Estas leyendo: Las 9 películas imperdibles de Quentin Tarantino

Las 9 películas imperdibles de Quentin Tarantino

El escritor, director, y productor nacido en Knoxville, Tennessee, Quentin Tarantino, es una de las voces más reconocidas y queridas del cine contemporáneo; durante las más de dos décadas que lleva activo, los fanáticos al cine hemos podido asistir a un suceso cinematográfico en toda la extensión del término.

Los nueve filmes de los que está compuesta su filmografía principal, constituyen los cortes de un universo entero, como los nueve niveles del infierno Dantesco. A través de su lente descendemos a reinos crueles y despiadados, pero acompañados por un irredimible sentido del humor; su estilo, que involucra formas no lineales de contar historias, una buena dosis de soul, funk, y un collage de cultura pop, mezcla y licúa todo para formar una masa, un pulp, que estrella en la cara de sus espectadores.

No obstante, Quentin Tarantino nunca ha ganado un Óscar a mejor director, ni a mejor película; sí en cambio para mejor guion original: el primero en 1992 por Pulp Fiction y el segundo por Django Unchained, en 2012.

Además de haber escrito y dirigido nueve piezas portentosas de cine; ha escrito otras tantas que se han convertido en clásicos: Natural Born Killers (1994) es quizá el ejemplo más recordado: dirigida por Oliver Stone, adaptada de una historia de Quentin, se conoce por haber estado involucrada en numerosas controversias: desde censura, hasta haber servido presuntamente de inspiración para asesinatos en masa como el de Columbine.

Pero hay otras como True Romance (1993) dirigida por Tony Scott, y protagonizada por el Christian Slater, Christopher Walken, Dennis Hopper, Gary Oldman y un jovencísimo Brad Pitt; o la ya de culto From dusk til dawn (1996); Crimson Tide (95) o The Rock (1996), protagonizada por Sean Connery, Ed Harris y Nicolas Cage, que sirvieron para ubicar el apellido Tarantino en uno de los escaños imprescindibles de la industria; se puede decir sin mucho temor a equivocarse que Tarantino es ese otro Hollywood que permanece subterráneo, a la espera de ser descubierto, que no se verá en la cartelera de verano.

A modo de guía para el primerizo, y de tour para el iniciado, hemos revisado a fondo sus nueve piezas cinematográficas. Chécalas a continuación.

Reservoir Dogs (1992)

El debut de Tarantino. Aunque no fue la primera película que realizó, esa sería My Best Friend’s Birthday (1987), un cortometraje en blanco y negro parcialmente perdido y nunca publicado, sí fue su primer largometraje publicado.

Grabada con apenas un millón de dólares, está considerada como un clásico de culto, y una de las mejores películas independientes de todos los tiempos; para la revista Empire, de hecho, es la mejor.

Está protagonizada por Harvey Keitel, Tim Roth, Chris Penn, Michael Madsen, Steve Buscemi y el propio Tarantino; narra las vicisitudes de nueve ladrones al intentar atracar una tienda de diamantes. El caos se desata el mismo día del atraco, cuando un policía encubierto, infiltrado en la banda de ladrones, es herido de bala en el estómago. La historia está contada desde distintos ángulos temporales y narrativos. Es la huella fundacional de todo el universo tarantinesco.

Pulp fiction (1994)

El segundo film bajo su firma, enteramente escrito y dirigido por él, es también la primera producida por A band apart, la compañía fundada por Lawrence Bender y el propio Tarantino; y la segunda colaboración con la ahora infame Miramax, como distribuidora.

Toma su nombre del término que se le designó a las historietas, noveletas y otros productos editoriales que proliferaron sobre todo en la ciudad de Nueva York, en los sesenta y setenta. Se trató de una ola literaria de la postguerra, paralela a la generación beat, que centró sus motivos en el mundo criminal y urbano (lo que hoy se conoce como noir), y que derivó en el comic. Dashiell Hammett y Mickey Spillane son dos de los autores más representativos.

Protagonizada por Bruce Willis, Uma Thurman, Samuel L. Jackson y John Travolta, narra una violenta e intrincada historia criminal en siete capítulos, que involucra lo mismo desayunos en una cafetería, como violentos tiroteos en edificios. Está considerada como su obra capital: ganó la Palma de Oro en el Festival de Cannes, y en 2013 ingresó al archivo de preservación del Registro Nacional Fílmico de Estados Unidos, por ser “cultural, histórica y estéticamente valiosa”.

Jackie Brown (1997)

En opinión de quien esto escribe: la mejor película del director, aquella con la que llegó a su mayoría de edad estética.

Pese al hiato de tres años entre Pulp fiction y la presente, el trabajo de Tarantino fue prolífico en este tiempo, sobre todo como guionista; en estos años escribió Natural Born Killers, It’s Pat (1994), y Four Rooms, una antología de comedia negra en la cual también participan Allison Anders, Alexandre Rockwell y Robert Rodriguez. Tarantino aquí escribió, dirigió y produjo su segmento “The Man from Hollywood”.

Jackie Brown es una adaptación de la novela Rum Punch, de Elmore Leonard; narra la historia de una aeromoza que se ve involucrada en el tráfico de dinero para un criminal local. El status quo de la aeromoza se verá completamente alterado cuando otro de los involucrados en la red de tráfico sea arrestado por la policía, y finalmente asesinado.

Filmada con un presupuesto de 12 millones de dólares, logró recaudar sólo en Estados Unidos, 40 millones. Tanto Pam Grier, que interpreta a Jackie Brown, como Samuel L. Jackson, que interpreta a Ordell, el criminal, fueron reconocidos por la crítica internacional. L. Jackson ganó el Oso de Plata en el Festival Internacional de Cine de Berlín.

Kill Bill I, II (2003-2004)

Una historia de venganza protagonizada por Uma Thurman; el par de films más ambiciosos de Tarantino respecto de sus anteriores cortes. En Kill Bill Tarantino alcanza el largo aliento, y una pulidísima técnica de filmación.

Concebida como “una licuadora”, este par de films entremezclan el western, el noir, el anime, el cine de samuráis y de artes marciales en un mismo golpe narrativo. La boda de una mujer es sorpresivamente atacada por un equipo de asesinos de élite; asesinan a todos, incluida la mujer, o al menos eso creían. Cuando la furiosa novia despierta de un coma de años, emprende una furiosa venganza que la llevará a descubrir una terrible verdad.

Se trata del más grande éxito comercial de Tarantino; con un presupuesto de 30 millones logró una recaudación de 180 millones, sólo la primera parte de la película. Entre ambas recaudaron 350 millones de dólares con un presupuesto conjunto de 60 millones. Está producida por A band apart y distribuida por Miramax.

Además de Uma Thruman, la protagonizan Lucy Liu, Michael Madsen, Darryl Hannah y David Carradine.

Death Proof (2007)

Death Proof es una de las dos partes que componen el díptico Grindhouse, que Tarantino escribió y dirigió junto con su amigo de décadas, Robert Rodríguez. En esta cinta Tarantino explota el poder que le ofrecen cuatro personajes femeninos inolvidables.

Se trata de un slasher en el que Tarantino modifica el machete por un auto mortífero, que utiliza un asesino psicópata, y también stuntman, para asesinar mujeres jóvenes y solas en las carreteras; el grupo de chicas perseguidas en este film tampoco serán como las de cualquier otro del género. Ellas se enfrentarán a su perseguidor en una peligrosa autopista, con cuatro ruedas y a toda velocidad.

Se ha dicho que esta película es la más débil en la filmografía del director; el propio Tarantino está de acuerdo con ello, y ha dicho: “Death Proof debe ser la peor película que he hecho, pero para ser una que hice con la mano izquierda, ¿no está tan mal, no? Así que, si eso es lo peor que hice en mi carrera, estoy tranquilo”.

No obstante, con el paso de los años, la película ha demostrado ser una pieza importante dentro de su filmografía, y tener cualidades de verdadero arte cinematográfico.

Inglorious Basterds (2009)

Se trata de un film bélico, ubicado en plena segunda guerra mundial, en una hipotética Francia ocupada por los nazis, en donde opera un escuadrón de la muerte dedicado sólo a fulminar esta amenaza. Liderados por el carismático Aldo Raine, este grupo se infiltrará hasta la proyección privada de una película en donde asistirá el Führer en persona, con todo su séquito buscarán asesinarlo con el estallido de una bomba.

Se trata de la primera colaboración entre Tarantino y el ahora mundialmente famoso Christoph Waltz. Dupla que sería reconocida por la Academia en 2009 y 2012, cuando otorgó el Óscar a mejor actor de reparto al actor austríaco.

En el Festival de Cannes recibió una ovación de once minutos por parte de los asistentes; sin embargo, en la prensa recibió algunas lecturas mixtas, sobre todo de la prensa judía, que calificó al film como “indulgente en esta idea de la violencia vengativa que puede tener el pueblo judío hacia los nazis”. Alrededor del mundo recaudó más de 321 millones de dólares, de un presupuesto de 70 millones.

Django Unchained (2012)

Le llegada de Tarantino al western. Analizando la filmografía del americano, podemos observar que era una tendencia natural, como Kurosawa que inició filmando historias policíacas, noir, y terminó en las épicas samuráis.

De hecho, hay una conexión entre Tarantino y Kurosawa en este film; Django Unchained se trata de un western re fabricado de una historia y un personaje anterior: Django, el film de Sergio Corbucci de 1966, que a su vez está basado en Yojimbo (1961), de Akira Kurosawa. Se dice que la idea de este film le surgió a Tarantino cuando se encontraba escribiendo un libro sobre Corbucci.

Django es un esclavo que, al lado de un talentoso pistolero, se enfrentará contra el amo de la plantación en orden de salvar a su esposa secuestrada. Es la segunda colaboración Tarantino – Waltz, y la primera Tarantino – Dicaprio, misma que fue tomada en consideración por el comité de los Globos de Oro: nominaron a Dicaprio como mejor actor de reparto.

The Hateful Eight (2015)

Si la anterior fue la llegada de Tarantino al western, esta fue su madurez en el western. La más robusta y narrativamente demandante película de Tarantino. Con una estructura básicamente de teatro, ocho pistoleros habrán de quedar varados en medio de una tormenta de nieve, dentro de una cabaña, donde se enfrentarán los unos a los otros. Todo el film se desarrolla ahí.

Con una plantilla de actores exquisita: Samuel L. Jackson, Kurt Russell, Tim Roth, Demián Bichir, y Michael Madsen, The Hateful Eight es una pieza de 190 minutos (la película más larga del realizador) en donde despliega sus dotes más profundas de narrador, en toda la extensión del término.

Una pieza maestra que costó 44 millones de dólares hacer, y recaudó 155 millones alrededor del mundo. Ennio Morricone, además, hizo la música, y se ganó el Óscar por ello. Hasta el momento es la última pieza del realizador americano.

Once Upon a Time in Hollywood (2019)

Aunque se encuentra en la etapa de preproducción, ésta será la décima pieza del director, con la que, posiblemente, se retire. No hay muchos detalles confirmados al respecto, pero ya se sabe que será la historia del fatídico asesinato de Sharon Tate, esposa de Roman Polanski, a manos de Charles Manson, en 1969 en una lujosa casa de Hollywood.

Se sabe también que Brad Pitt y Leonardo Dicaprio la protagonizarán, éste último en el papel de Manson. Además, será la primera película que Tarantino realice sin Miramax como distribuidora, después de su ruptura por los escándalos sexuales de Harvey Weinstein. Será Sony la que la distribuya.

La película está dispuesta para estrenarse en el 50 aniversario de los asesinatos infames de la Familia Manson.

Discusión