Más que solo terror: 13 películas inspiradas en el ocultismo | Cine O'culto

Más que solo terror: 13 películas inspiradas en el ocultismo

- Por

¿Cómo es el “más allá”? ¿Existe un ser superior que influya en la vida de las personas? ¿Existen los poderes sobrehumanos para hacer el bien o el mal? Son incógnitas que han incentivado a la creación de cultos y prácticas (algunas indefensas, otras no tanto) que buscan las respuestas que no da la ciencia o las religiones socialmente aceptadas.

Dependiendo la época y lugar geográfico, se busca en la devoción a un ser superior, en los astros, las cartas y la magia, obtener poder, conocimiento, riqueza, comunicarse con los muertos o seres sobrenaturales y hasta atormentar a otras personas. Por supuesto, dichas prácticas (y sus posibles trágicas consecuencias) han sido una gran fuente de inspiración para miles de películas, sobre todo (evidentemente) de terror.

Pero la imaginación de los realizadores no se limita a abordar las diferentes aristas del ocultismo desde una óptica de miedo, hay quien ha explorado la faceta chusca de algo serio o atemorizante.

En ese sentido, los rituales, la hechicería y la mitología de varias culturas alrededor del mundo, se congregan para enriquecer la fantasía del Séptimo arte a nivel internacional.

Por ello, enlistamos 13 cintas sobre ocultismo bastante recomendables, más allá de ‘El exorcista’, ‘El bebé de Rosemary’, ‘La profecía’, ‘El proyecto de la bruja de Blair’, ‘La Bruja’ y otras recurrentes del género, sin relegar otras que son fundamentales:

1. ‘Häxan’ (Benjamin Christensen, Suecia/Dinamarca, 1922)

Basada en el libro «Malleus Maleficarum”, del siglo XV, y dividida en cuatro partes, presenta la representación de los demonios y las brujas en la cultura primitiva y medieval, cuando existía un gran miedo (sobre todo por parte de religiosos) hacia lo sobrenatural, las tentaciones demoníacas y el poder de la magia negra.

Conocido en español como “La brujería a través de los tiempos”, se trata de un extraordinario hito del cine mudo, pionero en su tipo y uno de los predecesores más antiguos de los denominados “mockumentaries”, ya que es descrito en IMDB como un falso documental.

2. ‘The city of the dead’ (John Llewellyn Moxey, Reino Unido, 1960)

Antes de las gigantes del terror sobrenatural citadas anteriormente, estuvo “El Hotel del terror”, también bautizada en algunos países de habla hispana como “Aquelarre”.

Nan Barlow (Venetia Stevenson) es una joven estudiante que es enviada al pueblo de Whitewood, Massachusetts para hacer una investigación sobre las leyendas e historias sobre las brujas de la localidad, ya que en el lugar fueron ejecutadas varias personas acusadas por el delito de brujería.

Cuando llega al lugar, es víctima de los secretos que ocultan los misteriosos habitantes del pueblo.

3. ‘The Devil rides out’ (Terence Fisher, Reino Unido, 1968)

Igual que ‘City of the dead’, es un filme estelarizado por el legendario Christopher Lee.

Conocida también como «The devils bride», es una cinta con gran valor visual y referente obligado en materia de películas de ocultismo.

Ambientada en el Londres de 1929, Nicholas, Duque de Richleau (Christopher Lee) y Rex Van Ryn (Leon Greene) descubren que Simon Aron (Patrick Mower), hijo de un amigo suyo, ha sido iniciado en una secta que utiliza a inocentes que previamente les lavan el cerebro para sacrificarlos en nombre del diablo.

Cuando logran rescatar a Simon y Tanith (Niké Arrighi), otra joven que fue iniciada en el culto satánico, son dominados por la magia negra y fuerzas sobrenaturales de Mocata (Charles Gray), líder de la secta. Por si no fuera suficiente, logra secuestrar a la hija de otros amigos de El duque, Peggy (Rosalyn Landor), para realizar el sacrificio y completar el obscuro ritual.

El video de la canción «The number of the Beast», de Iron Maiden, incluye fragmentos de esta cinta.

4. ‘The Pyx’ (Harvey Hart, Canadá, 1973)

Es protagonizada por la mítica Karen Black, a quien se le vio en 2003 como la infame “Mamá Firefly” en “La casa de los 1000 cuerpos”.

En ‘The Pyx’ intepreta a Elizabeth, quien lleva al descubrimiento de una sociedad secreta, siguiendo la pista de un misterioso objeto de metal.

A medida que avanza la investigación, se descubre todo un culto que realiza rituales de muertes, adoraciones al diablo y hasta posesiones.

Cabe señalar que la voz en las canciones de la película es de la protagonista, quien también era una magnífica cantante.

5. ‘Alucarda’ (Juan López Moctezuma, México, 1977)

Se desarrolla en un convento que también funciona como orfanato, donde Alucarda (Tina Romero), una huérfana de 15 años, ha vivido toda su vida.

Un día, llega Justine (Susana Kamini), con quien Alucarda hace una amistad con tintes de romance.

Mientras juguetean en el bosque, se topan con unos extraños que, al abrir un ataúd, desatan una serie de extraños acontecimientos para las adolescentes y el convento.

Es una magnífica adaptación de la novela “Carmilla”, escrita por Sheridan Le Fanu en 1872, considerada por algunos como la mejor película mexicana de terror, que además generó controversia por incluir escenas de lesbianismo un recinto católico.

El mismísimo Guillermo Del Toro se ha declarado fanático de la película y de toda la filmografía de López Moctezuma.

6. ‘Veneno para las hadas’ (Carlos Enrique Taboada, México, 1984)

Una joya del cine mexicano que aborda la faceta peligrosa de la imaginación de un niño, a manera de un cautivador cuento infantil de terror.

Se trata de dos niñas: La fantasiosa y ventajosa Verónica (Ana Patricia Rojo), que atormenta a su inocente y crédula “amiga” Flavia (Elsa María Gutiérrez) diciéndole que es una poderosa bruja y que es capaz de hacerle daño a ella o sus seres queridos.

Luego de una fatídica coincidencia, Verónica comienza a creerse su propia mentira y su dominio a través del terror que tiene sobre Flavia trae graves consecuencias para ambas, desembocando en una tragedia.

La pequeña infunde el miedo en su víctima asegurando que sus poderes para hacer conjuros y pócimas mágicas, son otorgados por el mismísimo Satanás, con quien tiene un “pacto” secreto.

Un aspecto interesante del filme es que fue grabado casi en su totalidad desde la perspectiva de las niñas, la cámara se mantiene al nivel de sus ojos y los encuadres hacia los adultos no incluyen su rostro.

El director ganó el Ariel de Oro, mientras Ana Patricia Rojo se llevó la «Diosa de Plata» de PECIME a la mejor actuación infantil, además de estar nominada en la categoría de Mejor Actuación Femenina de la misma premiación.

7. ‘El día de la Bestia’ (Álex de la Iglesia, España, 1995)

La película que consagró a su director en España y el mundo entero, al abordar el inminente fin del mundo a cargo del anticristo (muy en boga años antes del nuevo milenio) desde una perspectiva que mezcla el horror, la comedia y el black metal de forma magistral, gracias a sus secuencias de ácido humor involuntario.

La historia se centra en el cura Ángel Berriatúa (Álex Ángulo), quien sufre de una desesperante, y al mismo tiempo comiquísima obsesión por impedir la llegada del demonio a la Tierra, de tal modo que se alía con el obtuso “headbanger” José María (Santiago Sergura), para encontrar respuestas con el “Profesor Cavan” (Armando de Razza), conductor de un programa sobre ocultismo que vive de su charlatanería.

Estuvo nominada a 14 Premios Goya, de los cuales ganó Mejor Director, Mejor Actor Revelación (Santiago Segura), Mejor Dirección Artística, Mejor Maquillaje y Peluquería, Mejor Sonido y Mejores Efectos Especiales.

8. ‘Iddle hands’ (Rodman Flender, Estados Unidos, 1999)

Una comedia de horror que combina el romance adolescente con el gore y las fechorías del “señor de las tinieblas”. ¿Cómo? Apoderándose de la mano de Anton (Devon Sawa), un joven que pasa sus días fumando mariguana, viendo tele y masturbándose, es decir, su extremidad es un sitio idóneo para la maldad.

Es una fantasía que plantea la idea de que el diablo es capaz de poseer algo atraído por la maldad que contenga. En este caso, una mano que solo funciona para el ocio y el placer.

Aunque no tuvo el mejor recibimiento en su estreno, hoy día es considerada por algunos amantes del género como película de culto. Además, fueron los “pininos” de las ahora estrellas hollywoodenses Jessica Alba y Vivica A. Fox.

9. ‘Jeepers creepers’ (Victor Salva, Estados Unidos, 2001)

Si bien nunca se debe dejar de lado que Victor Salva fue acusado de abuso a menores, es una película que tuvo buenas críticas, al lograr una historia de terror de calidad a partir de una premisa sencilla y poco presupuesto.   

La historia es sobre Trish (Gina Philips) y Darry (Justin Long), dos hermanos que viajan en una solitaria carretera, cuando de pronto descubren un túnel lleno de cadáveres destripados que “adornan” las paredes de un sótano cercano a una iglesia abandonada, lo cual resulta en una estresante persecución por parte del posible autor de dicha atrocidad. Ambos hermanos viven en carne propia lo que se pensaba una leyenda urbana.

Estrictamente la película no aborda el ocultismo, pero el título hace referencia a una aterradora premonición que tiene uno de los personajes con el don de la adivinación (Jezelle Hartman, interpretada por Patricia Belcher).

El éxito de la película llevó a dos secuelas: Jeepers Creepers 2 (2003) y Jeepers Creepers 3 (2017).

10. ‘Tenacious D: The Pick of destiny’ (Liam Lynch, Estados Unidos, 2006)

La comedia satiriza el origen del rocanrol, llevándolo hasta la edad media, cuando gracias al conjuro de un gran hechicero y el poder del diablo se crea una reliquia que, por azares del destino, ha llegado a las manos de los mejores guitarristas de todos los tiempos.

La búsqueda por apoderarse de dicho objeto para conseguir la fama mundial, es el hilo conductor de esta película llena de satanismo, acción, psicodelia y buen rock, protagonizada por Tenacious D, la banda de los también actores Jack Black y Kyle Gass.  

Ellos se caracterizan por hacer música con buen humor y parodiar cualquier tema o situación (hasta a ellos mismos), por lo que después del estreno, crearon una serie de conciertos con gran teatralidad, basados en la mitología de la película.

Hay una escena en la que la banda hace un ritual ocultista para poder componer «la mejor canción de todos los tiempos”: Colocan una grabadora al centro de un pentagrama dibujado en el piso con cátsup, mientras fuman mariguana para potenciar la inspiración.

11. ‘Drag me to hell’ (Sam Raimi, Estados Unidos, 2009)

El filme es sobre Christine Brown (Alison Lohman), una ejecutiva de banco dispuesta a todo para conseguir un acenso.

Justo cuando tiene ese plan, aparece una anciana llamada Sylvia Ganush (Lorna Raver), que acude a ella para que la apoye con una prórroga del pago de su casa, lo cual Christine rechaza para demostrar que es capaz de tomar decisiones difíciles.

Después de ello, la anciana ataca a Christine en un estacionamiento y le aplica una maldición para que un demonio la atormente para finalmente llevársela al infierno.  

Es una película con el sello inigualable de Sam Raimi que ya se disfrutó en su obra maestra, ‘Evil Dead’.

12. ‘Lords of Salem’ (Rob Zombie, Estados Unidos, 2013)

Heidi (Sheri Moon Zombie) es una locutora de radio en un programa nocturno de rock. Una noche, ella y sus compañeros reciben una misteriosa caja que contiene un disco de una banda llamada “Lords of Salem”.

Cuando ella se lo lleva a casa y lo escucha, comienza a tener perturbadoras visiones de un aquelarre y diversos actos de satanismo, mientras otras mujeres de la localidad entran en trance cada vez que son expuestas a la música.  

El sonido del acetato revela una maldición ancestral de la que Heidi es pieza fundamental.

No es precisamente la “obra maestra” de Zombie, pero tuvo muy buena recepción en el Festival Internacional de Cine de Toronto y recibió comentarios positivos por parte de críticos de Fangoria y otros medios especializados en terror. Además, cuenta con los emblemas de la filmografía del cineasta: La sexualización de su novia, secuencias llenas de horror y psicodelia a modo de video musical, muchas groserías y tributos a elementos fundamentales de la cultura del terror.

13. ‘Hereditary’ (Ari Aster, Estados Unidos, 2018)

La poderosa opera prima de Aster, que fue descrita por la crítica especializada como una de las mejores películas de terror de todos los tiempos.

Cuando Annie Graham (Toni Collette) hereda la casa que le dejó su madre y matriarca de la familia, cree haber encontrado un nuevo rumbo en su vida. Sin embargo, comienzan a desvelarse macabros secretos que se convierten en una aterradora, siniestra y horrorosa pesadilla.

Obtuvo 58 nominaciones y 24 premios, incluyendo 6 Fright Meter Awards: Mejor Película de Horror, Mejor Director, Mejor Actriz (Toni Collete), Mejor Actor de Reparto (Alex Wolf), Mejor Guion (Ari Aster) y Mejor Cinematografía (Pawel Pogorzelski).

La nueva película del cineasta, ‘Midsommar’, aborda una temática distinta, en una agobiante atmósfera veraniega llena de color, pero con todos los elementos que constituyen su estilo único en el género.