Es oficial: Fox le pertenece a Disney | Cine O'culto

Es oficial: Fox le pertenece a Disney

- Por

El imperio continúa su expansión, ampliando sus dominios y su poderío. Un negocio de miles de millones de dólares que venía maquinándose desde hace tiempo, y que por fin, para alegría de quienes verán las jugosas ganancias y  disgusto de las más exquisitas y escépticas audiencias, se pudo concretar.

Se trata de la adquisición de 21st Century Fox (antes 20th Century Fox) por parte de Walt Disney, es decir, la compañía del ratón tendrá gran influencia sobre la creación de contenidos bajo el sello de Fox.

A más de 12 meses de anunciarse el acuerdo, Fox confirmó que la absorción se ha completado por 71 mil 300 millones de dólares y entrará en vigor apenas llegado el primer minuto del miércoles 20 de marzo en Estados Unidos.

A través de un comunicado, Fox hizo público el trato por el que The Walt Disney Company adquiere sus principales activos: estudios de televisión y cine, canales de entretenimiento y sus acciones en el marco internacional.

La negociación inició en julio de 2018, pero el cierre del trato definitivo, se vio en la necesidad de esperar por reguladores de México. De este modo, Fox se suma a Pixar, Marvel y Lucasfilm, estudios que ya desde hace tiempo están bajo la propiedad de Disney.

Pero esta compra no fue tan sencilla, ya que Comcast, el conglomerado más importante de Estados Unidos, al cual pertenece Universal Studios, hizo una contraoferta bastante competitiva, por lo que Disney se vio obligado a ofrecer más dinero (originalmente eran 52 mil millones) para posicionarse como el mejor postor.

En este contexto, la adquisición tendrá un coste laboral. De acuerdo con SlashFilm, se calcula que 4 mil empleados corren el riesgo de perder su trabajo. Se tendrá mayor certeza al respecto durante los siguientes dos días.

Los Simpson lo hicieron de nuevo

La atención de lo que se ha llamado “uno de los mayores pactos que se recuerdan en la historia de Hollywood”, se ha centrado en que ahora los superhéroes de Marvel pertenecerán a un mismo universo cinematográfico, al incorporarse personajes como los X-Men, Deadpool o los Cuatro Fantásticos; sumado a la compra de sagas como Avatar, Alien o la serie Los Simpson.

Fueron estos últimos que como desde hace varios años ¿inconscientemente? han anticipado acontecimientos en distintos episodios de impacto internacional con una escalofriante precisión. Por ejemplo, en el capítulo “No tienes que vivir como un árbitro” (30 de marzo de 2014) ocurre un segundo “maracanazo”. La única diferencia fue que en la caricatura es una semifinal y en la realidad ocurrió en la final del Mundial de fútbol (13 de julio de 2014), donde el conjunto alemán venció a la “verde-amarela” 7-1.

Otra predicción que pasa casi desapercibida es en el inolvidable capítulo “Bart al futuro” (2000), el cual se divide en tres historias. El eje conductor de ellas, es en la que Lisa es adulta y presidenta electa de los Estados Unidos. «Hemos heredado un importante agujero presupuestario del presidente Trump», dice en un diálogo.

Sobre el tema en boga, en el capítulo “Cuando se anhela ser una estrella” (1998), aparecen Alec Balwin y Kim Basinger, quienes se esconden de los reflectores en Springfield pero son encontrados por Homero. Como es de esperarse, recibe una orden de restricción, y tras recibir el veredicto en un juzgado, se observa una imagen de los estudios de Fox con una leyenda que dice “división de Walt Disney”.

No olvidemos que hay varios episodios en los que la serie ridiculiza a Fox, pero también en incontables ocasiones hacían mofa de Disney. De hecho, Roger Meyers, disque creador de Tom y Daly (Itchy and Scratchy, que a su vez son parodia de Tom y Jerry) es una evidente burla a Walter Disney, pero quizá una de las más recordadas alusiones a la compañía del ratón, es el chiste de la película de Los Simpson (2007), aquel en el que Bart se pone un brasier negro de en la cabeza, con las copas hacia arriba simulando unas grandes orejas y dice: “soy la mascota de una perversa corporación”. Ironía se queda corto.