20 cosas curiosas que no conocías de los filmes de Quentin Tarantino | Cine O'culto

20 cosas curiosas que no conocías de los filmes de Quentin Tarantino

- Por

Quentin Tarantino, el hijo favorito de Knoxville, Tennessee, es uno de los directores más queridos del cine contemporáneo. Sus films, violentos, cómicos, a veces perversos, son piezas de relojería que los adictos al séptimo arte adoran contemplar y decodificar.

Por otro lado, su larga trayectoria, compuesta por casi una decena de films, lo vuelven uno de estos directores canónicos; esos que todo aquél que precie el cine debe conocer. De ahí que sus más empedernidos fanáticos se dediquen, cada que hay una nueva película, a buscar easter eggs o fabulsosos secretos que vuelven sus películas más redondas, más fascinantes.

En una primera entrega sobre este director, hablamos sobre todas las películas que ha realizado, y el impacto que ha tenido cada una de ellas dentro del mundo del celuloide; el día de hoy, para complacer a los fanáticos e iniciar a los neófitos, hemos compilado una lista de 20 secretos fascinantes que quizá no conocías de sus películas. Empecemos:

20. DiCaprio se cortó realmente durante escena en Django

Cerca del final de Django Unchained (2012), cuando el Doctor King Shultz, interpretado por Christoph Waltz, discute la compra de Broomhilda Von Shaft con Calvin Candie, el poderoso dueño de una de las plantaciones más grandes del Mississippi (que también es adicto a las peleas de mandingos), se revela que las verdaderas intenciones de Shultz son las de liberar a la esposa de Django, que se ha hecho pasar por su servidor.

Eso enfurece a Calvin al grado de que golpea la mesa (en donde momentos antes despedazó el cráneo de un viejo esclavo suyo) y se corta la mano. Resulta que la sangre es la sangre real de Leonardo DiCaprio, quien encarna a Candie.

El objeto que le provocó la cortada fue precisamente uno de los fragmentos del cráneo de utilería. DiCaprio dominó la escena y pudo culminarla añadiéndole ese toque de brutalidad. Se cuenta que todo el set, al corte de escena, aplaudió de pie a DiCaprio. La sangre que esparce por la cara de Broomhilda, interpretada por Kerry Washington, momentos después, no es real.

19. Django y Boomhilda son ancestros de Shaft

Durante la década de los setenta, un movimiento cinematográfico conocido como Blaxploitation dominó las salas estadounidenses. En este tipo de cine, los personajes afroamericanos eran matones peligrosos que, a través de todo tipo de artimañas, iban ascendiendo en la escala social.

Uno de los mejores filmes de este subgénero es Shaft, de Gordon Parks, estrenado en 1971. John Shaft es un detective privado que se ve envuelto en una serie de malos entendidos con criminales y policías corruptos, que lo obligan después a rescatar a una niña secuestrada.

El film fue un hito. Se hizo acreedora a una estatuilla dorada de la Academia por su inolvidable soundtrack compuesto por Isaac Hayes; se volvió un ícono de la contracultura afroamericana que, en ese tiempo, vivía los estragos más violentos del Movimiento de los Derechos Civiles.

En pocas palabras, Shaft es un ícono de Black Power que definió mucho de la cultura posterior; y ciertamente fungió como una importante influencia para Tarantino. Pues bien, Quentin dispuso de tal forma a sus personajes para que Django y su amada Broomhilda Von Shaft fueran los ancestros de este mítico personaje. De ahí el apellido alemán de Broomhilda.

18. Traje azul de Django está basado en pintura

El retrato que Thomas Gainsborough hizo de Jonathan Buttall en 1779 sirvió de inspiración para el traje azul de Django; ese que le valió las burlas de las demás esclavas, cuando se disponía a asesinar a los Brittle Brothers.

17. Til Schweiger no quería ponerse el uniforme de Nazi

El actor, director y productor alemán, Til Schweiger, siempre había rechazado cualquier papel en el que tuviera que ponerse un traje Nazi. De forma categórica: no estaba dispuesto a hacerlo. Cuando Tarantino le propuso el papel del desalmado asesino solitario: el sargento Hugo Stiglitz, de Inglorious Basterds (2009), tuvo que pensárselo dos veces.

La historia cuenta que Tarantino intentó convencerlo diciéndole: “harás una cosa, y una cosa solamente: ¡matar nazis!”, después de esa frase, estuvo convencido en que Stiglitz era su papel.

16. Eli Roth dirigió Nation’s Pride

Recordaremos esa infame película que le provocaba arcadas de asco a Shoshanna, y que volvía a su protagonista, el francotirador Fredrick Zoller, el peor de los patanes engreídos. Precisamente la película que irían a ver al cine de Shoshanna, el Fürer y Goebbels en persona.

Bueno, ese pequeño film dentro de Inglorious Basterds fue dirigido por Eli Roth, que a la vez interpreta al sargento Donny “El Oso Judío” Donowitz.

15. Christoph Waltz no era la primera opción para Coronel Hans Landa

Era Leonardo DiCaprio la primera opción de Tarantino. Pero se decantó por Christoph Waltz, toda vez que DiCaprio se encontraba en el rodaje de Shutter Island (2010).

14. Michael Fassbender reemplazó a Simon Pegg en el papel de Archie Hicox.

Inglorious Basterds fue la primera colaboración de Michael Fassbender con Tarantino, y en buena medida sirvió para potenciar su carrera: dos años después de estrenada, Fassbender se hizo con el papel de Magneto en X Men.

Pero era Simon Pegg el que interpretaría al teniente Archie Hicox, al mando de la Operación Kino. Sin embargo, su llamado para Tintin, de Steven Spielberg, lo obligó a abandonar la producción de los Bastardos. Fassbender entró en su lugar.

13. Zoe Bell hizo todas sus escenas en Death Proof

Zoe Bell es una de las dobles de acción mejor cotizadas en Hollywood. Es experta en Tae Kwon Do, y ha doblado escenas peligrosas en películas como Iron Man 3, 27 Dresses y Kill Bill. De hecho, fue su atractiva y temeraria personalidad lo que llevó a Tarantino a darle su papel en Death Proof.

12. La idea para Death Proof le vino a Tarantino por su deseo de comprar un auto seguro

Tarantino en persona, en entrevista para Newsweek, reveló la génesis de la idea principal de Death Proof. Cuenta que: “Me sentía muy preocupado por la seguridad al volante. Le conté a un amigo sobre la posibilidad de comprar un Volvo, porque quería un carro muy seguro. Entonces mi amigo me contestó: podrías comprar cualquier auto y dárselo a tu equipo de dobles de acción para que te lo vuelvan a prueba de muerte. Te gastarás unos diez grandes. Desde entonces la frase se me quedó pegada. Eso fue diez años antes de hacer la película”.

11. Todos los personajes en Kill Bill son muertos por una mujer

Todos los personajes asesinados en Kill Bill, excepto aquellos que mueren en la parte animada, encontraron su destino a manos de una mujer.

10. Se utilizaron 450 Galones de sangre falsa para grabar Kill Bill 1 y 2

Generalmente la sangre falsa del cine es una mezcla de jarabe de maple con colorante rojo. Para las dos partes de Kill Bill, Tarantino usó alrededor de 450 galones de esa sustancia, lo que equivale a unos 1,700 litros.

9. Warren Beatty era la primera opción para interpretar a Bill

El ‘encantador de serpientes’, Bill, el infame matón que preside el Deadly Viper Assassination Squad, habría sido interpretado por Warren Beatty. Esa era la primera opción de Tarantino. Pero Beatty y el director tuvieron profundas diferencias creativas, lo que orilló a Warren a dejar el set. Entonces entró David Carradine. Tarantino lo escogió porque él era el protagonista de una de sus series favoritas de cuando era niño: Kung Fu.

8. El dinero en Jackie Brown era real

En Jackie Brown hay medio millón de dólares en juego. De hecho, hay una línea de Max, interpretado por Robert Forster: “¿Quieres ver cómo se ven medio millón de dólares en efectivo?”.

Resulta que ese medio millón eran billetes reales, que Tarantino extrajo del presupuesto del film para utilizarlos en la escena. Medio millón como utilería.

7. El Honda Civic de Jackie era originalmente de Butch

La sensual e indomable heroína de Jackie Brown (1997), interpretada por Pam Grier, maneja un Honda Civic blanco en la película. Es el mismo auto que maneja Butch (Bruce Willis) en Pulp Fiction.

6. Reanimación de Mia fue filmada en reversa

Una de las escenas más famosas de Pulp Fiction (1995), la más aclamada pieza de Tarantino, es aquella donde John Travolta, interpretando a Vincent Vega, reanima a Mia Wallace con una inyección de adrenalina justo en el corazón.

“Tienes que perforar las placas del pecho, tienes que llegar al corazón, como si la apuñalaras”, dice Eric Stoltz en el papel de Lance. Pues bien, esta escena fue grabada en reversa para no lastimar a Uma Thurman. En realidad, la aguja ya estaba pegada al pecho de Thurman, y Travolta la despegó con fuerza para filmar el momento. En la edición, ese fragmento lo rebobinan para crear el efecto de la puñalada.

5. ¿Quién le rayó el carro a Vincent?

Después de que Vincent Vega asesinó a tiros a unos matones de poca monta en un departamento, y que voló la tapa de los sesos a Marvin (Phil LaMarr) y tuvo que limpiar los pedacitos de cráneo del auto… aun después de andar vestido en el bar de Marcelus Wallace con ropas “de imbécil”, Vincent se topa con Butch, y el encuentro no es grato.

Poco después, en el departamento de Lance, Vincent se queja de que alguien le ha rayado su auto. Aunque no hay pruebas concretas, el principal sospechoso es Butch.

4. Robert Rodriguez dirigió parte de Pulp Fiction

La escena en donde Jimmie (Tarantino) le ofrece ropas a Vincent y a Jules, fue dirigida por Robert Rodriguez, amigo y colaborador de Quentin. Para pagarle el favor, Tarantino grabó una escena en Sin City.

3. Tim Roth se quedó pegado al suelo en el set de Reservoir Dogs

Uno de los momentos más dramáticos en Reservoir Dogs (1992) en cuando Mr. Orange yace en el suelo en medio de un charco de sangre. El atraco a la joyería ha salido mal, y le han disparado en el abdomen al que también es un agente encubierto.

Tim Roth (Mr, Orange) pasó tantas horas grabando la escena, que terminó pegado al piso del set por acción del calor de las lámparas y la mezcla de jarabe. Tuvieron que retirarlo con gasolina y paciencia.

2. Salma Hayek tuvo que ir a terapia para su rol en From Dusk Til Down

Nunca nadie va a olvidar el baile de Salma Hayek en el film From Dusk til Down (1996) de Robert Rodríguez. El baile, que por cierto fue improvisado por Salma, en donde también sostiene a una pitón, pasará la historia como uno de los más sensuales en la historia del celuloide.

Pero Hayek tenía pavor a las serpientes, y no quería realizar la toma. Se cuenta que rechazó el papel. Rodriguez le dijo entonces que Madonna entraría en su lugar (no era cierto), y la mexicana cambió de opinión. Tuvo que ir a meses de terapia para controlar su terror y poder filmar, como lo hizo, el baile del Santanico Pandemonium.

1. True Romance fue el primer guion de Tarantino

Tarantino tenía dos guiones y no sabía cuál dirigir. Tony Scott tomaría el que Tarantino dejase. Esos dos guiones eran Reservoir Dogs y True Romance, el primero que Tarantino escribió.

Ante la indecisión, Scott tomó True Romance, y Tarantino se quedó con Reservoir Dogs. Esa decisión casi al azar, marcaría para siempre la historia del cine en el siglo XX.