“Sharknado”, una saga llena de incoherencias, carcajadas, tornados y…tiburones

“Sharknado”, una saga llena de incoherencias, carcajadas, tornados y…tiburones

- Por

Se dice que en este mundo la mejor comedia es la más simple y la mejor acción aquella que está repleta de emoción y, a veces, también exageraciones; así que… ¿Qué podría ser mejor que un tornado hecho de enormes tiburones? La respuesta es simple: ¡Seis tornados hechos de tiburones! Pero esperen, ¿y sí además le agregamos unas cuantas motosierras, robots y viajes en el tiempo? Mucho mejor, ¿cierto? Y si creen que esto no es posible, es porque no han visto Sharknado, una película que pareciera haber surgido como parte de una mala broma y que hoy en día se ha convertido en una exitosa franquicia de serie B (casi rozando lo Z) por parte de SyFy.

Ha sido tanto el éxito de esta saga dirigida por Anthony C. Ferrante, que a pesar de las tramas por demás absurdas con las que cuentan todas y cada una de sus películas, son precisamente sus descabelladas historias las que se han convertido en la esencia de su éxito, ya que podría decirse que si hay filmes que son tan malos que terminan siendo buenos, entonces Sharknado es quizá “la peor mejor y más genialmente pésima saga de toda la historia del celuloide»…sí, así de incongruente como se lee.

Pero, ¿por qué ha sido tan exitosa esta franquicia? En parte, se debe a que se burla de sí misma, pues como dijimos antes, en el momento en que pensamos que cualquiera de sus secuelas no puede ser peor que la anterior, ¡oh, sorpresa!, termina siendo el doble de mala aunque, por supuesto, es algo que tanto Anthony Ferrante como todo el elenco hacen con toda la intención del mundo. Asimismo, sus efectos especiales de bajísimo presupuesto y limitados a una digitalización por demás simple -al grado de que el espectador no puede dejar de gritar “¡Hey, a leguas se ve que eso está hecho a computadora!”- son otras de las características por las que estas películas se han ganado una gran legión de fans que, incluso, ya tratan a la saga como todo un producto de culto.

Sin más, demos un breve recorrido por Sharknado, una saga por la cual nadie habría apostado y que resultó ser un premio mayor:

Sharknado. Fuente: Moviepilot.com

Sharknado. Fuente: Moviepilot.com

Sharknado

Fue en 2013 cuando Anthony C. Ferrante comenzó con el inicio del sin sentido y con la pérdida de toda lógica gracias a Sharknado, la primera de seis películas que nos mostraba un tornado repleto de tiburones.

En esta película nominada a la peor película del año, luego de que un huracán golpea Los Ángeles la ciudad comienza a inundarse, pero no sólo eso, sino que el fenómeno natural ha formado un enorme tornado que succiona y escupe tiburones a diestra y siniestra, poniendo en riesgo la vida de todos los ciudadanos. Ahora, un surfista llamado Fin Shepard (Ian Ziering) hace equipo con un par de amigos para rescatar a su ex esposa (Tara Reid), su hija Claudia (Aubrey Peeples) y a su hijo Matt (Chuck Hittinger). Además, ha ideado una manera de detener al sharknado, un plan que incluye sierras mecánicas, bombas y gore, mucho gore ¿Podrá conseguirlo?

Sharknado 2: El regreso

Tuvo que pasar sólo un año para que llegara la secuela de Sharknado, la cual, si bien mejoró (por decirlo así…y vaya, tampoco es que haya sido un gran reto), la trama sigue siendo igual de graciosa y sin sentido.

En la segunda parte, April Wexler (Reid) y los protagonistas se encuentran en un vuelo hacia Nueva York, donde tienen pensado llegar para promocionar el libro que ella escribió luego de lo sucedido en la primera parte y que lleva por nombre Cómo sobrevivir a un sharknado y a otros desastres (no)naturales (seguramente todo un Best Seller). Sin embargo, durante el vuelo su avión es atacado de nueva cuenta por un sharknado, por lo que se verán forzados a aterrizar en NY, ciudad natal de Fin y donde se encontrará con viejos familiares con los que hará equipo para detener una vez más a este tornado.

Sharknado 3: Oh diablos no!

La suerte le sonrió a esta saga, pues cuántas películas tienen la fortuna de estrenar dos secuelas seguidas tras su estreno. Seguramente son pocas…o quizá sean muchas, pero cuántas de ellas tienen el honor de tener entre su elenco al gran David Hasselhoff; sólo Sharknado.

Fue así que en 2015 Tara Reid e Ian Ziering regresaron de la mano de Anthony C. Ferrante para esta tercera parte, en la cual hicieron pareja con el presidente de los EU (Mark Cuban) para salvar a su nación de un nuevo tornado de tiburones. Y si creían que la idea de ver al hombre más poderoso del mundo enfrentarse a tiburones voladores es alocada, quizá piensen dos veces en meterse con este hombre cuando lo vean usar cuadros de otros presidentes y usarlos como tablas de surf para escapar del peligro.

Además, David Hasselhoff aparece en esta tercera entrega para ser parte de la NASA, lo que da pie a que la historia ahora se desarrolle en nada más y nada menos que… ¡en el espacio! Donde nadie puede escucharte gritar (Así es, eso fue una referencia).

Sharknado: The 4th Awakening (los fans de Star Wars comprenderán)

Aunque esta cinta se estrenó en 2016, en la vida de Fin y April han pasado cinco tranquilos años sin ataques de tiburones, aunque eso pronto podría cambiar cuando de nueva cuenta comiencen a aparecer no uno, sino diversos sharknados de todos los tamaños y formas posibles; por lo que deberán idear nuevos métodos para salir adelante…aunque eso signifique montar robots con manos de motosierras.

Además, otra de las características de esta cinta es que el mismo director comenta que “es la que menos se toma en serio a sí misma” (¡Válgame Dios!), por lo que es una obra cuyas incoherencias sólo son superadas por sus amplios cameos, los cuales van desde la aparición de actores como Garey Bussey hasta el vocalista de Mötley Crüe, Vince Neil.

Sharknado 5: Aletamiento global

Por si fuera poco todo lo anterior, ahora Fin vuelve a sacar las motosierras para hacer equipo con su esposa (ahora biónica) April y rescatar a su hijo. Sin embargo, esta vez el caos no se limita a EU, sino que los sharknados se han esparcido en todo el mundo, destruyendo los monumentos y sitios históricos más famosos de todo el mundo.

Por supuesto, esto toma sentido cuando el actor Ian Ziering menciona que esta quinta parte es prácticamente más de lo mismo, pues asegura que “Continuamos explorando lo mismo y en cada película sólo cambiamos las locaciones. Damos al público lo que quiere, cambiándolo un poco y, sí, siguen volviendo”. Allí, lo tienen, señores, la fórmula del éxito.

Sharknado 6: el último Sharknado (¡Ya era hora!)

Hasta el momento no es mucho lo que se sabe de esta cinta pero tampoco es que pueda esperarse algo diferente de ella, ya que tomando en cuanta la declaración anterior, lo menos que podemos mirar son tornados con tiburones y, todas las locuras y absurdos que se presenten fuera de ello, ya es ganancia. Además, la razón por la que todavía no se conoce mucho de esta quinta secuela –y la cual ahora sí promete ser la última-, es porque aún no se ha estrenado, sino que lo hará hasta agosto de este año. Sin embargo, esta es la sinopsis oficial:

Nuestro héroe Fin (Ian Ziering) ha luchado con tiburones por todo el planeta, pero en esta última parte se enfrentará al desafío definitivo: los viajes en el tiempo. Al final de Sharknado 5: Aletamiento global, vimos a Fin vagar sólo por la Tierra después de que fuese destruida. Ahora debe viajar al pasado para detener al Sharknado que lo empezó todo. ¿Conseguirá Fin y su grupo devolver todo a la normalidad y salvar al fin el mundo de una vez por todas?

Como vemos, Sharknado se ha ganado con creces y esfuerzo el éxito con el que cuenta actualmente, pues si bien sus tramas son un completo sin sentido que podrían incluso ser catalogadas como obras ofensivas para la inteligencia, el humor negro con el que manejan sus historias pero, sobre todo la gran imaginación con la que nos traen increíbles y graciosas secuencias, son un claro ejemplo de que “no hay ideas tontas, sólo tontos que no se atreven a filmar cosas tontas”.