Private life: comedia y emotividad de Netflix | Cine O'culto

Private life: comedia y emotividad de Netflix

- Por

La imposibilidad de tener un hijo puede unir o hacer fracasar a un matrimonio. La directora, actriz y guionista Tamara Jenkins, unió esfuerzos con Netflix para la producción de su última película Private Life. Esta película aborda el tema de la infertilidad y a un matrimonio en una búsqueda por tener un hijo. Jenkins ha dirigido todo lo que ha escrito a excepción de Juliet Naked, película del 2018 dirigida por Jesse W. Peretz (Orange Is The New Black, 2013) y escrita por Tamara Jenkins, la cual fue estrenada dentro del mismo año también.  

La primera en unirse al reparto de esta producción fue Kathryn Hahn (La Vida Secreta de Walter Mitty, 2013) interpretando a Rachel, quien co protagoniza junto a Paul Giamatti (12 años de esclavitud, 2013) como Richard, el esposo de Rachel. Juntos interpretan a una pareja que ha probado todos los métodos disponibles para poder tener un hijo, habiendose los dos sometido a distintos e incluso fuertes tratamientos médicos para facilitar un embarazo, incluso llegan a considerar la adopción en varias ocasiones como una posibilidad.

Paul Giamatti, Kathryn Hahn, Kayli Carter. Variety.com

Siendo un tema tan delicado, Jenkins tomó un camino un poco usual para escenificar este drama, ya que la línea entre lo humorístico y lo dramático es poco visible en ocasiones. Pero su “casting” fue seleccionado de manera muy inteligente, pues lejos de parecer artificial o satírico, los actores consiguen dar vida a sus personajes de una manera natural, siendo fácil identificarse con ellos y el dolor que viven por su situación, haciendo que el humor no estorbe a la audiencia, sino que más bien representa con cotidianidad una situación por la que muchas parejas atraviesan.

Si bien la directora y guionista de esta película ha declarado que no es precisamente un trabajo autobiográfico, si mantiene elementos de los cuales ella tiene experiencia, específicamente en el tema de la infertilidad. En el desarrollo de la historia podemos ver que la pareja dedicada a las artes, decide una vez mas someterse a tratamientos de fertilidad y esta vez buscan a una donadora de óvulos. Tras una decepcionante espera, Rachel y Richard reciben en su casa a Sadie (Kayli Carter, Godless, 2017), quien es hija del hermano de Richard, Charlie, interpretado por John Carroll Lynch (Grand Torino, 2008), a quien la pareja en cuestión le debe altas sumas de dinero por préstamos para los tratamientos de fertilidad.

Paul Giamatti, Kathryn Hahn. Slate.com


Richard y Rachel le proponen a Sadie ser su donadora, a lo cual Sadie responde inmediatamente aceptando, mencionandoles que lo haría sin pensarlo, ya que les está muy agradecida por permitirle vivir en su casa en Nueva York mientras estudia. Es así que Sadie se somete a un tratamiento de fertilidad por ayudar a sus tíos, quienes le ofrecen a ella el pago por ser donadora el cual Sadie termina aceptando. Los padres de Sadie, Charlie y Cinthya (Molly Shanon, La Balada de Rocky Bobby, 2006), se enteran de los planes de su hija de ayudar a Rachel y Richard teniendo distintas reacciones, siendo Cinthya la mayor opositora, argumentando que eso los haría ver mal ante sus círculos sociales.

Sadie continua en favor de Rachel y Richard, siendo durante este proceso de tratamientos que los tres empiezan a unirse más, incluso Sadie les hace saber a sus tíos que con ellos se siente de verdad en familia más que en la casa de sus padres. En una revisión médica, informan a Sadie que deberá someterse a un tratamiento que incentive su ovulación, ya que su conteo de óvulos es bajo, Sadie impulsivamente aumenta por su cuenta la dosis, pensando en duplicar los efectos para asegurar que el método sea efectivo, lo cual termina complicando su salud y evitando que pueda seguir ayudando a sus tíos.

En esta historia, Tamara Jenkins nos muestra una realidad de la cual la mayoría no estamos al tanto. En pantalla se nos muestran las afectaciones que producen los tratamientos de este tipo, que involucran en su mayoría niveles hormonales que afectan el estado de ánimo de quien los utiliza. Vemos que los procesos de fertilización no sólo interrumpen la normalidad de las vidas de Richard y Rachel, sino que el pesar y frustración por no poder tener un hijo, sumado con los efectos de los tratamientos, hacen de la situación una prueba de tolerancia entre la pareja. Si bien Richard y Rachel están conscientes de que los efectos colaterales se adueñarán de ellos temporalmente, es inevitable ver el sufrimiento por el que los personajes atraviesan.

Paul Giamatti, Kathryn Hahn. Ew.com


Podemos apreciar el carácter y forma de ser de Rachel y Richard, quienes son personas prácticas y con buen sentido del humor. La actuación de Kathryn Hahn y Paul Giamatti es de los más resaltable puesto que vemos como las personalidades de los personajes son moldeadas y puestas a prueba con esta dura situación.

La película fue estrenada en el Festival Sundance en enero del 2018 y tuvo su estreno mundial el 5 de octubre del 2018 en la plataforma digital Netflix, misma que fungió como productora.