American Animals: del anhelo al crímen | Cine O'culto

American Animals: del anhelo al crímen

- Por

Desde una mente joven se pueden gestar ideas que resultan en grandes aportes, grandes acciones y en ocasiones, grandes crímenes. American Animals se estrenó el 1 de junio del 2018 y cuenta en el reparto con Evan Peters (X-Men: días del futuro pasado, 2014), Barry Keoghan (Dunkirk, 2017), Blake Jenner (Glee, 2012-2015), Jared Abrahamson (Travelers, 2016) y un “cameo” por parte del actor alemán famoso por el cine de género “exploitation” Udo Kier (Melancholia, 2011)


American Animals, relata la historia real de cuatro personajes: Warren Lipka, Spencer Reinhard, Chas Allen y Eric Borsuk. La película hace una muy poco usual combinación entre los testimonios reales de las personas que participaron en la verdadera historia, y la dramatización en pantalla.

Fotograma obtenido del trailer de «American Animals»

Spencer Reinhard (Barry Keoghan) es un estudiante de 20 años de edad enfocado a lograr una carrera artística como pintor. Su ambiente social está lleno de hostilidades hacia él por parte de sus compañeros y su vida en la casa de sus padres es monótona. Los temas relacionados con el arte son incluso un escape para Reinhard.

Spencer, comienza una amistad con Warren Lipka (Evan Peters), un chico proveniente de una familia disfuncional que, a pesar de sus inquietudes, muestra conductas problemáticas y un notable hastío de vivir la vida que lleva. La madre de Spencer, interpretada por Jane McNeill (The Walking Dead, 2011-2012), se encuentra en desacuerdo con su hijo por adquirir una amistad con Warren, quien incita al joven Spencer a cometer actos vandálicos, que aunque no tengan una repercusión grave, no son los valores que los padres de Spencer enseñaban a su hijo.

Fotograma obtenido del trailer de «American Animals»

Un día Spencer asiste al museo de la biblioteca de Lexington Kentucky, lugar donde se preservaban obras literarias y pictóricas originales de Charles Darwin. En el recorrido, es mencionado que el valor estimado de las obras que tenía el museo, superaba los $13,000,000 de dólares. En días posteriores, Spencer deja saber a Warren los contenidos guardados en ese museo y su valor monetario, cosa que llama la atención de Warren y a manera de plática, comienzan los dos a planear el robo de dichas obras.

El plan había avanzado por algún tiempo, así que deciden investigar factualmente quien podría comprar los artículos que planeaban robar, por lo que Warren y Spencer viajan a Nueva York, buscando recomendaciones sobre compradores de arte del mercado negro. En este viaje la relación entre Warren y Spencer era ya más estrecha y fuerte, así como también sus planes de proceder con el robo. La búsqueda llevó a Warren hasta Europa a los Países Bajos, donde se reúne finalmente con los compradores, quienes no pueden ignorar la falta de experiencia de Warren como traficante de arte, descubriendo que no están tratando con un profesional. Aún así, las personas que contactó Warren en Europa acceden a revelar cuánto pagarían por las obras robadas.

La reunión con los compradores europeos sirve de incentivo para que Warren y Spencer efectúen el robo, por lo que empiezan a hacer el estudio de posibilidades y a realizar planes de escape incluso con maquetas. Al momento de la planeación, se dan cuenta de que no podrían concretar un robo por sí sólos, por lo que integran al equipo a Eric Borsuk (Jared Abrahamson), otro estudiante de su mismo plantel que denotaba una inteligencia superior a la de los miembros originales. Por último, el equipo queda completo incorporando a Chas Allen (Blake Jenner), quien se siente más atraído por la idea de participar a una aventura, que a la de ganarse mucho dinero con un robo.

Fotograma obtenido del trailer de «American Animals»

De esta manera, el equipo comienza la producción de lo que sería un nuevo capítulo en sus vidas. La incertidumbre de lo que están por hacer genera algunos sesgos en el juicio del equipo, inmiscuyéndolos en varios problemas que se verán forzados a resolver.

A menudo, los sueños de los jóvenes están enfocados en la libertad como punto de realización, todo esto debido al bombardeo y presión social por lograrlo. Algunos aspiran a estudiar una carrera, abrir empresas o simplemente vivir con las necesidades cubiertas. Esta película explora la respuesta radical que muchos jóvenes experimentan al ver como serán condenados por sus padres o la sociedad, si no cumplen con las expectativas impuestas. Una respuesta radical que pocos se atreven a contrarrestar manteniéndose en sus rutinas y que para este grupo de cuatro jóvenes, no es el caso.