Pospunk, adolescentes y excesos: "Esto no es Berlín"

Pospunk, adolescentes y excesos: «Esto no es Berlín»

- Por

La cinta está inspirada en la adolescencia del director, quien plasma a través de un drama íntimo, fuertes vivencias en un mundo de contracultura repleto de tentadores excesos.

El año 1986 fue uno de los más tormentosos en la historia de México: la capital acababa de ser reducida a escombros por el poderoso terremoto del 19 de septiembre de 1985 y la economía no iba nada bien, gracias a la pésima administración federal encabezada por Miguel de la Madrid. Por si fuera poco, se tenía la magna responsabilidad internacional de albergar, por segunda ocasión, al mundial de fútbol.

En este complejo escenario político-económico y social se desarrolla la cinta Esto no es Berlín (2019). Se centra en Carlos (Xabiani Ponce de León), un adolescente medio inadaptado que va a la escuela, tiene un amor imposible y comete inocentes fechorías acordes a su edad en compañía de su inseparable amigo Gera (José Antonio Toledano) y de otros compañeros de su salón. Una noche, la hermana mayor de Gera, Rita (Ximena Romo), los invita al mítico Hoyo Fonky (para algunos “club de mala muerte”), donde toca con su banda. Esto lleva a los muchachos a una búsqueda de identidad en un mundo de seductores excesos: arte, libertad sexual, drogas y mucho rocanrol.

Pospunk, adolescentes y excesos: "Esto no es Berlín"

¿Opinión?

Hari Sama (El sueño de Lu) se inspiró en sus propias vivencias para la creación de este largometraje que, sin duda, llegará al corazón de sus contemporáneos gracias a la entrañable fotografía ochentera de Satélite, Lomas Verdes y alrededores.

Además, es una crítica al mexicano aspiracional y a la rebeldía de la juventud mal encaminada, que si bien busca a través de la expresión artística cambiar su entorno, se transforma en insuficiente a causa del aislamiento de la realidad que causan las drogas fuertes.

La música es un hit para los melómanos apasionados del rock y para las variantes del pospunk. Asimismo, las actuaciones son admirables y logran generar empatía y, por supuesto, hasta identificación con los personajes según el perfil del espectador.

Pospunk, adolescentes y excesos: "Esto no es Berlín"

Aunque introduce hechos reales mezclados con ficción, no ofrece nada fuera de lo común o extravagante. Al contrario, es una historia cercana e íntima que retrata las vivencias de una familia común con cierto grado de disfuncionalidad, que se ve envuelta en el «desenfrene» de las drogas y de la liberación sexual.

Esto no es Berlín se estrenó el 25 de enero de 2019 en Sundance, donde Hari Sama estuvo nominado al gran premio del jurado Cinema mundial – Dramático. Además, se llevó cuatro galardones en el Festival de Málaga: premio especial del jurado, mejor actor de reparto (Mauro Sánchez Navarro), mejor fotografía (Alfredo Altamirano) y premio especial de la crítica.

Pospunk, adolescentes y excesos: "Esto no es Berlín"

Se puede concluir que es realista y conmovedora, con un ritmo por momentos tedioso pero a la vez digerible. Es una buena historia sobre contracultura y esa agridulce e ineludible etapa llamada adolescencia.

Actualmente, está disponible en el catálogo de Filmin. Mira el tráiler oficial aquí: