Actrices españolas y Jessica Chastain se pronuncian contra sentencia a La Manada | Cine O'culto

Actrices españolas y Jessica Chastain se pronuncian contra sentencia a La Manada

- Por

Alrededor del mes de julio de 2016, un caso de abuso sexual escandalizó el viejo continente: en España, después de las celebraciones de Sanfermín, un grupo de cinco hombres se encontraron en la calle con una mujer alcoholizada y desorientada. Entre los cinco varones, a quienes se les apodó La Manada, la llevaron “a un portal” donde la violaron en grupo. Horas después una pareja encontró a la mujer tirada en la calle, llorando, y hablaron a la policía. Esa noche, alrededor de las tres de la mañana, se levantó la denuncia.

Horas después, la policía había aprehendido a los cinco involucrados, quienes estuvieron presos todo este tiempo. El pasado 26 de abril, la Audiencia Provincial de Navarra dictó por fin sentencia a Antonio Manuel Guerrero Escudero, Jesús Escudero, José Ángel Prenda, Alfonso Jesús Cabezuelo, y Ángel Boza, conocidos como La Manada: los encontró culpables de abuso sexual y les dictó nueve años de cárcel.

Esta sentencia ha indignado a propios y extraños, y entre las voces de protesta se han podido escuchar las de una multitud de reconocidas actrices españolas, incluso la norteamericana Jessica Chastain. El motivo: los cinco hombres fueron acusados de ‘abuso sexual’ y no de ‘agresión sexual’, como lo pedía la Fiscalía y la propia víctima. La diferencia radica en grado: el abuso sexual, bajo las leyes españolas, se da cuando se atenta a la libertad sexual, pero “sin violencia e intimidación”.

Dado que los hombres violaron a la mujer mientras estaba ebria, inconsciente, los jueces han estimado que sus abusos se dieron sin ese factor agravante: el de la violencia y la intimidación, y por lo tanto su delito fue el de Abuso y no el de Agresión. La diferencia en la pena de ambos delitos es sustancial: recibieron nueve años por el primero, mientras que por el segundo habrían recibido hasta 25 años.

Lo que reconoció el Tribunal, fue que la violación se había dado con el agravante conocido como “prevalimiento”, que es cuando el o los victimarios aprovechan una situación particular para perpetrar su abuso; por ello, además de los nueve años de condena, se les impuso una prohibición de acercamiento y comunicación con la víctima y tres años de libertad vigilada, una vez cumplidos los nueve años de encarcelamiento.

Desde que se diera a conocer el caso, una multitud de mujeres se manifestó a favor de la pena máxima para los abusadores, y creó una serie de hashtags con los que inundó las redes sociales a manera de protesta: #NoEsAbusoEsViolación, #YoSíTeCreo, #LaManadaSomosNosotras fueron sólo algunos de los microforos en Twitter que captaron toda esta actividad.

A partir de la noticia de la sentencia, el caso se reavivó y congregó las voces de importantes actrices de España y Norteamérica; entre las protestantes están: Leonor Watling, Aitana Sánchez-Gijón, Úrsula Corberó, Anabel Alonso, Alba Flores, Paula Echevarría, Dafne Fernández, Cristina Pedroche, Natalia de Molina, Celia de Molina, Paz Vega, Michelle Jenner, María Valverde, Aura Garrido, Verónica Sánchez, Marta Hazas, Natalia Verbeke y Blanca Portillo; además de la californiana Jessica Chastain.

“Esto es un abuso por parte de la justicia patriarcal. Es una violación a los derechos de una mujer ya violada físicamente por cinco hijos de puta”, escribió en Instagram la actriz Andrea Duro. A ella se sumó Anabel Alonso, en Twitter, con lo siguiente: “Así que si no te dejas la vida, no es violación. Graban videos y tampoco hay violación de la intimidad”.

Jessica Chastain, igual desde su cuenta de Twitter, opinó lo siguiente: “cinco extraños le dijeron a una adolescente ebria que la acompañarían hasta su coche. En vez de eso, la llevaron a otro sitio, donde grabaron una violación grupal. Estar inmóvil con los ojos cerrados no equivale a consentimiento. Esto no es abuso sexual. Es violación”.

Las denuncias de todas estas actrices ponen de relieve una importante falta en las leyes españolas: visión profunda de género, sin la cual casos como este no pueden ser juzgados en todo su espectro.