Las madres más imponentes del cine: 15 filmes para celebrar el día de la Madre | Cine O'culto

Las madres más imponentes del cine: 15 filmes para celebrar el día de la Madre

- Por

La madre ha sido una figura central en toda la historia de la literatura, y aun en la construcción cultural de todas las civilizaciones humanas. La invención de los nueve cielos y los nueve infiernos viene básicamente de la observación de las interrupciones menstruales, a partir de que se fecunda el óvulo, hasta el nacimiento del producto.

Son nueve interrupciones menstruales las que producen la vida; vida que llega en medio de un derramamiento de líquido amniótico. La muerte, el regreso al vientre materno, está entonces determinado, en muchas culturas, por un río que separa el mundo de los vivos y de los muertos (Aqueronte) y por nueve fases: son nueve las estaciones mortuorias antes de llegar al Mictlán, en la filosofía mexicana precolombina; y son nueve los infiernos de Dante.

Desde el origen de nuestra literatura con La Odisea, del poeta conocido como Homero, compuesta hace unos 3000 años, la imagen de Penélope, reina de Ítaca y madre de Telémaco, sirvió para fincar un arquetipo: un personaje total, materno, que marcó en buena medida el desarrollo de la figura de la madre posterior.

Si bien Penélope, en una lectura moderna, encarna un papel sumiso, de encierro, de marginalidad, para Odiseo representaba toda su patria, y el verdadero motor que lo lleva a sobrevivir toda la guerra de Troya, y la odisea posterior.

Con la llegada del cristianismo, y María, madre de Jesús, esa condición de abnegación, incluso de sumisión ante el varón, se llevó hasta el extremo; arquetipo que permeó prácticamente toda la historia de nuestra era, hasta el siglo XIX.

Las ideas de Freud y la revolución industrial dotaron a las mujeres de un nuevo papel: no por nada, en esos años se gestaron los primeros brotes del sufragismo femenino. Entonces una nueva figura materna surgió en el imaginario literario y cultural; Buadelaire, en 1861 (el mismo año en que Amalia Freud, madre de Sigmund, dio a luz a su cuarta hija, Marie) escribió a su madre:

“Es evidente que estamos destinados a querernos, a vivir el uno para el otro, a acabar nuestra vida lo más decorosa y lo más tranquilamente que sea posible. Y no obstante, en las circunstancias terribles en que me encuentro, estoy convencido de que uno de nosotros matará al otro y de que terminaremos por matarnos mutuamente”.

Desde entonces el rol de la madre, y su tratamiento como personaje literario, se ha complicado de formas fascinantes. A través del cine, la gran invención artística del siglo XX, se la ha representado de muchas formas; y para una celebración cinematográfica del Día de las Madres, hemos curado esta lista de las 15 más imponentes. Es una lista abierta, así que siéntase libre el lector de añadir las que considere en el apartado de comentarios. Empecemos.

Sarah Connor – Terminator

Terminator

Dirigida por James Cameron, la saga Terminator vino a inyectar una frescura sin precedentes al género de la ciencia ficción. La primera entrega de esta saga llegó en 1984, y cuenta la historia de Sarah Connor, encarnada por una Linda Hamilton, una joven que de pronto se ve perseguida por un androide asesino: ¿la razón? Ella dará a luz a John Connor, el rebelde salvador que acabará con Skynet y el reinado de la inteligencia artificial.

En esa primera entrega, Sarah escapa apoyada por Kyle, un soldado que viene también del futuro, con la única misión de protegerla. En ese trance, Sarah se embaraza de Kyle; y ambos logran derrotar al demonio metálico.

Terminator 2: Judgment Day llegó en 1991 y ganó cuatro Óscar: Mejor Sonido, Mejores efectos visuales, Mejor edición de sonido y Mejor Maquillaje. Para esta entrega Sarah Connor es una mujer profundamente perturbada que le ha dado a John, su hijo de unos 16 años, todo lo posible para que sobreviva.

El imponente personaje de Sarah fue motivo de admiración para miles de mujeres, y recientemente fue motivo de discordia entre su creador, Cameron, y la directora de Wonder Woman, Patty Jenkins

Wendy Torrance – The Shinning

The Shining

Encarnada por Shelley Duvall, es la madre aterrada de Danny, el niño que grita «Redrum» en la obra maestra de Stanley Kubrick. Su padre, Jack Torrace, esposo de Wendy, ha perdido completamente la razón dentro de un hotel maldito que se dispuso a cuidar durante el invierno.

Este filme, adaptado de una novela de Stephen King, es uno de los más aclamados de Kubrick. Si bien para algunos Wendy es débil, abnegada y desesperantemente lenta, logra derrotar al psicópata Jack y salvar a su hijo.

Norma Louise Bates – Psycho, Bates Motel

Psycho

Un personaje profundamente perturbador. En Psycho, el slasher de Alfred Hitchcock que aterró a la sociedad norteamericana en 1960, no tiene otra cara que el de un cadáver, una momia.

Su hijo, Norman Bates, la ha mantenido escondida en una habitación por años, y su demencia lo ha llevado a partir su personalidad en dos. Por un lado es un tímido administrador de un hotel, y por el otro es una asesina celosa y manipuladora.

Este personaje fue explorado con mayor profundidad en la serie televisiva Bates Motel (2013-2017), en donde la hermosa y mesmerizante Vera Farmiga encarna a Norma: una madre aterradoramente sexual y freudiana.

Margaret White – Carrie

Carrie 1976 Margaret White

Otra vez Stephen King. Margaret White es la madre de Carrie, una adolescente con poderes de telequinesis, que gracias a las presiones que sufre en la escuela, y a la violencia religiosa de su madre, termina comandando una masacre en la noche de su graduación.

La imponente interpretación de Piper Laurie, en la adaptación de 1976 de Brian de Palma, nos obliga a preguntarnos quién causa más terror: Carrie o su madre.

Pamela Voorhees – Friday the 13th

Pamela Voorhees

Creada por Sean S. Cunningham, la historia de Viernes 13 se ha convertido en el slasher por antonomasia. Ha tenido al menos una docena de secuelas, spin off’s, remakes y reboots. Su primera película, estrenada en 1980, retrata los misteriosos asesinatos que rodean al campamento Crystal Lake.

Se trata precisamente de Pamela Vorhees, interpretada por Betsy Palmer, quien se ha fincado la misión de vengar la muerte de su hijo Jason, que padeció de hidrocefalia y retraso mental, y que se ahogó en el lago.  Con un machete, Pamela ha asesinado a todos aquellos responsables de la muerte de Jason; y a todos quienes intentan reabrir el campamento.

Eso, hasta que Alice logra derrotarla cortándole la cabeza con su propia arma mortífera. Ese hecho desata fuerzas macabras que traen a Jason de regreso del fondo del lago, con la misión de vengar a su madre.

Mildred – Three Billboards Outside Ebbing, Missouri

Three Billboards Outside Ebbing, Missouri

Dirigida por Martin McDonagh, esta película se convirtió en uno de los grandes sucesos del 2017. Mildred es la madre de Angela, que murió violada, y a cuyo cuerpo le prendieron fuego, siete meses antes del inicio de la película.

Mildred, furiosa por el poco avance de las investigaciones policíacas, decide rentar tres espacios de publicidad espectacular a la entrada del pueblo, y escribir en ellos una pregunta fulminante.

Los letreros desatarán una ola de reacciones en todo el pueblo, y con ellas la furia de Mildred, que está dispuesta a todo por encontrar al responsable. Interpretada por Frances McDormand, Mildred pasará a la historia como una madre ejemplar del siglo XXI.

Javier Botet – Mamá

Mamá

Javier Botet se ha convertido en un favorito a la hora de interpretar monstruos; su curiosa fisionomía, producto del síndrome Marfan que padece, lo han vuelto un actor ideal para encarnar entidades monstruosas. Una de sus primeras encarnaciones, fue en el film REC, de 2007, para el papel de la niña poseída Tristana Landeros.

En Mama (2013) de Andy Muschietti, encarna a una peligrosa pero maternal entidad que está obsesionada con encontrar a su hija. En el año 1800, una monja violenta se escapa del asilo mental, y rapta a su hija de la guardería. Perseguida por las autoridades, cae de un risco matándose a ella y a la niña.

Casi dos siglos después, un hombre que pretende huir de sus problemas financieros, se encuentra en una cabaña con las manos ensangrentadas: ha asesinado a sus socios, a su ex esposa, y se prepara para acabar con sus hijas, para después suicidarse. Pero Mamá, que mora en esa cabaña, lo mata primero para quedarse con las niñas.

Susanne Wuest – Good night, mommy

goodnight mommy

Al más puro estilo de Michael Haneke y su cine de la crueldad, dos directores: Severin Fiala y Veronika Franz, llevaron a las pantallas alemanas una perturbadora historia: Lukas y Elías están convencidos de que su madre ha cambiado irremediablemente: el cuerpo sigue ahí pero el interior es distinto.

¿La han poseído? ¿La han raptado? Después de congregar todas las pruebas posibles, caen en la cuenta de que su madre no habita más en esa casa, ni en ese cuerpo, y deciden vengarse de la impostora.

El papel de Susanne Wuest es lo suficientemente ambiguo y aterrador para mantener en vilo a los espectadores.

Chris MacNeil – The Exorcist

The Exorcist

Sin duda una de las películas más aterradoras del cine. Dirigida por William Friedkin en 1973, cuenta la historia de Regan, una adolescente poseída por un peligroso demonio, y la posterior lucha de los sacerdotes Merrin y Karras para liberarla.

Sin embargo, su madre, Chris MacNeil, una afamada actriz, tiene que lidiar primero que nadie con los peligros y los terrores que provoca Regan. De hecho, todo el film, a la luz de los nuevos tiempos, se antoja más como un drama familiar, en cuyo centro está el sufrimiento de Chris, que como una película de horror.

Ellen Burstyn fue la encargada de interpreter a Chris, y estuvo nominada a los premios de la Academia por ello.

Sally Field – Forrest Gump

Forrest Gump

Eric Fromm escribió que el amor del padre es aquel que se gana; y que el de la madre, por el contrario, es incondicional. Un buen ejemplo de esa sentencia es la señora Gump, que a lo largo de esta historia dirigida por Robert Zemeckis, adaptada de la novela de Winston Groom, hace todo para que su pequeño Forrest, que padece un ligero retraso mental, sea un hombre de bien.

Esta comedia-drama es a su manera una fábula sobre la historia de los Estados Unidos, y sirvió para catapultar la carrera de Tom Hanks; pero a su lado, en un papel de soporte memorable, estuvo Sally Field, cuyo personaje es de hecho la autora de la multicitada frase: “la vida es como una caja de chocolates”.

Grace Stewart – Los otros

The Others

Alejandro Amenábar impresionó a todo su público en 2001 con su filme Los otros, que narra la historia de una casa habitada por extrañas entidades. Grace, interpretada por Nicole Kidman, es una madre a la espera de su esposo que se ha ido a la guerra, y que enfrenta sola la crianza de sus hijos y el mantenimiento de una imponente casa.

La condición de sus hijos, hipersensibles a la luz, obliga a Grace a mantener un orden estricto en la propiedad: puertas y cortinas cerradas en todo momento. Después, la historia revelará los motivos reales de este orden perturbador.

Nicole Kidman fue nominada al Globo de Oro como mejor actriz por su papel en esta película.

Manuela – Todo sobre mi madre

Todo sobre mi madre

Uno de los clásicos imperdibles de Almodóvar; este filme le valió la estatuilla dorada como Mejor Película Extranjera en los Premios Óscar. Narra la historia de Manuela, una madre perturbada por la pérdida de su hijo Esteban.

En su búsqueda del padre del niño, quien se perdió en extrañas circunstancias, viaja a Barcelona en donde habrá de encontrarse con dos grandes amigas y compañeras, también víctimas de “Lola”.

Cecilia Roth interpreta a la madre furiosa de Esteban, que justo antes de morir pretendía someter a un concurso escolar su relato “Todo sobre mi madre”.

Eva Khatchadourian – We need to talk about Kevin

We need to talk about Kevin

Un imponente thriller de misterio, incluso de horror, dirigido por la aclamada directora Lynne Ramsay. Eva, encarnada por Tilda Swinton, ha tenido que atravesar toda clase de penas en la crianza de su hijo psicópata Kevin.

Al lado de su esposo Franklin, a lo largo de toda la película veremos el crecimiento del niño, y el caos posterior al asesinato en masa que Kevin perpetró en la escuela, que le causa a su madre la enemistad de todo el pueblo.

Concha – Santa Sangre

Santa Sangre

Dentro de la filmografía del chileno, Santa Sangre (1989) resalta como una de sus más brutales y oscuras piezas. Se trata de un slasher que narra las tribulaciones de Fenix, un artista del teatro que logra escapar de una institución mental, para reunirse con su madre.

Ella, interpretada por Blanca Guerra, es la líder de una compañía de teatro que esconde un culto religioso. Fénix, que sucumbe a las fuerzas macabras de su madre, termina sirviendo en un acto teatral, pero también real, de “sus manos”; y por ello se verá obligado a perpetrar atroces asesinatos.

Blanca Guerra estuvo nominada al premio Saturn por su interpretación de Concha.

Aretha Robinson – Ray

Ray

En esta bio pic de Ray Charles, el gran reformador del góspel, el padrino del rock and roll, dirigida por Taylor Hackford, destaca la participación de Sharon Warren como Aretha Robinson, la madre de Charles.

Dado que el músico era ciego, la recia personalidad de su madre lo llevó a ser un hombre determinado por su talento musical, y no por su ceguera; esa figura imponente de la madre es llevada a la pantalla con maestría por Warren.

La película ganó dos Óscar, uno en la ctegoría de Mejor Actor, para Jaime Foxx, y el otro en Mejor Sonido.