Profanas, ofensivas y cómicas: 13 cintas para ver en Semana Santa

Profanas, ofensivas y cómicas: 13 cintas para ver en Semana Santa

- Por

Ya sea por la tradición, el respeto, el culto a las deidades, las creencias o simplemente para disfrutar de las vacaciones, Semana Santa se ha convertido en una de las “festividades” más esperadas tanto por creyentes como por ateos, después de todo, mientras los primeros honran y celebran al que murió en la cruz, los segundos también obtiene cierto beneficio de estos días muy a su manera. Sin embargo también hay un tercer grupo, uno más profano que disfruta tanto de mirar sufrir como de compadecer al peregrino y a la trinidad, y por qué no, a veces hasta reírse de esto.

Por ello es que hemos preparado esta lista con 13 películas imprescindibles que mirar en estos días, ya sea después de asistir a la iglesia, de llegar de un pesado día laboral, o desde la comodidad de dónde se esté descansando. Después de todo, hay Jesucristo para todos los gustos.

Fist of Jesus. Fuente: Promofest
Fist of Jesus. Fuente: Promofest

Alucarda (1978)

Juan López Moctezuma logra crear un perfecto equilibrio entre lo sublime y lo profano en esta cinta, pues Alucarda no sólo es un viaje por el satanismo, sino también por la pureza y el desenfreno sexual.

Alucarda (Tina Romero) es una joven que sin quererlo cae rendida ante los encantos de Justine (Susana Kamini), la nueva mujer llegada al convento donde ambas estarán recluidas, por lo que tendrán todo el tiempo necesario para comenzar una relación cuyo amor y lealtad las arrastrarán a lo más profundo del infierno donde la brujería y las posesiones están a la orden de Satán.

Fist of Jesus (2012)

No todo tiene por qué ser sangre ni profanaciones en esta lista…o tal vez sí, pero lo que es seguro es que con risas se miran mejor. Por ello decidimos incluir esta obra que, aunque no es una película sino un cortometraje de apenas 15 minutos, logra crear uno de los “Jesucristos” más graciosos habidos y por haber gracias a sus directores Adrián Cardona y David Muñoz.

Jesús, como buen maestro, gusta de compartir sus enseñanzas con sus fieles discípulos, sobre todo con su inseparable (y nunca traicionero) amigo del alma: Judas. Sin embargo, cuando el padre de un tal Lázaro le comunica que éste ha muerto, el hijo de dios le devolverá la vida, aunque con esto dará inicio un apocalípsis zombie como nunca antes se había visto, donde no pueden faltar desde romanos hasta cowboys zombies (¡Hell yeah!).

Puedes verlo completo a continuación:

Subconscious Cruelty (2000)

Karim Hussain presenta esta película de terror experimental donde nos introduce por un sangriento, brutal y sin sentido viaje a lo más profundo del subconsciente, pues esta cinta tiene como finalidad “mostrar”, o al menos intentar, explicar el funcionamiento del hemisferio derecho e izquierdo del cerebro.

En esta cinta donde veremos desde recién nacidos en sufrimiento hasta cerebros putrefactos, también seremos testigos de cómo un Cristo es atrozmente rebajado, atormentado e incluso devorado de una forma sumamente brutal, una imagen que probablemente quede grabada en lo más profundo de nuestro subconsciente.

The Devils (1971)

Esta cinta de Ken Russell, basada a su vez en la novela “Los demonios de Loudon”, del escritor Aldous Huxley, es tanto más tenebrosa por cuanto más real es, pues está basada en un caso histórico totalmente verídico de la más perversa histeria colectiva.

Aquí veremos una historia de amor, tragedia y culpa, pues lo que en un principio sólo es un romance profano entre un sacerdote (Oliver Reed) y una joven mujer, pronto se convierte en una pesadilla cuando todas las monjas del convento sean poseídas por el mismísimo demonio, dando pie a uno de los exorcismos más grandes, perversos y sexuales de los que la historia tiene registro.

La última tentación de Cristo (1988)

Todos conocemos la historia (la verdad, el mito, la leyenda, el cuento, la mentira; como cada uno de ustedes quiera tomarlo), pero, qué habría pasado si el gran salvador se hubiera arrepentido de ser crucificado en el último momento; qué habría sucedido si en lugar de morir por la humanidad hubiera preferido vivir una vida al lado de la mujer que amó; qué pensamientos hubieran pasado por su cabeza antes, durante y después de realizar tal sacrificio.

Martin Scorsese resuelve estas dudas en La última tentación de Cristo, donde Willem Dafoe interpreta a un Jesús quizá más humano y, por ende, más profano, pero que a fin de cuentas nos muestra un lado más apegado a una realidad alterna de lo que sucedió en aquel entonces.

El día de la bestia (1995)

Aunque la trama ocurre en vísperas de Navidad, nada mejor que mirar la partida del Señor con la llegada del Anticristo.

Alex de la Iglesia cuenta una historia en la que un sacerdote (Álex Angulo) y un amante del heavy metal (Santiago Segura) deben impedir el nacimiento del hijo del Diablo en pleno Madrid, por lo que emprenderán un viaje lleno de oscuridad, sangre y risas para conseguirlo.

Jesucristo cazador de vampiros (2001)

Si creíamos que Jesús odia la diversidad sexual, esta cinta llega para demostrarnos todo lo contrario, pues luego de que las lesbianas comienzan a desaparecer de la faz de la tierra, la iglesia decide pedir ayuda al Todopoderoso, quien no en forma de ostia ni de vino, sino de carne y hueso, baja al mundo para luchar con una horda de vampiros que, por alguna razón, necesitan de estas “pecadoras” para lograr sus atroces planes.

Stigmata (1999)

Odiada por muchos y amada por otros, Estigma (1999) es una cinta de Rupert Wainwright que dio bastante de qué hablar durante su estreno, pues en ella se apreciaba con lujo de detalle cómo una joven comenzaba a sufrir en su propio cuerpo las heridas de cristo, desde las flagelaciones con látigos en la espalda hasta cortadas en la frente cual si hubieran sido provocadas por una corona de espinas.

Viridiana (1961)

Luis Buñuel es un hombre que no puede faltar en listados como estos, y menos cuando nos cuenta la historia de una mujer (Silvia Pinal) que, creyendo haber sido violada por su tío y quien resulta ser un fanático religioso, decide convertirse en mártir para expiar sus culpas, aunque como dicen por allí, “tal vez el pecado saldrá más barato que la penitencia”.

El Club (2015)

La llegada de un intruso casi siempre suele desestabilizar las cosas en un lugar donde sólo hacía falta un pequeño contrapeso para que todo terminara por desmoronarse, como lo es el caso de esta cinta del director Pablo Larraín, donde nos narra la historia de cuatro curas que, tras la llegada de un quinto, comienzan a rememorar las crueles acciones que los llevarán a aislarse del mundo antes de que la sociedad decidiera tomar justicia por su propia mano.

Simón del desierto (1965)

Si en la película anterior de Luis Buñuel vemos a Silvia Pinal ser una mujer totalmente bondadosa, en esta obra del mismo director se convierte en la más pecaminosa y exquisita tentación, pues es la encargada de darle vida al mismo diablo, quien tentará el puro corazón de un hombre que ha decidido comenzar una dura penitencia.

Life of Brian (1979)

Los Monty Python nos traen la que fácilmente podría ser la película de Semana Santa por antonomasia, pues en esta cinta totalmente disparatada seremos testigos de cómo un hombre es confundido desde su nacimiento con el mismo Jesucristo –y todo por haber nacido el mismo día, pero en el establo de a lado-, por lo que crecerá como un hombre idealista y soñador que termina por convertirse en el líder de una religión pero, ¿podrá soportar tal carga?

El velocipastor (2018)

Si en esta lista hemos visto desde sacerdotes violadores hasta dignos soldados de Dios, no puede faltar esta película de comedia grabada a manera de ser un “Grindhouse” cuyo valor reside en su absurdo total, pues en ella veremos a Doug Jones (Gregory James Cohan), un joven y atlético padre quien por una extraña maldición termina por transformarse en un salvaje velociraptor. Ahora, con tal de regresar a su vida normal deberá hacer equipo con una prostituta que lo ayudará a pelear contra proxenetas, narcotraficantes y ninjas.

No queda más que decir sino que, en el nombre de todo lo profano, lo sagrado y lo gracioso, pueden ir en paz…