Heath Ledger a 10 años de su muerte: su vida, sus ambiciones y sus mejores películas | Cine O'culto

Heath Ledger a 10 años de su muerte: su vida, sus ambiciones y sus mejores películas

- Por

El 22 de enero pasado se cumplieron diez años de la muerte del actor australiano; y pese a que tiene una década que no vemos a Heath Ledger interpretando un papel, sigue siendo uno de los actores más queridos y recordados por los aficionados. La potencia de su histrionismo y su inteligencia a la hora de elegir sus papeles, le otorgó a Ledger un lugar de privilegio dentro de la industria. Hoy, en su natalicio, lo recordamos.

En el programa televisivo alemán, Too young to die, los padres de Heath, Kim y Sally Ledger, cuentan que su hijo desde muy temprana edad tuvo inquietudes creativas: a la edad de diez años se volvió un experto del ajedrez y ganó una competencia juvenil en su natal Australia; de igual forma, a esa edad tuvo su primera experiencia actoral: debutó como Peter Pan en una pequeña producción de su escuela primaria, la Guildford Grammar School.

Relatan que esa experiencia primigenia lo llevaría a dejar la escuela siete años después: quería construir una carrera como actor. Así que, con 17 años cumplidos, se embarcó con su mejor amigo Trevor DiCarlo en un viaje de 4000 kilómetros a través del continente, para llegar a Sydney, en donde interpretaría un pequeño papel en la serie Clowning around (1992).

Prácticamente toda esa década trabajaría en producciones televisivas australianas, hasta que en el 2000 cambió su residencia a los Estados Unidos: había conseguido un contrato para interpretar al primogénito de Benjamin Martin, el personaje de Mel Gibson en The Patriot.

A partir de ese momento, Heath Ledger se convertiría en uno de los actores jóvenes más cotizados de la industria, participando incluso en más de un filme por año. En 2001, recibió uno de sus primeros premios, el ShoWest Award, de la National Association of Theathre Owners, a la “Estrella masculina del mañana”.

Al respecto habla su padre en el documental: “durante tantos años mi hijo quiso ser famoso, pero cuando lo logró, se dio cuenta de que eso implicaba que la gente tuviera expectativas; siempre esperaban algo de él, así que esa fantasía de la fama se le acabó muy rápido”. Acaso por eso Heath Ledger rechazó participar en la Spiderman (2002) de Sam Raimi: “quería papeles que le dejaran algo más, eso lo supo desde muy temprano, quería participar en filmes que le dieran no sólo dinero, sino respeto”.

Apasionado a la fotografía, Ledger mantenía la ambición de convertirse en director de cine. Ambición que no concretaría hasta 2006, cuando debutó con su primer video corto: Ben Harper: Morning Yearning (2006). “Mi hijo tomaba fotografías de todo, de las casas donde vivía, de la gente con la que estaba, pero sobre todo, de sí mismo. Le gustaba tener una especia de diario de vida a través de la fotografía y el video”, dice su padre Kim, un ingeniero minero dueño de Ledger Engineering Foundry.

El pico de su carrera llegó con The dark night (2008), segunda entrega de la trilogía Batman de Christopher Nolan, en la que daría vida al Joker. Su interpretación le valió un Óscar póstumo, recibido por sus propios padres, como Mejor Actor de reparto, sacando de la contienda a Josh Brolin, Robert Downey Jr y Michael Shannon. Recordemos siete de sus mejores películas:

Monster’s Ball (2001)

Uno de los papeles inaugurales en la carrera de Ledger; en la piel de un joven policía que vive a la sombra de su violento padre, también policía, Ledger logró desplegar con potencia sus capacidades histriónicas.

Dirigida por Marc Forster, narra la turbulenta relación que mantienen Hank Grotowski (Billy Bob Thorton), un guardia de prisión, con Leticia Musgrove (Halle Berry), la esposa del último preso que Hank ejecutó. Se trata de una trágica y violenta historia de racismo, que le valió a Halle Berry un Óscar como mejor actriz.

Ledger interpreta a Sonny Grotowski, el hijo del celador, que mantiene una tensa relación con su padre.

The Order (2003)

Un thriller de terror y misterio dirigido por Brian Helgeland. Alex Bernier, un joven sacerdote, es enviado a Roma para investigar la misteriosa muerte del padre Dominic. Al llegar ahí, Alex se encuentra en la morgue con el cadáver del jefe de su orden, y sobre su cadáver descubre una serie de extraños símbolos… pistas del trabajo de un devorador de pecados.

Se trata de la segunda participación que el director tuvo con Ledger; la primera fue A Knight’s tale (2001), en donde Ledger interpreta a un joven caballero medieval. En The Order, Ledger encarna a Bernier, el sacerdote que descubre una red de corrupción bajo el vaticano con extrañas implicaciones sobrenaturales.

Aunque no fue una película reconocida por la crítica, la actuación del australiano es memorable; y el film en sí mismo es rico en símbolos e imaginería demoníaca, lo que, para los amantes del estilo, resulta muy entretenido.

Lords of Dogtown (2005)

Un drama biográfico sobre el meteórico ascenso de tres patinadores de skateboard, en la temprana década de los setenta en California, Estados Unidos. Dirigida por Catherine Hardwicke y escrita por Stacy Peralta, uno de los patinadores protagonistas, se trata de la única película que han producido en conjunto la Tristar Pictures y Columbia.

Una modesta película de culto que le valió a Heath Legder, que encarna a Skip Engblom, un diseñador de patinetas que, gracias a la introducción de ruedas de poliuretano en su tienda, ayudó a revolucionar el deporte, el premio a Actor del año por la Central Ohio Film Critics Association. El filme estuvo nominado como Mejor Drama en la Golden Trailer Awards y en los Teen Choice Awards.

Este año, el 2005, sería el pico en la carrera de Ledger. Participó en cuatro películas con papeles de alto perfil. La primera de esas cuatro fue Lords of Dogtown, a la que le siguió The Brothers Grimm, Cassanova, y Brokeback Mountain.

Candy (2006)

Un año después de su celebrada interpretación de Ennis Del Mar, el vaquero homosexual en Brokeback Mountain, Ledger participó en una historia parecida: Candy, dirigida por Neil Armfield, relata el tormentoso amor que Dan, un poeta adicto a la heroína, le tiene a Candy, su musa.

Adaptada de la novela del mismo nombre de Luke Davies, es una historia de amor y adicción que revisita el tema de los poetas malditos, pero de una forma muy contemporánea. Le valió a Ledger una nominación como Mejor Actor en el certamen anual del Australian Film Institute.

I’m Not There (2007)

La falsa película biográfica de Bob Dylan. Basada en historias ficticias, Im not There narra de forma fragmentaria lo que hubiera sido la vida de Bob Dylan, pero a través de la vida de distintos personajes y encarnaciones.

Además de Ledger, en esta película participan Christian Bale, Cate Blanchet, Ben Whishaw entre otros. Dirigida por Todd Haynes, el filme le valió a Cate Blanchet una nominación al Óscar como mejor actriz de reparto.

Haynes destaca la participación de Ledger, calificándolo como “una especie de James Dean que expira precocidad, seriedad y sexualidad”.

The Dark Knight (2008)

Ledger falleció en su departamento de Nueva York debido a una sobredosis accidental de somníferos (tenía años luchando contra un severo insomnio y, al parecer, contra un mal hábito de consumo de fármacos), apenas unos meses después de su espectacular interpretación del Joker en esta película. Se trata del mejor papel de toda su carrera, y el último que pudo culminar en vida.

La película ni siquiera necesita presentación. En el programa alemán enunciado al principio, Too Young to die, el padre de Ledger revela un diario que su hijo escribió durante un mes de reclusión en un hotel, con el afán de sumergirse en el personaje.

El diario ha dado pie a especulaciones, que han sido desmentidas todas por sus propios familiares: “algunos medios han dicho que a raíz del Joker mi hermano cayó en la depresión, y por eso encontró la muerte. Nada más falso que eso, él tenía un gran sentido del humor, y haber interpretado al Joker fue para él una gran diversión. Es todo lo contrario de lo que retratan los medios”, ha dicho su hermana Kate Ledger.

The Imaginarium of Doctor Parnassus (2009)

Este fue el último papel del actor australiano; murió habiendo terminado sólo un tercio de este film dirigido por Terry Gilliam. Se trata de una fantasía épica, en cuyo centro se encuentra una compañía de teatro cuyo líder ha hecho un pacto con el diablo.

Gracias a ese pacto, la compañía mete a sus espectadores a través de un espejo que los lleva a un mundo de imaginación y pesadilla por igual. Protagonizada por Christopher Plummer, Andrew Garfield, Lily Cole, Tom Waits y el propio Ledger, cuyo papel ocupan también Johnny Depp, Jude Law y Colin Farrell, estuvo nominada a dos Óscar: mejor vestuario y mejor dirección de arte.