Nostalgia y misticismo vikingo en Roma de Cuarón | Cine O'culto

Nostalgia y misticismo vikingo en Roma de Cuarón

- Por

Roma no sólo está ya disponible para todos en Netflix, si no que va a representar a México en la premiación de los Oscar. Las preguntas que generan los símbolos de la película no paran de surgir y de la vasta cantidad de tesis que se han recuperado a partir de la publicación de Roma, tanto especialistas de la crítica como el público en general, aún se cuestionan el significado de los guiños que acompañan la poética de Roma.

Alfonso Cuarón, se ha dedicado desde hace semanas a asistir a conferencias, ruedas de prensa y rondas de preguntas respondiendo a tanto como puede. Cuarón, precavida e inteligentemente evita responder directamente al significado personal de las imágenes que compuso para su película.


Roma, fotograma. Netflix

Mencionamos “inteligentemente” porque la obra empieza a pertenecer a la audiencia una vez que se le es revelada. Incluso el mismo Cuarón ha manifestado que le sorprende la cantidad de lecturas que hay a partir de su película y es esto lo enriquecedor del arte, por lo que prefiere que los significados surjan, en vez de tajantemente proponer que son.

En esta ocasión, Cine Oculto te desglosa el año nuevo de Roma y su interesante desarrollo.


Roma, fotograma. Netflix

En la secuencia de año nuevo en Cuernavaca, recordarás que en la hora 1:17:22 de la línea de duración de la película, se introduce a un singular personaje que aparentemente para la mayoría de las audiencias latinoamericanas no tiene sentido. El personaje de forma simpática viste un atuendo peludo portando una máscara mientras persigue a los niños por la sala al ritmo de “I Don’t Know How to Love Him”  de Yvonne Elliman.

Es paradójico que en una de las películas más mexicanas y más mencionadas a nivel mundial actualmente, aparezca este personaje peludo que es un símbolo ajeno a nuestra cultura, sin embargo involucra una de las metáforas que más reflejan el discurso de Cuarón en Roma, pero ¿por qué y cómo? Empecemos diciendo que el chistoso atuendo que utiliza este personaje representa nada menos que a un Krampus.


Roma, fotograma. Netflix

¿Que es un Krampus?

El Krampus es un ser mitológico muy conocido en Europa, ya que tiene sus orígenes en las mitologías germánicas europeas. Recordemos que distintas tribus germánicas se distribuyeron durante 1000 años por toda Europa, desde los tiempos en que vivía Cristo hasta el año 1100 d.c., siendo los vikingos las últimas culturas germánicas bárbaras con afán de conquistar Europa quienes finalmente, se cristianizaron.

La particularidad del Krampus es que es la antítesis de Santa Claus: mientras Santa Claus trae regalos y es sinónimo de buenos augurios, el krampus es un ser peludo y vil que viene por los niños que se portaron mal en el año para llevarlos al inframundo, torturarlos y comérselos. Es de este ser mitológico anti navideño de donde se basa el Grinch incluso.

Krampus en Austria

La noche del Krampus es el 6 de diciembre, mientras que el día de Santa Claus es el 7 de diciembre. La figura de Santa Claus está basada ampliamente en Odín (Si, como el papá de Thor de Marvel, es el mismo), quien en el paganismo nórdico traía bendiciones y regalos el 25 de diciembre (llamado “Jul”) montado en su caballo de 8 patas llamado Sleipnir y por el cual representamos a Santa Claus con un trineo de 8 renos.

En el “Jul” se celebraba el solsticio de invierno los 25 de diciembre y a pesar de que la denominación “Jul” es pagana, los países escandinavos así como también Islandia y las Islas Feroe, continúan llamándole así a la navidad, comenzando los festejos con la noche del Krampus hasta el 31 de diciembre que es año nuevo.

Ilustración del Krampus de principios del siglo XX

Es entonces que Roma nos presenta a este bromista interpretando al Krampus de la manera más natural en la que se representa en Europa, persiguiendo niños. La noche del Krampus (o krampus Nacht) se sigue celebrando aún hoy el 6 diciembre en distintos países de Europa, con un desfile de disfraces bastante demoníacos en representación de esta figura pagana. Países como Alemania, Suiza, Hungría, Austria, y muchos más continúan esta tradición.

*Durante el siglo IV d.c. entre los años 300 y 380, el imperio romano trabajaba con concilios y edictos para el establecimiento del canon del cristianismo, son ellos quienes dictaminan que cualquier culto fuera del cristiano es pagano e ilegal. También se encargan de tomar al Krampus como referencia para la representación iconográfica del demonio que conocemos, con cuernos y quasi-animal.

En el año nuevo de Roma


Roma, fotograma. Netflix

Posterior a habersenos presentado al Krampus, vemos a Cleo (Yalitza Aparicio) celebrando la navidad con la gente de servicio en una planta baja de la hacienda. Después vemos a la empleadora de Cleo, Sofía (Marina de Tavira) ser acosada por uno de los invitados, quien le recuerda de una forma repudiable que está sóla y que hasta debería agradecer la atención que él le pone. Finalmente sucede el inesperado incendio que termina con el festejo. Recuerda esto porque servirá para conocer el significado de dicha secuencia.

Mientras los invitados y locales salen de la hacienda para intentar apagar el incendio que devora el bosque, el único que tiene la actitud más extraña es el señor Ove Larsson (Kjartan Halvorsen) en su disfraz de Krampus, pues se acerca al lugar del siniestro contando en inglés de forma regresiva del 10 al 1 y finalmente gritando “feliz año nuevo”. Larsson se quita la máscara y comienza a cantar algo que junto con el incendio, nos deja preguntándonos “¿qué rayos pasa aquí?”

Roma, fotograma. Netflix

La canción que canta Larsson tiene por nombre Barndomsminne frå Nordland (memorias de la infancia de las tierras del norte) o Å eg veit meg eit land (conozco un país). La cual es una canción noruega escrita y cantada en una variante del idioma noruego llamado “nynorsk”, comúnmente más hablado y enseñado en las regiones nortes de Noruega.

El noruego Larsson, deja de reír y bromear cuando se descubre la cabeza y adquiere una actitud de total solemnidad para entonar la emotiva canción que se usa como un himno del norte de Noruega. Todo esto frente a un bosque que le recuerda a los paisajes de su país natal y con una mirada de intensa melancolía al admirar el incendio que él mismo provocó, pues en las antiguas tradiciones paganas nórdicas es costumbre pasar una antorcha por los 4 puntos cardinales de las viviendas para despedir e iniciar el año.

Por lo que Ove Larsson no hacía una mera fechoría, sino que iluminaba el inicio de su año con un acto de una magnitud que desborda la misma tradición, así como se desborda su melancolía representada en un incendio tan fuerte como su nostalgia por recordar su país. Larsson termina su aparición con la última línea de la canción que dice: “Å eg minnest, eg minnest so vel dette land!” “Me acuerdo tan bien de este país!”.

En la siguiente escena vemos los resultados del incendio del cual no se sabe quién fue responsable (mucho menos las razones) y escuchamos a Cleo decir que esos mismos paisajes le recordaban mucho a su pueblo a pesar de que son diferentes. Esta declaración nos muestra que tanto Cleo, la trabajadora del hogar de origen mixteco, como la señora Sofía quien es una citadina de clase media y Larsson (el escandinavo de una clase alta), a pesar de sus distintos orígenes, tienen algo en común y eso es la experiencia humana de la soledad, la nostalgia y cómo lidian con eso.


Roma, fotograma. Netflix

Es esencial esta secuencia en la película, pues es aquí dónde Roma establece cómo a pesar de la clase social, el origen étnico y la procedencia, los sentimientos son los mismos en la humanidad y que la afectividad hacia lo que sea nuestro, como país, tradiciones, personas o memorias, son las que nos mueven a enmendarnos y reconocernos. En fin, Roma es un poema de lo que es la existencia humana.

Aquí tienes la canción para que te la aprendas y la puedas cantar.

Feliz 2019.