“La masacre de Texas”: 10 datos que no sabías de este slasher

“La masacre de Texas”: 10 datos que no sabías de este slasher

- Por

En la historia del cine de terror no son pocas las películas que han dejado huella en la retorcida mente de sus espectadores, pero tampoco son muchas aquellas que han logrado mantener su título como una de las mejores cintas de este tipo; más aún, pues son escasas las que tienen el privilegio de haber iniciado un subgénero dentro del mundo de la sangre, el dolor y la carne. Por supuesto no hay mejor exponente de esto que la obra maestra del año 1974 del director Tobe Hooper, un filme que nos demostró que las pesadillas existen y que el monstruo más peligroso siempre es el ser humano; su nombre: La masacre de Texas (The Texas Chiansaw Massacre).

Fue con esta cinta que Hooper, al lado de personajes como Leatherface (Gunnar Hansen) y Sally Hardesty (Marilyn Burns) dejaron una huella imborrable y prácticamente imposible de superar en el cine slasher, es por ello que ahora te presentamos 10 datos que no sabías de esta masacre:

1.- Antes que Freddy, antes que Jason y mucho antes que Michael…estuvo Leatherface

Aunque muchos consideran a Halloween (1978) de John Carpenter como el primer slasher en la historia del cine de terror, el verdadero título del iniciador de este subgénero lo ostenta La masacre de Texas.

Fue en 1974 cuando el director Tobe Hooper trajo al mundo uno de los filmes más importantes en la historia del cine de género: La masacre de Texas. Esta película marcaría las pautas (o al menos la mayoría de ellas) con las que una película de terror debe contar para ser considerada un slasher: un grupo de jóvenes siendo asechados y masacrados, un psicópata (casi siempre enmascarado) como el principal villano, abundantes torturas, una cantidad considerable de sangre y, por supuesto, una crítica social.

Más adelante llegaron cintas como Friday the 13th (Viernes 13, 1980) en las que se incluyó un elemento sexual como indicador de “quién moriría primero”, hecho que también se hizo característico en este tipo de películas. También es importante resaltar que si bien La masacre en Texas oficialmente es el primer slasher, Psicosis (Psycho, 1960) de Alfred Hitchcock y El fotógrafo del pánico (Peeping Tom, 1960), de Michael Powell, fueron dos claros antecedentes del subgénero.

La masacre de Texas, 1974. Fuente: Journeys in darkness and light.com

La masacre de Texas, 1974. Fuente: Journeys in darkness and light.com

2.- Una masacre que nunca existió en la vida real…¿o sí?

Uno de los más grandes atractivos de esta película es la forma y publicidad con la que se vendió (y se sigue haciendo), pues al comienzo de la cinta se le informa al espectador que la historia que están a punto de ver está “basada en hechos reales”. Nada más falso que esto…y sin embargo, tampoco deja de ser verdadero.

Con esto nos referimos a que la película más que “basada” en una historia real, está “inspirada” en una historia de la vida real. Es importante resaltar este hecho debido a que aún hoy en día una gran cantidad de gente piensa que los eventos mostrados en La masacre de Texas son totalmente reales. No obstante, la verdad es que nunca existió Leatherface ni mucho menos su familia caníbal; y no, tampoco se llevó a cabo el asesinato de un grupo de jóvenes; en cambio, la verdadera historia recae en dos personajes: Ed Gein y Alexander «Sawney» Bean.

Ed Gein era un hombre totalmente trastornado y obsesionado con su madre, Augusta T. Lehrk. Esta obsesión causó que a la muerte de ésta, el hombre comenzara a saquear las tumbas del cementerio de Plainfield, pero además, empezó a tejer un vestido de mujer confeccionado –literalmente-, con la piel de los cadáveres de mujeres que desollaba. Asimismo, al momento de su arresto en 1957, dentro de su casa la policía encontró artículos fabricados con huesos humanos (sillas, platos, cubiertos…), algunas paredes y pantallas de lámparas forradas con piel humana, cabezas reducidas y un cinturón hecho de pezones, entre otras cosas. Y aunque nunca se llegó a probar esto último, se presume que el buen Ed también pudo ser caníbal y necrófilo.

Ed Gein. Fuente: Escrito con sangre.com

Ed Gein. Fuente: Escrito con sangre.com

Por otro lado hay quienes especulan que la principal inspiración de Hooper para crear esta película fue Alexander «Sawney» Bean, un hombre que durante el reinado del rey Jacobo VI de Escocia (siglo XVI) decidió alejarse de la sociedad para vivir dentro de una caverna en el condado de Galloway. Este lugar sirvió como zona de caza para que Sawney y su clan de 48 personas (todas ellas producto de incesto) asesinaran y devoraran a más de mil personas. Hasta el momento los historiadores aún discuten si esta historia fue real o se trata sólo de una leyenda.

Alexander "Sawney" Bean. Fuente: All That is Interesting.com

Alexander «Sawney» Bean. Fuente: All That is Interesting.com

Aun así, la historia de Ed Gein continúa siendo de manera oficial la principal inspiración de Tobe Hooper para crear esta película; la cual, como ya dijimos, no está basada en una historia real, pero sí inspirada en una.

3.- Sangre y huesos

Debido al bajo presupuesto con el que la película contó (140 mil dólares), la producción estaba bastante limitada, es por ello que tanto el director como los actores tuvieron que arreglárselas como pudieron con lo poco que tenían. De esta forma, todo el elenco no sólo tuvo que soportar el infernal calor de Texas durante las cuatro semanas de grabación, sino que diversas de las heridas que sufrieron fueron totalmente reales.

Por ejemplo, Marilyn Burns terminó con el cuerpo lleno de rasguños luego de la persecución con Leatherface en el bosque; además, la cortada que ella recibe en la mano por parte del asesino casi al final de la película también fue una herida verdadera, por lo que no hubo necesidad de usar sangre falsa. Por si fuera poco, los huesos de animales y uno de los dos esqueletos humanos que aparecen en el filme son reales debido a que eran más baratos que los de utilería, aunque fueron cubiertos de látex para darles una apariencia de podredumbre.

La masacre de Texas, 1974. Fuente: Sacarinas scary.com

La masacre de Texas, 1974. Fuente: Sacarinas scary.com

4.- Motosierras, mal humor y compras navideñas

La motosierra en esta película no sólo es un objeto, sino un personaje más que, gracias a un mal humor, pasó a ser una de las armas más emblemáticas del cine de terror debido a esta cinta, principalmente por los siguientes puntos:

  • Tobe Hooper tuvo la idea de usar una motosierra luego de pasar un ajetreado día de compras navideñas dentro de un centro comercial: “Quería salir de ahí como fuera, había cientos de personas y justo había una fila de sierras mecánicas en venta al lado mío, entonces pensé ‘Qué ocurriría si tomo una, la enciendo y atravieso a toda esta multitud con ella'», asegura el director.
  • En la escena final de la película, cuando Leatherface realiza una macabra danza blandiendo su sierra justo al amanecer, Gunnar Hansen casi rebanó en más de una ocasión a Daniel Pearl, director de fotografía de la cinta y quien se encontraba muy cerca de él para captar este momento.
  • En la secuencia donde Leatherface está descuartizando a Jerry (Allen Danziger), la sierra pasó tan cerca de la cabeza de este último que ambos actores tuvieron que concentrarse de gran forma para no moverse más de lo necesario y evitar un accidente que pudo ser fatal.
  • El único asesinato llevado a cabo con una motosierra es el de Franklin, hermano de la protagonista.
La masacre de Texas, 1974. Fuente: Life Between Frames.com

La masacre de Texas, 1974. Fuente: Life Between Frames.com

5.- Máscaras, personalidades y trastornos

A lo largo de la película Leatherface usa tres máscaras diferentes, lo cual no es al azar ni con la única finalidad de darle un aspecto más macabro al personaje, sino que son aditamentos que le sirven para liberar sus tres diferentes personalidades:

  • El carnicero: es la máscara más emblemática de Leatherface y con la cual lo vemos la mayor parte de la película. Se trata de una vestimenta de piel curtida, bastante roída y que este psicópata usa para dejar escapar su lado más violento; no por nada todos los asesinatos que realiza los lleva a cabo cuando tiene puesta dicha máscara.
La masacre de Texas, 1974. Leatherface. Fuente: Monstersvault.com

La masacre de Texas, 1974. Leatherface. Fuente: Monstersvault.com

  • La abuela: aunque sería necesario ahondar más en esta máscara (pues la historia real de Ed Gein tiene mucho que ver aquí), sólo diremos los datos más importantes al decir que cada vez que Leatherface se pone esta prenda, no sólo adquiere el comportamiento de una mujer (que sería una referencia a la madre de Gein y la influencia que tuvo en la vida de su hijo), sino que de cierta forma está sustituyendo a la figura materna de la familia, la cual, seguramente sería la abuela o la madre. Esto no resultaría para nada extraño si tomamos en cuenta que el personaje del abuelo es quizá el pilar más importante de este grupo de caníbales, como nos lo dejan ver en la secuencia de la cena familiar; por ello no sería nada raro que la esposa del anciano también tuviera un gran control sobre estos.
La masacre de Texas. Fuente: Evil on two legs.com

La masacre de Texas. Fuente: Evil on two legs.com

  • La chica bonita: se trata de la última y más interesante máscara que vemos usar a Leatherface, la cual y al igual que las dos anteriores, también está confeccionada a partir de un rostro humano con la particularidad de que está maquillada con labial, tiene los ojos pintados y rubor en las mejillas. Esta máscara deja expuesto el travestismo del personaje, haciendo alusión a los traumas sexuales a los que este psicópata se ha visto expuesto.
La masacre de Texas, 1974. Fuente: Youtube.com

La masacre de Texas, 1974. Fuente: Youtube.com

6.- Un abuelo de 30 años

Aunque breve, la participación de John Dugan como el abuelo de la familia fue espectacular, pues mediante una bizarra actuación logró generar un increíble temor en el espectador. A Dugan no le quedaba de otra, pues debido al largo proceso de maquillaje que requería su caracterización, el actor –que en ese entonces tenía poco más de 30 años- se negó fervientemente a repetir la sesión de maquillado, por lo que le exigió a Hooper que todas las secuencias donde él participaba se filmarán de corrido. Esto derivó en que Dugan estuviera bajo la máscara que usó durante un total de 36 horas seguidas.

La masacre de Texas, 1974. Fuente: Dreadcentral.com

La masacre de Texas, 1974. Fuente: Dreadcentral.com

7.- Un loco interpretando a otro loco

La interpretación de Gunnar Hansen como Leatherface no se trató únicamente de ponerse una máscara y cargar una motosierra; no, sino que Hooper le dio vía libre al actor para que interpretara su papel como él quisiera y le diera la personalidad que deseara. Debido a ello Hansen eligió que Leatherface sería un hombre con discapacidad mental y carente de habla; es por esto que el actor visitó varias veces un manicomio para poder aprender los movimientos y comportamientos de los pacientes internados.

La masacre de Texas, 1974. Fuente: El bar cinefilo de Farfaramir.com

La masacre de Texas, 1974. Fuente: El bar cinefilo de Farfaramir.com

8.- El travesti detrás de cámaras

Una de las escenas más recordadas pero lamentablemente muy poco conocidas debido a que fue eliminada del metraje, es precisamente una en que Leatherface porta la máscara de “la chica bonita”. En esta secuencia, antes de que el psicópata baje para degustar de la hermosa cena familiar que se nos muestra en pantalla, decide tomarse unos minutos para maquillarse y estar “elegante” para la ocasión.

9.- Secuelas olvidadas; dos masacres diferentes

Si bien anteriormente la saga original de La masacre de Texas estaba conformada por cuatro películas (1974, 1986, 1990 y 1994), en el año 2013 se estrenó Masacre en Texas: Herencia Maldita (Texas Chainsaw 3D), mientras que en 2017 llegó Leatherface, las cuales sirven como precuela directa y secuela también directa de la película original. Es decir, se dejaron de lado las demás continuaciones y hoy en día la saga oficial está conformada por “Leatherface-La masacre de Texas-Masacre en Texas: Herencia maldita”, en ese orden cronológico.

Asimismo, en 2003 se estrenó el remake titulado La masacre de Texas, el cual, tres años más tarde tuvo su propia precuela llamada La masacre de Texas: el inicio. Sin embargo, esta precuela no tiene nada qué ver con los eventos ocurridos en la cinta original de 1974, sino que funciona únicamente como antecedente del remake.

En pocas palabras, tanto la saga original como la del remake cuentan dos historias diferentes.

La masacre de Texas. Fuente: Tras la cámara.com

La masacre de Texas. Fuente: Tras la cámara.com

10.- El asesino y la víctima, parte de una misma familia

Si bien en la película original vimos a Leatherface y a Sally ser verdugo y víctima, más adelante se nos presentaron como miembros de la misma familia. Por supuesto no de manera oficial, sino mediante dos cameos.

El primero de estos cameos lo hizo Marilyn Burns (Sally) en Masacre de Texas: Herencia maldita, donde interpretó brevemente a Verna Carson (también conocida como Verna Sawyer),que es nada más y nada menos que la madre de Leatherface.

La masacre de Texas: Herencia Maldita. Marilyn Burns. Fuente: Bloody Disgusting.com

La masacre de Texas: Herencia Maldita. Marilyn Burns. Fuente: Bloody Disgusting.com

El segundo de los cameos lo realizó Gunnar en esta misma secuela. Y aunque no se menciona su nombre, aquí deja de ser Leatherface y en lugar de ello interpreta a uno más de los familiares de los Sawyer, quien muere acribillado en la lluvia de balas que vemos al inicio de la película.

La masacre de Texas: Herencia Maldita. Gunnar Hansen. Fuente: Bloody Disgusting.com

La masacre de Texas: Herencia Maldita. Gunnar Hansen. Fuente: Bloody Disgusting.com

Como hemos visto, el legado de este filme ha sido tan basto que no sólo se han hecho ya demasiadas secuelas y precuelas de esta saga, sino que hoy en día es un referente a nivel mundial en la historia del cine de terror, pues a nadie le queda duda que el horror no sería lo mismo si una motosierra y una máscara hecha de un rostro humano no hubieran estado de por medio en lo que es conocido como el crimen más bizarro en los anales de la historia de Norteamérica: La masacre de Texas.