Gary Oldman, el viejo sabio británico cumple 60 años | Cine O'culto

Gary Oldman, el viejo sabio británico cumple 60 años

- Por

Gary Oldman es uno de los rostros más queridos y reconocidos del cine contemporáneo. Podríamos decir sin mucho temor a equivocarnos, que todos hemos visto alguna vez una película de Gary Oldman. Su versátil estilo histriónico, así como su potencia a la hora de interpretar villanos, le ganaron uno de los escaños más preciados de la industria. El día de hoy, este señor cumple 60 años.

Ha relatado en numerosas entrevistas sus primeros pasos en la vida actoral: apenas con 19 años cumplidos, se presentó ante la Royal Academy Of Dramatic Arts (RADA), en Londres, para una audición, con la esperanza de ganar un lugar en la prestigiosa universidad.

“Fue una audición terrible la que me hicieron. Era un panel de tres jueces, y una mujer, que tenía una especie de saco de tweed, me miró fríamente y dijo: considera audicionar para el siguiente año, querido, pero también hacer otra cosa con tu vida”.

Después intentó en la Rose Burford College, en donde ganó una beca para estudiar actuación. En 1979 se graduó con honores, y a partir de entonces ha sido poseedor de una prolífica carrera. Su primer gran protagónico se dio nada más y nada menos que con Sid and Nancy (1986) en donde interpreta a Sid Vicious, bajista de Sex Pistols.

Por ella, la revista Premier lo rankeó en el número 62 de su lista de “Las 100 mejores interpretaciones de todos los tiempos”; unánimemente está considerada como una de sus mejores interpretaciones.

Después de eso, su papel en cine más recordado debe ser en Chattahoochee (1989), al lado de Dennis Hopper y Frances McDormand. En ella interpreta a Emmett Foley, un famoso héroe americano de la Guerra de Corea que intentó suicidarse en dos ocasiones. Por la segunda, es enviado a un hospital de Florida, en la ciudad de Chattahoochee, en donde se enfrenta a médicos y enfermeras por los tratos que tienen con sus pacientes. Se sabe que gracias él se implementaron reformas en el sistema hospitalario de los Estados Unidos.

Pero no sólo en cine destacó Gary Oldman, también, desde muy joven, se dedicó al teatro. En entrevistas ha confesado que su sistema era uno y uno: hacer una película, y después una obra. Dos de las series en donde Gary Oldman se inició con portentosos resultados fueron: The Pope’s Wedding (1989), por el que se ganó dos premios del teatro británico; y The Danton Affair (1986). De hecho, Oldman fue miembro de la Royal Shakespeare Company entre estos dos años.

Curiosamente, Oldman nunca había sido reconocido con un Óscar a Mejor Actor. Había sido nominado para uno en 2012, por Tinker Tailor Soldier Spy, pero no lo ganó. Fue hasta la ceremonia número 90 de estos premios, los más recientes, cuando el viejo sabio de Londres recibió su estatuilla dorada por The Darkest Hour. Veamos seis de sus más celebradas películas en el marco de su natalicio.

Sid and Nancy (1986)

Dirigida por Alex Cox, se trata de un feroz retrato de uno de los artistas más influyentes de la música de nuestra era: Sid Vicious, bajista de Sex Pistols: su vida, sus adicciones y su atropellada relación con Nancy Spungen.

Se estrenó por primera vez en el Festival de Cannes de ese año, y se estrenó poco después en todo el mundo, incluyendo Estados Unidos. El certamen Evening Standard British Film Awards reconoció a Oldman son su premio a debutantes Most Promising Newcomer.

Dracula (1992)

La pieza maestra de Francis Ford Coppola, adaptada de la novela de Bram Stoker. En ella, Oldman interpreta al mismísimo Conde Drácula y comparte set con Winona Ryder, como Mina Harker, Anthony Hopkins como el Profesor Van Helsing y Keanu Reeves como Johnathan Harker.

Con ella Oldman encantó a la crítica; la fascinó con su salvaje interpretación del Conde. La Academia de Filmes de Ciencia Ficción, Fantasía y Horror lo reconoció con su premio a Mejor Actor. Se trató de una de las adaptaciones más exitosas de la novela de Stoker, y un verdadero trampolín para Oldman. A partir de ahí, incluso cambió su residencia a Los Ángeles, para convertirse en uno de los actores favoritos de Hollywood.

Léon: The Professional (1994)

Una pieza de culto cortesía de Luc Besson. El gran debut de Natalie Portman, y quizá el mejor, o uno de los mejores papeles en la carrera de Jean Reno. Un film lleno de acción y ternura: Leon (Reno), un veterano asesino a sueldo italiano, acepta la responsabilidad de Mathilda (Portman), una jovencita que ha sufrido la pérdida de su familia a manos de un oficial corrupto de la DEA: Norman Stansfield, interpretado magistralmente por Gary Oldman.

Este papel fue el que lo consumó como el Gran Actor de Villanos. La crítica ha sostenido en numerosas ocasiones que el trabajo de Oldman como el agente Stansfield se trata de una de las mejores encarnaciones antagonistas.

La película recaudó 45 millones de dólares en todo el mundo, con un presupuesto de 16: fue un gran éxito comercial.

The Fifth Element (1997)

Otro clásico de Luc Besson. Bruce Willis, Milla Jovovich, Chris Tucker y Gary Oldman en la paleta de actores. Un divertido thriller de ciencia ficción que marcó una generación entera, y que catapultó especialmente las carreras de Jovovich y Tucker.

Aunque la crítica está dividida a este respecto (unos la llaman el mejor blockbuster de los noventas, mientras que otros lo llaman el peor) de manera unánime han elogiado la participación de Oldman como Jean-Baptiste Emanuel Zorg, un poderoso y malévolo militar decidido a congregar las piedras de los cuatro elementos conocidos para conquistar la galaxia.

De un presupuesto de 90 millones de dólares, recaudó en su momento 263 millones, por lo que fue uno de los más grandes éxitos comerciales de su tiempo. Por muchos años fue una de las películas europeas más costosas, y hasta el estreno de The Intouchables, en 2011, era la película francesa más taquillera.

Nil By Mouth(1997)

Se trata del debut como director y guionistasde Gary Oldman. Producida por Douglas Urbanski, y el propio Luc Besson, esta película le valió a Oldman dos premios BAFTA y otra media decena de premios de la industria británica. Entre ellos, Kathy Burke se hizo con el de Mejor Actriz del Festival de Cannes 1997.

Narra la turbulenta vida de una familia en los suburbios del sur de Londres. Protagonizada por Ray Winstone, Kathy Burke y Charlie Creed Miles, se trata de una historia de violencia intrafamiliar, cundida de pasado, que determina las vidas de todos sus integrantes, y los lleva a una violenta separación.

Hannibal (2001)

Se trata de la continuación del clásico Silence of the Lambs (1991), basada en las novelas de Thomas Harris. En este filme, Oldman le da vida a Mason Verger, un viejo millonario homosexual que fue severamente atacado por Hannibal Lecter. Después de años de padecer desfigurado, paralizado, utiliza toda su inteligencia y recursos para atrapar a Lecter; y para ello estará dispuesto a colaborar con la policía.

Dirigida por Ridley Scott, es parte de una de las franquicias más fructíferas y rentables de principios del siglo XXI. Con este papel Gary Oldman entró a su fase de consagración. A partir de aquí sus papeles no serían sino icónicos, históricos.

Desde el muy querido padrino de Harry Potter, Sirius Black; pasando por el Jefe Gordon en la trilogía de Batman de Christopher Nolan; hasta su gran regreso como villano, al lado de Denzel Washington en The Book of Eli (2010), contemplar el trabajo de Gary Oldman se volvió uno de los ejercicios favoritos de todos los entusiastas del cine.

Hoy, este viejo sabio británico cumple 60 años, y revisar su filmografía es un buen pretexto para celebrarle. Como último dato: se conoce que Oldman dirigirá nuevamente un largometraje. Llevará por nombre Flying Horse, y se tratará de una bio pic de Edweard Muybridge, uno de los inventores del cinematógrafo. La película se encuentra hasta el momento como “anunciada” y más detalles se desconocen.