Entre el cielo y el infierno: 15 películas de exorcismos y posesiones

Entre el cielo y el infierno: 15 películas de exorcismos y posesiones

- Por

Hablar de películas de exorcismos no es difícil, sin embargo, recomendarlas y hacer una lista sobre ellas, vaya que eso ¡sí es difícil! ¿Por qué? Podríamos culpar de esto tanto a la nostalgia, como a William Peter Blatty y William Friedkin, guionista y director, respectivamente, de la insuperable The Exorcist (El Exorcista, 1973). Pues este filme no sólo marcó un antes y un después  en el cine de terror, sino porque todas las obras posteriores a ella y que aborden el mismo tema, prácticamente están condenadas al pecado de la comparación y a ser menospreciadas. Sin embargo, esto no quiere decir que no existan otros productos dignos de mirarse, por eso te presentamos 15 películas de exorcismos y posesiones que no te puedes perder.

Primero, lo contemporáneo

1. Fallen (1998)

Cuando un policía (Denzel Washington) al fin atrapa a un asesino en serie, las cosas vuelven a la normalidad en su vida sólo por breves momentos, pues no tardará en saberse que en la ciudad hay un imitador que está volviendo a matar. Sin embargo, pronto se descubrirá que quien está llevando a cabo las asesinatos es un demonio que se encontraba dentro del cuerpo del multi homicida.

2. Estigma (1999)

Para muchos, esta cinta es tomada como una de las mejores del tema, pues incluso hay quienes la llegan a considerar sólo por debajo de The Exorcist.

Lo curioso es que la película no aborda propiamente un exorcismo, sino mejor dicho, presenta la historia de Frankie Paige (Patricia Arquette), una mujer que comienza a presentar las mismas heridas que Cristo sufrió en la cruz, por lo que Andrew Kiernan (Gabriel Byrne), un ex científico y sacerdote jesuita, es enviado para investigar el caso. Una película por demás impactante no sólo por su historia, sino por ciertas secuencias un tanto explícitas que también plasma, como la de la virgen llorando, o heridas abriéndose de la nada.

3. El exorcismo de Emily Rose (2005)

Sin duda alguna se trata de una película que durante su estreno llegó a refrescar el subgénero, pues mediante la presentación de una película basada en el caso real de Anneliese Michel, se presentó el tema de los exorcismos mediante otro punto de vista.

En la película, un sacerdote realiza un exorcismo a Emily (Jennifer Carpenter), aunque durante el proceso desgraciadamente la mujer fallece, por lo que el padre ahora será acusado de homicidio por negligencia. Sin embargo, el caso será tomado por un abogado que, a pesar de su ateísmo, tratará de ayudar al religioso.

4. The Possesion (2012)

Jugar con objetos antiguos nunca es bueno en una película de terror, tal y como lo demuestra esta cinta, donde una niña (Natasha Calis) adquiere una extraña caja de madera en cuyo interior duerme un demonio, Por supuesto, este último no tardará en tomar posesión de ella, por lo que la única opción es realizar un exorcismo si es que los padres de la niña quieren que su hija siga con vida.

5. The Devil Inside (2012)

Con tal de descubrir si su madre está poseída o simplemente padece de alguna enfermedad mental, Isabella (Fernanda Andrade) obtiene la ayuda de dos sacerdotes que la acompañan al instituto mental donde la progenitora de la mujer está recluida. No obstante, lo que simplemente debió tratarse de una “consulta”, pronto se convierte en una batalla entre los sacerdotes y varios demonios que intentan quedarse con el alma de la madre de Isabella.

6. Líbranos del mal (2014)

Eric Bana sorprendió a muchos de grata forma en su paso por el terror, pues en esta cinta se mete en la piel de Ralph, un policía de Nueva York que hará dupla con un peculiar sacerdote para combatir el mal, el cual se encuentra dentro del cuerpo de un ex militar quien, tras su paso por una misteriosa cueva en Irak, parece haber servido como incubadora para que en su cuerpo y alma se albergara una presencia maligna.

La película está basada en el libro Cuidado con la noche, de Ralph Sarchie y Lisa Collier Cool.

7. The taking of Deborah Logan (2014)

Película grabada bajo el recurso de “cámara en mano”, lo cual resulta por demás acertado al momento de sentirse inmerso en su historia.

La cinta nos muestra a Mia Medina (Michelle Ang), una mujer que se encuentra realizando un documental sobre las personas con Alzheimer,  por lo que decide grabar la vida cotidiana de Deborah (Jill Larson), quien sufre de este padecimiento. Sin embargo, lo que en un principio parecen arranques de ira ocasionados por esta enfermedad, pronto revelarán un oscuro secreto que va más allá de la medicina y lo razonable.

8. The possession of Michael King (2014)

Michael (Shane Johnson) es un cinematógrafo convencido de que el mal, en cuanto al diablo y las fuerzas ocultas se refiere, no existen en este mundo, por lo que decide llevar a cabo una serie de rituales con tal de comprobar que tiene la razón. Todo parece normal hasta que de pronto a su alrededor comienzan a pasar extraños eventos, entre los que se incluye el sentirse poseído por alguien…o algo.

Lo clásico

9. The Devils (1971)

Película del director Ken Russell con tintes de brujería, torturas y satanismo. La cinta está basada en el caso real del siglo XVII, donde un gran grupo de monjas aseguraban estar poseídas con tal de buscar la ejecución de un sacerdote que presuntamente practicaba la brujería. Sin embargo, la histeria colectiva de las novicias llegó a tal punto que en verdad creyeron estar poseídas, por lo que fue necesario “exorcizarlas”.

10. El Exorcista (1973)

Clásico entre los clásicos y, como habíamos mencionado, no sólo la película de exorcismos por excelencia, sino también catalogada como la mejor película de terror en la historia.

Luego de que la pequeña Regan MacNeil (Linda Blair) pasa un tiempo jugando con la ouija, un demonio toma posesión de ella, por lo que su madre deberá buscar la ayuda de un par de sacerdotes (Max Von Sydow y Jason Miller) para que expulsen al demonio que ahora habita dentro del cuerpo de su pequeña.

11. Alucarda (1978)

Película mexicana de culto dirigida por Juan López Moctezuma. La historia sigue la vida de Alucarda (Tina Romero) y Justine (Susana Kamini), dos adolescentes recluidas en un convento, y quienes poco a poco se adentran en el mundo de la brujería y el culto por el diablo.

12. Evil Dead (1981)

Clásico de Sam Raimi en el que se nos muestra el desgraciado final que tuvieron un grupo de amigos que sólo deseaban pasar una noche de juerga dentro de una cabaña en lo más alejado del bosque. Aunque en un principio todo parece un fin de semana cualquiera de adolescentes cualquiera, todo empeora cuando descubren una extraña grabación en la que se recita un antiguo conjuro, el cual despierta malévolas entidades que poco a poco toman posesión del cuerpo y alma de todos los allí reunidos. Una película llena de miedo, gore e incluso humor involuntario que la convierten en toda una obra de culto.

13. Possession (1981)

Una cinta que también es catalogada como un clásico imperdible, pues además cuenta con una de las escenas más perturbadoras del cine de terror de los 80. Aquí, una mujer (Isabelle Adjani) decide tener un desenfrenado y diabólico amorío con una extraña entidad; ahora, está unión podría significar la llegada al mundo del anticristo.

14. Prince of Darkness (1987)

Perteneciente a la trilogía del apocalipsis de John Carpenter (The Thing, In the Mouth of Madness), esta película presenta la historia de un grupo de jóvenes que son poseídos por una extraña sustancia que se encontraba dentro de un antiguo recipiente. Pronto, el padre Loomis (Donald Pleasence) no tardará en percatarse que aquel material se trata del mal en persona, al que incluso muchos llaman Lucifer.

15. El Exorcista 3 (1990)

Considerada como la segunda mejor película en la saga de The Exorcist, esta vez William Peter Blatty no sólo decide tomar las riendas del guion, sino también las de la dirección. Basada en su novela Legión, Blatty presenta la historia del teniente William F. Kinderman, quien tras 17 años de los eventos ocurridos con la joven Regan, ahora investiga una serie de asesinatos cuyo móvil parecen ser rituales satánicos; más aún, pues todo indica que el autor de estos es un asesino en serie quien supuestamente estaba muerto.