La israelí "Synonymes" se lleva el Oso de Oro en la Berlinale | Cine O'culto

La israelí «Synonymes» se lleva el Oso de Oro en la Berlinale

- Por

Sobre la pérdida de la identidad de un israelí, o la búsqueda de la misma, versa Synonymes la película de Nadav Lapid que fue galardonada con el Oso de Oro del Festival Internacional de Cine de Berlín. El Gran Premio del Jurado se fue para Francia. El largometraje Gràce à Dieu (Gracias a Dios) que denuncia muchos de los pecados que comete la misma Iglesia y es obra de François Ozon, obtuvo el Oso de Plata.

La actriz francesa Juliette Binoche encabezó el jurado que este sábado, 16 de febrero, hizo público su veredicto. También participó en la decisión el director chileno Sebastián Lelio. Este año, de la Berlinale celebró su edición 69 y fue la última bajo la dirección de Dieter Kosslick. Tras 18 años de ininterrumpida labor, recibió en su despedida una sentida ovación. La ceremonia estuvo marcada por la triste  noticia de la muerte Bruno Ganz, la estrella suiza del cine alemán. 

El filme ganador recorre los traumas de un ex-soldado de Israel que llega a París. De acuerdo con El País, Synonymes «recrea con un tono muy sardónico» las experiencias juveniles del propio Lapid en París. La película empieza con una desventurada llegada del protagonista a la capital francesa:  le roban hasta su ropa en pleno invierno. 


 Nadav Lapid (derecha) y Tom Mercier con el Oso de Oro Foto: EFE

Las distintas experiencias por las que atraviesa este personaje sirven para reflexionar sobre la identidad, la nacionalidad y la religión. A pesar de no ser una de las favoritas de la competencia, la película recibió el viernes pasado el premio de la crítica internacional así que coinciden en su valor cinematográfico periodistas y jurados.

François Ozon, por su parte, tuvo que alejarse de sus obras femeninas para centrarse la delicada situación que atraviesa la Iglesia con respecto a la pederastia. Aunque Gracias a Dios es ficción, está basada en un escándalo real.

Otros premios

Dos Osos de Plata se quedan en Alemania tras el reconocimiento a realizadoras de ese país. Angela Schenelec fue galardonada como la mejor directora por Ich war zu Hause, aber (I was at home, but), aunque la decisión no fue sencilla. La historia de una madre a la que le ha costado recomponer su vida y la de sus hijos tras las muerte de su padre, tuvo también sus detractores.

La otra ganadora germana fue Nora Fingscheidt, quien obtuvo el Alfred Bauer, en memoria del fundador del festival, por Systemsprenger (System crasher). Su filme gira en torno a una niña que es tan violenta como adorable.

Wang Jingchun y Yong Mei, ambos protagonistas de una de las películas favoritas de la Berlinale,  Di jiu tian chang (So long, my son), se llevaron los osos como mejor actor y actriz respectivamente. La obra de Wang Xiaoshuai, trata de un drama familiar referido a la política del único hijo del gigante asiático.


Yong Mei y Wang Jingchun, premios por su interpretación Foto: EFE

La paranza dei bambini, basada en una novela de Roberto Saviano y adaptada por él mismo, obtuvo el Oso de Plata al mejor guion. Claudio Giovanessi, el director, fue el encargado de darle vida a la historia de un líder juvenil que se pone al frente de una banda criminal napolitana. Con el galardón en mano, dijo en la entrega de los premios que esperaba que en su país volviera el día en que el arte y la cultura «sean una prioridad».

Latinoamérica, que no llevaba película a concurso, resultó premiada en la sección de cortos. Blue Boy, del argentino Manuel Abramovich, fue merecedor del Oso de Plata a mejor cortometraje.

Con información de El País y EFE