No he sacado una película o una serie de televisión recientemente, entonces no sé por dónde están yendo los gustos del público en cuanto a ciencia ficción. Quiero, sin embargo, darle a mi audiencia algo que nunca han visto ni imaginado”, remarcó.

Wonder Woman es una objetivación de la mujer: es el viejo Hollywood masculino haciendo lo mismo de siempre”.

Poco después del estreno de Wonder Woman, de Patty Jenkins, en una entrevista para The Guardian, Cameron sin pena dijo que la película era un fracaso en cuanto a su visión de género.

“Toda esa autocongratulación por Wonder Woman está completamente desviada, quiero decir: ¡es un objeto! Es lo mismo que ha hecho el viejo y macho Hollywood desde siempre. No estoy diciendo que no me gustara la película, pero creo que en lo que respecta al rol de la mujer, es un paso hacia atrás”.

Y no dudó en comparar a su Sarah Connor con Wonder Woman: “Sarah Connor no era una reina de belleza, era una mujer fuerte, una madre terrible, pero que se ganó a la audiencia por sí misma. La mitad del público de Terminator eran mujeres”.

Estas declaraciones le costaron otra ola de críticas en los medios, incluso la misma Patty Jenkins le respondió en Twitter, diciendo que Cameron era incapaz de comprender el nuevo rol de la mujer en Wonder Woman: una mujer que es fuerte, pero que a la vez es bella.

“Si seguimos pensando que todas las mujeres fuertes y determinadas están locas, o tienen problemas o son feas, no hemos avanzado mucho”, dijo, refiriéndose a la vez a los elogios que el propio Cameron vertió sobre otra película de Jenkins: Monster (2003), con Charlize Theron.

“No me gusta Odisea en el espacio, creo que debería de ser más emotiva; tener más nodos emocionales”.

En otro momento, en una entrevista con The Star, Cameron habló respecto de una de sus mayores influencias: 2001 Space Odisey, la obra maestra de Stanley Kubrick. Para sorpresa de muchos, el cansdiense dijo que la película no le gustaba. “No me gusta la película, pero amo a la película. No me gusta en el sentido de que no me agrada la sensación que me produce, pero como obra de arte, la adoro”, explicó.

Y añadió que la razón por la cual no le gustaba era que, a su parecer, le hacían falta más nodos emocionales; que era muy estéril. “Tampoco me gusta el drama directo”, matizó, “pero creo que Kubrick hubiera podido meter más momentos emotivos para hacerla menos fría”.

Como era de esperarse, redes sociales y medios de comunicación torcieron a su manera las razones de Cameron y lo apabullaron con sus titulares y publicaciones.

“Creo que Netflix está muy bien, hay espacio para todos; no tengo una opinión concreta al respecto del debate de las “ventanas” porque no involucra directamente a mis películas”.

En esa misma entrevista, se le preguntó su opinión al respecto del debate que hay entre Netflix y Cannes, y la posibilidad de que la pantalla chica transforme la tradición de la pantalla grande. Cameron dijo no tener una opinión clara al respecto, pues el debate no tocaba a sus películas. Dijo, en todo caso, que Netflix estaba bien: hay espacio para todos.