Jan Švankmajer, el arte de lo grotesco y el surrealismo en 10 cortos

Jan Švankmajer, el arte de lo grotesco y el surrealismo en 10 cortos

- Por

El stop motion es, sin lugar a dudas, una de las técnicas más bellas a las que se puede recurrir al momento de filmar una película o un cortometraje, pues su secuencia de imágenes proyectadas fotograma por fotograma crean una ilusión de movimiento que no sólo es entrañable, sino también hipnótica. Sin embargo, aunque no en pocas ocasiones este recurso fílmico se suele usar en historias que van desde lo infantil hasta lo melancólico, también suele estar presente en obras totalmente pesadillescas y surreales, como lo son las del checo Jan Švankmajer.

Inspirado por autores como Lewis Carroll, Edgar Allan Poe y hasta el mismo Marqués de Sade (que ya es mucho decir), Švankmajer es un artista y cineasta cuyas obras mezclan muñecos, figuras de arcilla, esqueletos de animales y hasta personas de carne y hueso con tal de contar diversas historias que, filmadas bajo el stop motion y la “imagen real”, resultan ser una composición tan mórbida que incluso algunos podrían tomarlas como grandes obras de lo extraño; un resultado (o mejor dicho, una sensación) que logra debido a que la mayoría de sus trabajos están inundados del más puro surrealismo.

Por ello te presentamos una lista con algunos cortometrajes en los que podrás apreciar mejor su trabajo, aunque te advertimos que necesitarás estómago para mirarlos, pues aunque no son propiamente grotescos, logran causar una extraña sensación que difícilmente generan los trabajos de cualquier otro cineasta.

Jan Švankmajer. Fuente: Cineuropa
Jan Švankmajer. Fuente: Cineuropa

Breakfast (Food, 1992)

Primero de tres cortometrajes que conforman la breve trilogía “Food”. En él, podemos mirar a un par de hombres sentados frente a frente dentro de una pequeña habitación, y aunque pareciera que estamos a punto de presenciar una interesante plática, las cosas se pondrán bastante extrañas cuando el desayuno está apunto de servirse.

Lunch (Food, 1992)

Segundo corto de la trilogía. Al igual que el trabajo anterior volvemos a tener una muestra gastronómica un tanto peculiar por parte de Švankmajer, quien nos presenta un menú sumamente extravagante.

Dos hombres, hartos de esperar a ser atendidos por el mesero del restaurante, deciden comenzar a almorzar degustando todo lo que está frente a ellos; y si, nos referimos a, literalmente, todo. ¿El problema? Su hambre parece no saciarse con nada, por lo que necesitarán un platillo fuera de lo común para sentirse satisfechos.

Dinner (Food, 1992)

Último corto de la trilogía Food. Aunque la comida y el arte de la degustación continúan siendo las protagonistas en este corto, en esta ocasión el director presenta un trabajo que mezcla elementos tanto bizarros –en el sentido anglosajón de la palabra– como humorísticos y sorpresivos, aunque extrañamente no se podría definir con precisión cuando acaba lo uno y comienza lo otro.

Meat Love (1989)

En este mundo hay quienes aman la carne más que su vida, tan así, que podrían no considerar como comida a una ración de alimentos que no conlleve al menos un poco de carne de cualquier especia en el plato.

Sin embargo, parece que para Švankmajer el amor y la carne pueden ser una receta perfecta para el amor en un sentido estrictamente literal, como nos lo demuestra en este breve segmento que, ora podría ser una comedia, ora podría ser un tierno romance.

Dialog věcný (Dimensions of Dialogue, 1983)

Primera parte de un cortometraje divido en tres segmentos, el cual podríamos considerar como el más “vomitivo” de todos, pues aquí vemos como un par de cabezas se devoran una a la otra sólo para expulsarse nuevamente y repetir el proceso.

Por supuesto, es una obra a la que fácilmente se le podrían encontrar uno y mil significados, como bien podría ser el consumo de la naturaleza por el hombre y viceversa, una regurgitación que pareciera no tener fin.

Dialog vášnivý (Dimensions of Dialogue, 1983)

Segundo segmento del cortometraje. Si bien Švankmajer nos ha demostrado en sus trabajos que es capaz de imprimir ciertas dosis de humor en sus trabajos, en este nos deja en claro que la melancolía y la reflexión tampoco están exentas de su mente, pues en tan sólo un tres minutos nos enseña su capacidad para crear una historia llena de pasión pero también de tristeza y odio.

Dialog vyčerpávající (Dimensions of Dialogue, 1983)

Tercer segmento. Hay conversaciones gratas, otras conflictivas y hasta exhaustivas, pues así como es fácil mantener el flujo y la calidad y calidez de la charla con una persona, en otras ocasiones también puede ser sumamente cansado y sin sentido, como bien nos lo hacen saber el siguiente par de cabezas de arcilla.

Flora (1989)

Con este breve cortometraje el director nos vuelve a dar muestra de su capacidad para contar una historia con un gran trasfondo en apenas unos segundos, pues aquí podemos ver cómo la naturaleza muere poco a poco sin poder conseguir siquiera un último trago de vida a pesar de estar a su alcance.

Darkness, Light, Darkness (1989)

Destrozar a un hombre es fácil, quebrarlo tanto física como mentalmente no parece algo difícil; no así el construirlo y darle forma nuevamente a partir de sus piezas rotas, aunque a veces los resultados pueden no ser los esperados, como puedes verlo aquí.

Darkness Light Darkness. Fuente: Pinteresr
Darkness Light Darkness. Fuente: Pinteresr

Jabberwocky  (1971)

Como bien dijimos, varios de los trabajos de Švankmajer se sustentan bajo la influencia de famosos escritores, como lo fue Lewis Carroll, por lo que aquí nos regala su propia interpretación del “poema sin sentido” incluido en la novela “Alicia a través del espejo”.

Hasta aquí te hemos mostrado una lista de algunos de los cortometrajes de este artista checo, aunque claro, entre sus obras también cuenta con algunas películas, como lo son Něco z Alenky (Alicia, 1988), Lekce Faust (Fausto, 1994), Přežít svůj život. Teorie a praxe (2010) y Šílení (Insania) (2005), esta última con la influencia de Edgar Allan Poe y Marques de Sade; te compartimos el tráiler: