¡Míticas e hilarantes! 7 películas mexicanas Serie B que debes ver | Cine O'culto

¡Míticas e hilarantes! 7 películas mexicanas Serie B que debes ver

- Por

La Edad de oro de Hollywood (1910 a 1960) se conformó por grandes producciones del oligopolio formado por Warner Bros, MGM, Paramount, RKO, Fox, Universal, Columbia Pictures y United Artists, que inventaron la “doble función” en los cines, una dinámica que consistía en proyectar primero sus cintas comerciales (Clase A) y después las de bajo presupuesto y de cine independiente, denominadas despectivamente como Clase B o Serie B.

Desde su origen, han sido películas de terror, fantasía y musicales con grandes cantidades de ciencia ficción y humor negro, que caen en lo inverosímil y hasta de mal gusto para algunos, gracias al uso de efectos especiales 100 por ciento artesanales y de gran impacto visual, a través de una estética ingeniosa y extravagante.

Casi todas las películas Serie B han alcanzado la denominación “de culto” y hasta han sido fuente de inspiración para grandes cineastas como Guillermo Del Toro, Quentin Tarantino y Tim Burton, por mencionar algunos de los más famosos.

Así como en Estados Unidos, durante los años treinta y hasta finales de la década de los cincuenta, México también vivía su propia época de oro en el cine, simultáneo a producciones Serie B.

Si bien existe un gran acervo mexicano de películas de dicho estilo, a continuación, enlistamos algunas de las mejor calificadas por la crítica (para ser Serie B) y que son bastante recomendables para armar un pintoresco maratón en esta época de Halloween y Día de Muertos:

1. ‘Gángsters contra charros’ (Juan Orol, 1948)

El maloso Johnny Carmenta, interpretado por el  director de la cinta, debe enfrentarse con Pancho Domínguez (José Pulido), el charro de arrabal que ha impuesto su ley en toda la ciudad.

Un día, la ya enardecida rivalidad entre ambos se duplica cuando aparece en medio de los dos la rumbera “Rosa” (Rosa Carmina).

Juan Orol era admirado por el público gracias a sus musas y brillantes villanos, por encima de su característica pobreza argumental y poca técnica, aspectos que eran vilipendiados por la crítica. Aun así, esta cinta ocupa el puesto 68 dentro de “las 100 mejores películas del Cine Mexicano”.

Además, Orol ha sido comparado con Ed Wood, bautizado como “el peor director de todos los tiempos”.

Ve ‘Gangsters contra charros’ aquí:

2. ‘Ladrón de cadáveres’ (Fernando Méndez, 1957)

Una película que es considerada de culto hasta en Europa, cuenta una serie de eventos misteriosos ocurridos en el ambiente de la Lucha Libre que se relacionan con la desaparición de algunos cadáveres.

La policía infiltra a Guillermo Santana, enmascarado como “el Vampiro” para atrapar al ladrón. Sin embargo, todo sale mal y Guillermo termina como un monstruo al servicio del malo de la historia. 

Crox Alvarado -actor, luchador, caricaturista, guionista mexicano de origen costarricense- protagoniza esta joya del cine de bajo presupuesto.

El crítico Emilio García Riera alabó el ingenio del director en las escenas de lucha, y describió la cinta como “desigual, pero no aburrida”.

Ve ‘El ladrón de cadáveres’ aquí:

3. ‘La nave de los monstruos’ (Rogelio A. González, 1960)

Protagonizada por el magnífico “Piporro”, Ana Bertha Lepe y Lorena Velázquez, se trata de un ranchero llamado Laureano, que es un buen tipo, alegre y simpático, pero muy mentiroso.

Mientras se pasa sus días en cantinas contando historias que nunca ocurrieron, aparecen en el rancho Gamma (Ana Bertha Lepe) y Beta (Lorena Velázquez), provenientes del planeta Venus. Ambas dan con Laureano y se enamoran de él

Al sólo elegir a una de ellas, se desata una batalla entre alienígenas, vampiras, robots y otros monstruos, para lograr una inigualable comedia orgullosamente mexicana.

Ve ‘La nave de los monstruos’ aquí:

4. ‘La isla de los dinosaurios’ (Rafael Portillo, 1967)

Un profesor y sus alumnos realizan una expedición para demostrar la existencia de Atlántida, pero terminan en un remoto pedazo de tierra que parece haber quedado detenido en el tiempo.

Notable la influencia de la obra de Julio Verne y películas como King Kong y Godzilla.

Ve ‘La isla de los dinosaurios’ aquí:

5. ‘La horripilante bestia humana’ (René Cardona/Jerald Intrator, 1969)

Es un hecho que el nombre de la cinta revela parte importante de la historia, por lo que es suficiente mencionar que se trata sobre un médico que le hace un trasplante de corazón a su hijo para salvarle la vida.

La cosa es que el órgano vital que utiliza es el de un gorila.

Ve ‘La horripilante bestia humana’ aquí:

6. ‘El Santo vs las momias de Guanajuato’ (Federico Curiel, 1972)

La mayoría de las películas de “El enmascarado de plata” pertenecen al Serie B mexicano, pero esta se encuentra entre las predilectas de la crítica.

Comienza con un grupo de turistas que hace un recorrido por el Museo de las Momias, en Guanajuato, donde el guía cuenta la historia de Satán, un luchador del pasado que fue vencido por un ancestro de El Santo y juró regresar para vengarse.

De pronto, los cadáveres momificados resucitan para aterrorizar a quien se les ponga en frente, por lo que El Santo, con la ayuda de Blue Demon, y Mil Máscaras, combate al antiguo luchador y a las criaturas.

Fue un éxito de taquilla porque logró reunir a tres de las figuras más importantes del pancracio mexicano.

Un dato curioso es que el personaje de Satán fue encarnado por Tinieblas, que aún no debutaba con ese nombre.

Ve ‘El Santo vs las momias de Guanajuato’ aquí:

7. ‘Intrépidos punks’ (Francisco Guerrero, 1980)

Unos pandilleros orquestan una serie de asaltos para obtener el dinero requerido para liberar de un encierro a su líder, Tarzán.

Una vez que lo consiguen, continúan sembrando el terror, entre orgías, fiestas, excesos, ruletas rusas y combates con cadenas, en una especie de atmósfera post apocalíptica ciberpunk, musicalizada de forma recurrente por el tema que da nombre a la película, interpretado por Three Souls in my mind, quienes en algún momento aparecen de la nada tocando la canción.

Citando la sinopsis de Filmaffinity: “Punks ridículos, monjas con armas, desnudos injustificados, motos, punk mexicano, Mad Max Clase B, violencia y más punks ridículos”.

Ve ‘Intrépidos Punks’ aquí:

¿Cuáles agregarías?