Blue Valentine, cuando las historias de amor se vuelven reales | Cine O'culto

Blue Valentine, cuando las historias de amor se vuelven reales

- Por

El azul es un color frío y pocos lo asocian al amor. Es una atmósfera de este tono la que arropa a los protagonistas de este drama estadounidense que ha emocionado a muchos desde su estreno en 2010. Y, aunque el subtítulo de Blue Valentine nos prometa “una historia de amor”, lo que realmente veremos es una película que explica el fin de una relación.

Dean (Ryan Gosling) y Cindy (Michelle Williams) son una pareja joven que ha atravesado por diversas etapas en su historia juntos. En el filme viajamos desorganizadamente por momentos importantes en su relación, con el fin de saber qué ha motivado la crisis que atraviesan en el presente.

Para comprender iremos al pasado, en el que conoceremos a una Cindy que sale de un noviazgo abusivo y de una familia violenta, y a un Dean, enamorado y animado, que se ofrece a ser el padre de la hija que ella lleva en el vientre y casi aborta. Nos encontraremos con unos jóvenes que, quizá demasiado pronto, se casan y se mudan juntos atados por una pasión que los une de tal modo que se visualizan infranqueables. Este primer tiempo es el del enamoramiento, el del flechazo. Es el momento en el que ambos encuentran en el otro un motor.

Pero pronto aparecen las frustraciones de la vida de adultos – clase media baja estadounidense- y sus propios caracteres imperfectos empiezan a dar cabida a problemas que se agravan por malas decisiones. Un Dean desorientado por el alcohol y una Cindy extenuada del trabajo, rozan en tantos aspectos…

Dean intenta recuperar aquella chispa entre ambos a través de una propuesta inusual: invita a Cindy a pasar la noche en un hotel temático, sin su hija, y con el fin de hablar y hacer el amor. Los acercamientos que intenta el varón son frenados de golpe, porque en el fondo Cindy ya ha decidido. No soporta más ese amor.

Luego de recapitular cada paso y cada error, recordar aquella pasión que de ser tanta, era agotadora, impulsa una pelea entre ambos y duermen separados. La mañana siguiente ella se despierta para trabajar y le deja una nota que sólo es el abreboca de esa escena final en la que un Dean desesperado implora una oportunidad. Cindy conmovida pero firme, le pide que se vaya y entre el llanto de su pequeña hija, él las deja y se marcha. Un triste San Valentín, un Blue Valentine.

Amor real

Blue Valentine expone un drama muy real y verosímil, ensalzado con actuaciones ejemplares de parte de ambos protagonistas. Derek Cianfrance, escritor y director, presenta una pieza cinematográfica que a pesar de ser independiente logró el reconocimiento y el aplauso de la crítica por la honestidad desgarradora que la caracteriza. Estrenada en 2010, la película viajó por los más importantes festivales de cine. Un dato curioso es que el rodaje estuvo planificado para la primavera de 2008, sin embargo, la sorpresiva muerte del actor Heath Ledger, ex esposo de Michelle Williams, detuvo la producción.​ Por decisión, prefirieron esperar a que la actriz superara el duelo, ya que no deseaban a otra protagonista para la película.