Muere el actor Kirk Douglas | Cine O'culto

Muere el actor Kirk Douglas

- Por

Fue una de las últimas estrellas del viejo Hollywood. El legendario actor estadounidense Kirk Douglas murió a los 103 años de edad. Así lo confirmó su hijo Michael Douglas a la revista People.

«Es con gran tristeza que mis hermanos y yo anunciamos que Kirk Douglas nos dejó a la edad de 103 años», dijo el también actor en un comunicado a la revista.

Para el mundo era una leyenda (se lee en el reporte), un actor de la época dorada del cine; un humanitario cuyo compromiso con la justicia y con las causas en las que creía marcaba una pauta a la que se debe aspirar. «Pero para mí y para mis hermanos Joel y Peter era simplemente papá».

Su nombre real era Issur Danielovitch Demsky. Lo cambió en 1942 cuando se alistó en el Ejército como oficial de telecomunicaciones durante la Segunda Guerra Mundial.

Nació el 9 de diciembre de 1916 en Nueva York y comenzó su carrera durante los cuarenta, para convertirse en un ídolo del cine clásico hollywoodense.

Su familia de origen ruso judío, emigrada en 1908 a territorio estadounidense, quedó abandonada por su padre (un trapero) cuando Douglas tenía cinco años. Tenía seis hermanas mayores.

Durante su infancia trabajó como vendedor de refrescos y como repartidor de periódicos, pero gracias a su oratoria y a recitales de poesía en la escuela, decidió buscar una carrera como artista.

Concluyó sus estudios en la universidad de Saint Lawrence, donde se graduó en Letras. A los 20 años consiguió una beca para ingresar a la Academia de Arte Dramático de Nueva York, donde conoció a la actriz Lauren Bacall, quien lo recomendó a productores de Hollywood.

Debutó en Hollywood con El extraño amor de Marta Ivers (1946) de Lewis Milestone, pero saltó a la fama con su papel de boxeador en El ídolo de barro (1949), y se consolidó como un ídolo en 1960 gracias a Espartaco, de Stanley Kubrick. De ahí, su filmografía se extendió a más de 90 películas.

Estuvo nominado en tres ocasiones a la estatuilla de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas: en 1950 por El ídolo de barro de Mark Robson, en 1953 por Cautivos del mal y en 1957 por El loco del pelo rojo, ambas de Vincente Minelli.

No fue hasta 1996 cuando le otorgaron un Óscar honorífico por 50 años de trayectoria.

También recibió en 1981 la medalla presidencial de la libertad (máxima condecoración en EE. UU.), la Legión de Honor Francesa en 1990 y el Oso de Oro honorífico del Festival de Cine de Berlín, en 2001.

En 1991 tuvo un accidente de helicóptero. Cinco años después, sufrió una embolia que le afectó al habla. En 2009, con 92 años, realizó el monólogo de 90 minutos, Before I Forget , escrito por él mismo para narrar su vida.

Además, invirtió gran parte de su fortuna en obras de caridad, como la lucha contra el Alzhéimer.